lunes 17 de junio de 2024 12:35 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

David DePape, el agresor que atacó a Paul Pelosi, esposo de la ex presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, ha sido declarado culpable de agresión e intento de secuestro.

Un jurado declaró culpable a David DePape, el agresor responsable de un ataque contra Paul Pelosi, esposo de la expresidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, en un caso que se desarrolló en San Francisco.

El veredicto se produce después de un juicio de una semana de duración en el Tribunal Federal Phillip Burton en el centro de San Francisco, California.

En el asalto, que ocurrió el 28 de octubre del año pasado, DePape irrumpió en la casa de Pelosi armado con un martillo. El incidente dejó a Paul Pelosi, de 83 años, con una fractura de cráneo y otras lesiones, lo que lo llevó a una hospitalización de seis días.

Cuando se emitió el veredicto unánime de culpabilidad, DePape, un ciudadano canadiense que reside en Estados Unidos desde hace dos décadas, mostró una “conducta sombría, jugueteando con los dedos”, según informa la cadena BBC.

Cabe mencionar que la decisión del jurado allana el camino para una posible pena de prisión de hasta 50 años para el agresor condenado.

Ataque con martillo a la residencia de Pelosi

Las pruebas en vídeo presentadas durante el juicio capturaron los momentos escalofriantes cuando DePape irrumpió en la residencia de Pelosi con un martillo. A pesar de que la señora Pelosi no estaba en casa en ese momento, DePape la buscó agresivamente. Al responder a una llamada al 911, los agentes encontraron a ambos hombres agarrando un martillo, lo que provocó una tensa confrontación.

Las imágenes de la cámara corporal, mostradas en el tribunal, mostraron que DePape golpeó a Pelosi tres veces con el martillo. En su testimonio, Pelosi relató que el atacante había expresado su intención de “eliminar” a Pelosi, refiriéndose a él como “la líder de la manada”.

La abogada designada por el tribunal de DePape, Jodi Linker, argumentó que su cliente suscribía teorías de conspiración de derecha y atacó a Pelosi basándose en estas creencias. Afirmó que DePape culpó a las élites corruptas por la supuesta desaparición de Estados Unidos y que estaba motivado por el deseo de exponer lo que él creía que era la verdad.

Los fiscales, sin embargo, presentaron una narrativa diferente, afirmando que las acciones de DePape eran parte de un “plan de violencia”. Su posesión de bridas y cinta adhesiva, junto con declaraciones sobre mantener cautiva a la señora Pelosi, agregaron una dimensión siniestra al caso.

Cargos estatales y posible cadena perpetua

Si bien DePape enfrenta hasta 20 años por intento de secuestro y 30 años adicionales por agredir a un familiar de un funcionario federal, también enfrenta cargos estatales separados, que incluyen intento de asesinato, asalto con arma mortal y robo residencial. Si es declarado culpable de estos cargos más graves, podría enfrentarse a cadena perpetua.

Mientras continúa el proceso legal, la familia Pelosi expresó su gratitud por el apoyo y reconoció la compostura y el coraje de Paul Pelosi durante todo el juicio. El veredicto, como afirmó el fiscal estadounidense Ismail Ramsey, envía un mensaje rotundo de que no se tolerarán ataques físicos contra miembros del Congreso o sus familias, independientemente de sus creencias políticas.

Cabe mencionar que David DePape aseguró en el juicio que estaba influenciado por las teorías de conspiración de la ultraderecha cercana al expresidente Donald Trump y dijo que quería que Nancy Pelosi confesara su supuesta participación en una trama de corrupción.

Además, se publicó que el acusado tenía el plan de ingresar a la residencia “disfrazado de unicornio”, retener a la expresidenta de la Cámara de Representantes y someterla hasta que dijera “lo que él quería escuchar”.

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *