sábado 13 de julio de 2024 02:58 am

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Peña estima no se pueden tomar decisiones unilaterales

EE.UU. promete US$100 millones para intervención

SANTO DOMINGO,RD.- La vicepresidenta Raquel Peña dijo ayer domingo que el Gobierno está dispuesto a sentarse en la mesa del diálogo con las autoridades de Haití para buscar una solución armoniosa al conflicto generado por la construcción de un canal  en el río Masacre por parte del vecino país.

Al salir de la eucaristía por el Día de la Virgen de las Mercedes, en el Santo Cerro de la provincia La Vega, Peña coincidió con el nuncio Piergiorgio Bertoldi, que clamó por una solución pacífica a la situación que ha generado la obra, entre ellas el cierre de la frontera .

«En la mesa del diálogo, pero no tomar decisiones de manera unilateral como ellos lo están haciendo»Raquel PeñaVicepresidenta de la República“

«Realmente, coincide con las de nuestro presidente, de nuestro gobierno, en la mesa del diálogo, pero no tomar decisiones de manera unilateral, como ellos lo están haciendo», sostuvo la vicepresidenta de la República.

Afirmó que el Gobierno siempre ha sido solidario con el pueblo haitiano y por eso hay que sentarse a conversar de manera diplomática.

«Estamos en toda la disposición de sentarnos a dialogar porque si hay un pueblo que  ha sido solidario con nuestros hermanos haitianos ha sido la República Dominicana «, recordó.

EE. UU.  promete US$100 millones

El gobierno de Estados Unidos prometió 100 millones de dólares para apoyar la propuesta de una fuerza multinacional encabezada por Kenia para restablecer la seguridad en Haití, devastado por la violencia, e instó a otros países a realizar contribuciones similares.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, anunció que Washington proporcionará respaldo logístico, incluyendo inteligencia, transporte aéreo, comunicaciones y apoyo médico para la misión, que necesita la luz verde del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Además de Kenia, que dirigirá el operativo, Jamaica, Bahamas y Antigua y Barbuda se han comprometido a movilizar efectivos.

Blinken pidió a la comunidad internacional que se comprometa a aportar personal, además de equipos, logística, formación y financiamiento para que el despliegue tenga éxito.

«El pueblo de Haití no puede esperar mucho más», dijo ante los ministros de Exteriores de más de 20 naciones que han expresado su apoyo a la misión.

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, se hizo eco de la urgencia manifestada por Blinken y dijo ante la Asamblea General de la ONU que se necesita personal militar y policías, y que el uso de la fuerza «sigue siendo esencial para crear un entorno en el que el Estado pueda volver a funcionar».

Apoyo internacional

La misión multinacional de ayuda a la Policía de Haití que solicitó el propio Gobierno del país a las Naciones Unidas recaba cada vez más apoyos concretos, y parece que una votación en el Consejo de Seguridad se podría producir tan pronto como la semana que viene.

En una rueda de prensa en Nueva York, el principal encargado para Latinoamérica del Departamento de Estado estadounidense, Brian Nichols, dijo que espera «que el Consejo actúe con rapidez la semana que viene» para considerar la resolución, en la que su país lleva tiempo trabajando junto a Ecuador.

«Hay un apoyo mayoritario», aseguró el encargado, que añadió que «existe un sentimiento abrumador de que ya es hora».

Poco antes, el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, anunció durante un evento ministerial con motivo de la Asamblea General de Naciones Unidas que Washington se ha comprometido a apoyar con hasta 100 millones de dólares la futura misión.

Además, anunció que Estados Unidos dará 65 millones suplementarios «para profesionalizar» a la policía haitiana.

«Con nuestro apoyo, esta misión puede desplegarse en cuestión de meses, y no tenemos tiempo que perder», dijo Blinken.Presidente Luis Abinader

Oposición critica el cierre; Presidente llama la unión

Para el precandidato presidencial por el Partido Fuerza del Pueblo (FP), Leonel Fernández, el cierre de la frontera fue un error que afecta severamente a los comerciantes dominicanos.

«Respecto al cierre de fronteras, consideramos que se ha cometido un error, porque el comercio entre Haití y República Dominicana representa diariamente un comercio de más de 150 millones de pesos, representa anualmente más de mil millones de dólares…», dijo durante una actividad proselitista el pasado sábado.

El expresidente durante tres periodos de gobierno (1996-2000; 2004-2012) entiende que el cierre de la frontera «no va a lograr que en Haití se detenga la construcción del canal. Tenemos que apelar a otros métodos más eficaces y más en el ámbito de la diplomacia regional», dijo.

En sentido parecido se expresó ese mismo día el precandidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Abel Martínez, quien demandó una comisión que – a su juicio- debe encabezar la vicepresidenta de la República, Raquel Peña, e integrada por otras personalidades de la vida nacional. Dicha comisión debe dejar fuera al presidente de la República, Luis Abinader, quien, a entender de Martínez, está haciendo campaña política con el tema.

El mandatario a su vez, aprovechó un acto político como precandidato del Partido Revolucionario Moderno (PRM) para llamar nueva vez a la oposición política a «unirse en la defensa de los intereses de la nación».

«Yo les pido que acepten y que vengan de igual a igual, a discutir con nosotros para tener una sola posición en relación con la República Dominicana y el vecino país», externó Abinader.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *