jueves 18 de julio de 2024 23:55 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Los glaciares de Suiza han sufrido una reducción del 10 % en su volumen en dos años, impulsada por veranos cálidos consecutivos y escasas nevadas.

Los icónicos glaciares de Suiza han estado en el centro de atención y las noticias están lejos de ser tranquilizadoras.

Un nuevo informe de la Red Suiza de Vigilancia de Glaciares (Glamos) revela una devastadora reducción del 10% en el volumen de los glaciares del país en solo dos años.

Esta alarmante tendencia genera preocupación sobre el futuro de estos majestuosos campos de hielo alpinos, incluso si se logran los objetivos climáticos.

Pérdidas récord de hielo

El informe anual de Glamos revela la dura realidad de la situación. Solo este año, los glaciares suizos han experimentado una pérdida de volumen del 4% (la segunda mayor disminución registrada) después del impactante derretimiento récord del año pasado, que experimentó una reducción del 6%.

Dicha estadística de Glamos subraya la urgencia de la situación y han llevado a los glaciólogos a emitir una severa advertencia.

“Es terrible”, expresa el jefe de Glamos en su informe, reflejando la preocupación que rodea esta cuestión. El rápido declive es evidente: los glaciares de Suiza han perdido tanto volumen en los últimos dos años como durante las tres décadas que van de 1960 a 1990.

Esta tendencia incesante se atribuye a veranos cálidos consecutivos y a una importante falta de nevadas durante el invierno anterior. Si estos patrones climáticos persisten, se espera que el ritmo de deshielo se intensifique, poniendo en peligro aún más a los glaciares.

Pequeños glaciares en desaparición

La crisis queda claramente ilustrada por la desaparición de algunos de los glaciares más pequeños de Suiza. Glamos dejó de monitorear el glaciar St Annafirn este año, ya que no quedaba hielo para medir.

Otros se están reduciendo a un ritmo tan alarmante que incluso la adhesión al objetivo del Acuerdo de París de limitar el aumento de la temperatura global a 1.5 °C puede no ser suficiente para salvarlos.

Incluso los glaciares más grandes, como el Aletsch, que en algunas partes tiene espesores de hielo de hasta 800 metros, están amenazados. Los expertos advierten que sin una reducción sustancial de las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con el calentamiento global, estos glaciares más grandes podrían desaparecer en una generación.

Además, durante el calor récord de 2022, los ríos suizos se calentaron tanto y el agua escaseó tanto que hubo que sacar los peces de ellos y colocarlos en tanques para sobrevivir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *