miércoles 24 de abril de 2024 08:35 am

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

El consumo de tabaco en la ciudad de Nueva York ha disminuido drásticamente en los últimos 20 años, del 22% en 2002 al 9% en 2021.

Para frenar el tabaquismo entre los neoyorquinos el Departamento de Salud lanzó una nueva campaña de ayuda y acceso a recursos para el tratamiento del consumo del tabaco.

Los neoyorquinos que quieran dejar de fumar pueden ponerse en contacto con la Línea para dejar de fumar del Estado de Nueva York (NYSSQL, por sus siglas en inglés) o con la Línea de ayuda para fumadores asiáticos (ASQ, por sus siglas en inglés), donde podrán hablar con un consejero para dejar de fumar, y aquellos que reúnan los requisitos -la mayoría- podrán recibir un kit de inicio gratuito de NYC Quits con medicamentos de nicotina (parches y pastillas de nicotina). Las personas que dejan de fumar pueden añadir años a su vida y mejorar su salud. Los medicamentos de nicotina más el asesoramiento pueden duplicar las posibilidades de que alguien deje de fumar con éxito.

Con una inversión de $1.5 millones la campaña “¡Todos los neoyorquinos!” se está cumpliendo del 5 al 30 de junio en toda la ciudad a través de anuncios de televisión, radio y sitios digitales, LinkNYC y el Ferry de Staten Island.

“Los hechos son claros, el consumo de tabaco sigue siendo uno de los principales riesgos de enfermedad, sufrimiento y muerte evitables para los neoyorquinos, y aunque las grandes compañías de tabaco harán lo que sea para que la gente siga fumando, tenemos herramientas y el compromiso tenaz de ayudar a nuestra ciudad a defenderse”, manifestó el Comisionado de Salud Dr. Ashwin Vasan. “Esto es especialmente cierto para la gente de color y las comunidades como la mía, la de los isleños asiáticos del Pacífico, que son el objetivo específico de los mensajes de la industria para que fumen. Todos los neoyorquinos que fuman deberían utilizar los recursos gratuitos y disponibles, como la línea telefónica para dejar de fumar del Estado de Nueva York, para empezar hoy mismo a llevar una vida más sana”, agregó el funcionario.

Causa varias enfermedades

El consumo de tabaco puede causar derrames cerebrales, diabetes, enfermedades cardíacas, pulmonares, vasculares y más de 10 tipos de cáncer. La tasa de prevalencia del tabaquismo en la ciudad de Nueva York ha disminuido drásticamente en los últimos 20 años del 22% en 2002 al 9% en 2021 según la Encuesta de salud comunitaria de la ciudad de Nueva York de 2021, pero algunos neoyorquinos continúan fumando a tasas más altas.

Comunidades más expuestas

Estas desigualdades relacionadas con el tabaquismo existen porque algunas comunidades están más expuestas a factores nocivos que fomentan el tabaquismo (como los mensajes de la industria o el acceso a productos nocivos) y tienen menos factores de protección (como el acceso a recursos de afrontamiento saludables o apoyo al tratamiento). La intersección de identidades y formas de injusticia que experimentan las personas puede contribuir a influencias aún más matizadas en el comportamiento. En 2019-2020, los hombres asiáticos o de las islas del Pacífico nacidos fuera de los EEUU tenían más probabilidades de fumar que los hombres asiáticos o de las islas del Pacífico nacidos en los EEUU (20% frente a 5%). Los datos cuentan una historia diferente cuando se observa a los neoyorquinos negros y latinos. Por ejemplo, los hombres negros y latinos tenían más probabilidades de fumar si nacieron en los EEUU (23% y 21%, respectivamente) que fuera de los EEUU (5% y 11%, respectivamente)

Apoyo contra el tabaquismo

Para brindar un mejor apoyo a las comunidades más afectadas por las desigualdades relacionadas con el tabaquismo, se han lanzado programas de tratamiento en los Centros de Acción de Salud de East Harlem y Tremont. Los neoyorquinos que fuman o vapean pueden acceder a asesoramiento y a un kit inicial de apoyo con medicamentos (parches y pastillas de nicotina), ya sea que estén o no listos para dejar de fumar en este momento. Los medicamentos de nicotina, como los parches y las pastillas, reemplazan la nicotina que las personas obtienen al fumar o vapear sin los químicos dañinos y cancerígenos. Los medicamentos de nicotina son seguros y no tienen efectos secundarios o tienen efectos secundarios leves cuando se usan correctamente.

Diversos tipos de ayuda
Visite la línea para dejar de fumar del estado de Nueva York o llame al 866-NY-QUITS (866-697-8487) para solicitar un kit de inicio gratuito de medicamentos con nicotina y hablar con un Quit Coach. Un terapista para dejar de fumar lo ayudará a crear un plan sobre cómo hacer frente a los desencadenantes sociales y emocionales y ver qué dosis de medicamentos de nicotina controlará mejor sus síntomas físicos de abstinencia de nicotina. Todos los servicios son confidenciales y pueden ser utilizados por cualquier persona, independientemente de su seguro o estatus migratorio.
Puede obtener información sobre los programas de tratamiento en los Centros de Acción de Salud de East Harlem (855-789-8760) y Tremont (718-508-0722).
Hable con su proveedor de atención médica sobre los medicamentos para el tratamiento del tabaquismo (PDF) y las opciones de asesoramiento. La mayoría de los planes de seguro médico (PDF), incluido Medicaid, cubren servicios para ayudarlo a dejar de fumar.
Si no está listo para dejar de fumar, todavía hay apoyo disponible para ayudarlo a alcanzar sus objetivos, incluidas las opciones de tratamiento para ayudarlo a reducir o evitar fumar cuando lo desee. Visite nyc.gov/health y busque retiro para obtener más información. Encuentre programas locales para dejar de fumar y dejar de vapear.

Por: Luis F. Cañarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *