miércoles 29 de mayo de 2024 04:51 am

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

El Comité de Mujeres y Equidad de Género del Concejo Municipal comenzó a debatir la iniciativa que daría un respiro a miles de familias de bajos recursos, muchas de ellas latinas, que no pueden costear guarderías para sus hijos ni logran acceder a programas gratuitos o de bajo costo.

Una de las grandes quejas que manifiestan familias latinas de bajos recursos en la Gran Manzana es la falta de acceso a guarderías para sus hijos o servicios de cuidado infantil, que aunque existen, muchas veces resultan un golpe feroz a sus bolsillos, debido a los elevados costos que pueden representar. Hogares con ingresos de entre $30,000 y $40,000 al año no tienen manera de pagar planes que llegan a valer hasta $20,000 al año por cada pequeño, y otros no logran acceder a sitios gratuitos o baratos.
Y con el fin de mejorar y ampliar los servicios de cuidado infantil en toda la ciudad como un derecho básico, incluso estableciendo programas gratuitos para todos los residentes de los cinco condados, en el seno del Concejo Municipal se está debatiendo un proyecto de ley que busca establecer una oficina de cuidado infantil para supervisar que nadie se quede sin ese servicio. De aprobarse la ley, a más tardar cuatro años después de que entre en vigor, ningún niño se quedaría sin cobertura.

Así quedó claro recientemente, en medio de una audiencia que tuvo lugar en el Comité sobre Mujeres y Equidad de Género del Concejo Municipal, donde se advirtió que la Oficina de Cuidado Infantil que se cree, tendrá la obligación de velar por el cuidado de pequeños, incluso buscando formas de ampliar servicios disponibles durante las noches y los fines de semana, identificando vecindarios donde el acceso al cuidado infantil sea limitado y realizando informes anuales sobre las necesidades de cuidado infantil.

La concejal Jennifer Gutiérrez aseguró que las familias neoyorquinas ya no “pueden darse el lujo” de retrasar la aprobación de leyes de cuidado infantil para todos, pues la falta de acceso a estos servicios está devastando a comunidades completas.

“El sistema existente tiene profundas fallas y, si bien los esfuerzos de la administración representan un paso en la dirección correcta, no alcanzan la transformación integral que los padres, los proveedores y nuestra economía del cuidado necesitan desesperadamente”, dijo la líder política de Brooklyn, recalcando que los planes promovidos hasta ahora por la Ciudad no son suficientes y afectan también la economía local. “Este proyecto de ley es un plan meticulosamente elaborado, moldeado por la sabiduría de defensores y proveedores que han dedicado décadas a este campo y se trata del resurgimiento de nuestras comunidades y la revitalización de nuestra economía”.

Datos del Concejo Municipal señalan que debido a que neoyorquinos de bajos recursos no pueden trabajar por cuidar a sus hijos, la Ciudad enfrenta una pérdida de $23,000 millones en producción económica y $2,200 millones en ingresos fiscales anuales.

“Este proyecto de ley aborda las injusticias de larga data que sufren las mujeres predominantemente negras, latinas e inmigrantes que forman la columna vertebral de nuestra fuerza laboral de cuidado infantil”, agregó la concejal latina, acotando que también urge mejorar las condiciones de quienes prestan los servicios de cuidado. “Ya es hora de que les proporcionemos salarios justos y los beneficios que merecen por el trabajo indispensable que realizan en la crianza de nuestros hijos”.

La presidenta del Concejo Municipal, Adrienne Adams, también ha manifestado su apoyo al proyecto de ley, y advirtió que urgen mejoras.

“El cuidado infantil asequible y accesible es esencial para los padres que trabajan en toda la ciudad, y mejorar nuestro sistema de cuidado infantil ha sido una prioridad clave para nuestro primer Concejo mayoritario de mujeres, que aprobó un paquete histórico de cuidado infantil el año pasado”, dijo la jefa del órgano legislativo neoyorquino, quien sin embargo aclaró que a la iniciativa le falta mucho camino por recorrer antes de ser ley. “Como ocurre con cualquier proyecto de ley, continuaremos pasando por el proceso legislativo del Concejo”.

Durante la audiencia, el Comité de Mujeres también hizo un llamado a la Legislatura estatal y a la Gobernadora Hochul para que firmen proyectos de ley que eliminarían los requisitos de salario mínimo y horas para los solicitantes de asistencia para el cuidado infantil y proporcionarían un crédito fiscal comercial para los empleadores y guardería, respectivamente.

Por  Edwin Martínez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *