sábado 24 de febrero de 2024 22:00 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

NUEVA YORK — El expresidente Donald Trump regresó este jueves a su juicio civil por fraude empresarial como espectador, después de un mes de atacar el proceso desde lejos.

Cuando los testimonios estaban llegando a su fin después de más de dos meses, el candidato presidencial republicano favorito para 2024 se presentó en la corte para ver a un profesor de contabilidad testificar sobre temas financieros importantes para el caso.

Está previsto que el propio Trump suba al estrado el lunes por segunda vez.

Incluso mientras hace campaña para recuperar la presidencia y lucha contra cuatro casos penales, Trump está dedicando mucha atención a la demanda de Nueva York. Ha sido un espectador frustrado, un testigo conflictivo y un comentarista acalorado afuera de la puerta de la sala del tribunal.

“Esta es una caza de brujas y un juicio muy corrupto”, dijo Trump de camino al tribunal el jueves.

El caso está poniendo a prueba su patrimonio neto, escudriñando el imperio inmobiliario que construyó su reputación y amenazando con impedirle hacer negocios en su estado natal.

La demanda de la fiscal general de Nueva York, Letitia James, acusa a Trump, a su empresa y a algunos ejecutivos de engañar a bancos y aseguradoras al presentarles estados financieros llenos de valores inflados de activos emblemáticos como su ático en la Trump Tower y Mar-a-Lago, el club de Florida donde ahora vive. Los estados de cuenta se proporcionaron para ayudar a asegurar acuerdos, incluidos préstamos a tasas de interés atractivas disponibles para personas muy ricas y algunos préstamos requerían estados de cuenta actualizados cada año.

Trump niega haber actuado mal y afirma que las cifras de las declaraciones en realidad no alcanzan su riqueza. También minimizó la importancia de los documentos para conseguir acuerdos, diciendo que estaba claro que los prestamistas y otros deberían hacer sus propios análisis. Y afirma que el caso es un abuso de poder partidista por parte de James y el juez Arthur Engoron, ambos demócratas.

El testigo del jueves, el profesor de contabilidad de la Universidad de Nueva York, Eli Bartov, compareció en defensa de Trump. En un informe preparado antes de su testimonio, Bartov cuestionó las acusaciones de la fiscal general de que los estados financieros de Trump violaban las reglas contables básicas.

El profesor añadió que en el mundo contable y financiero, los destinatarios ven estas declaraciones sólo como un punto de partida para realizar sus propios análisis.

Trump ha criticado regularmente el caso en su plataforma Truth Social.

Sus comentarios extrajudiciales le valieron una multa de $10,000 el 26 de octubre, cuando Engoron decidió que Trump había violado una orden de mordaza que prohíbe a los participantes en el juicio hacer comentarios públicos sobre el personal del tribunal. Los abogados de Trump están apelando esa orden.

James no ha dejado que Trump quede sin respuesta; a menudo, pero no el jueves, se presenta ella misma ante el tribunal cuando él está allí y hace sus propios comentarios en las redes sociales y en las escaleras del tribunal. A los abogados del caso se les ha dicho que no hagan declaraciones a la prensa en el pasillo, pero al expresidente se le ha permitido hacerlo.

“Aquí hay un hecho: Donald Trump ha estado involucrado en años de fraude financiero. Aquí hay otro hecho: cuando se infringe la ley, hay consecuencias”, escribió su oficina esta semana en X, anteriormente Twitter.

Si bien el juicio sin jurado está ventilando acusaciones de conspiración, fraude de seguros y falsificación de registros comerciales, Engoron dictaminó de antemano que Trump y otros acusados participaron en fraude. Ordenó que un síndico tomara el control de algunas de las propiedades de Trump, pero un tribunal de apelaciones ha pospuesto esa orden por ahora.

En el juicio, James busca más de $300 millones en multas y una prohibición para que Trump y otros acusados hagan negocios en Nueva York.

No está claro exactamente cuándo concluirán los testimonios, pero se espera que sea antes de Navidad. Los alegatos finales están programados para enero y Engoron espera tomar una decisión a finales de ese mes.

telemundo47.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *