viernes 12 de julio de 2024 15:39 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Miguel González, adolescente de 17 años, fue arrestado como sospechoso del homicidio de Malik Bright (22), quien irónicamente estaba en libertad condicional tras resultar herido en otra balacera

Miguel González, adolescente de 17 años, fue arrestado como sospechoso del homicidio de Malik Bright (22), baleado cerca del NY Yankee Stadium a principios de este mes.

González, residente de El Bronx, fue detenido el lunes por la mañana y acusado de homicidio y posesión criminal de un arma de fuego en relación con el tiroteo la tarde del 11 de mayo en East 164th Street y River Avenue, en el vecindario Concourse.

Bright recibió dos impactos en la parte posterior de la cabeza cuando pasaba por la entrada de Mullaly Park, a pocos pasos del estadio, alrededor de las 6:45 p.m. dijeron las autoridades en ese momento. Fue llevado al Lincoln Medical Center, donde sucumbió a sus heridas dos días después. Irónicamente Bright estaba en libertad bajo fianza tras sobrevivir a un tiroteo en septiembre pasado.

No está claro si hay conexión entre ambas balaceras. El homicidio de este mes aparentemente se debió a una disputa sobre una mujer, dijo la policía ayer. González, quien fue atrapado en un edificio de apartamentos en El Bronx, tenía un arresto anterior por robo, dijo la policía.

Bright había sobrevivido tras resultar herido en un tiroteo el 7 de septiembre que cobró la vida de Tysheem Ceruti, de 27 años, en Bedford-Stuyvesant, dijeron las autoridades. Cuatro meses después, el 6 de enero de este año, fue acusado de posesión criminal de un arma de fuego cargada y de imprudencia temeraria en relación con ese incidente, reportó New York Post.

Estaba en libertad bajo fianza en relación con esos cargos, dijo la oficina del fiscal de distrito de Brooklyn. Adicionalmente Nicholas Seabrook, de 24 años, fue arrestado el 17 de enero y acusado de homicidio y posesión criminal de un arma de fuego cargada en relación con la muerte de Ceruti.

En los últimos años, la ola de violencia armada que vive la ciudad involucra a pistoleros menores y adultos, hombres y mujeres, y víctimas de todas las edades. Luego del auge en 2020 y 2021 particularmente entre jóvenes miembros y/o víctimas de pandillas, el 2022 sigue con la misma tendencia, poniendo un gran reto al alcalde Eric Adams, quien desde que asumió el cargo en enero ha encontrado obstáculos dentro de su propio partido demócrata y líderes de “Black Lives Matter” (BLM) para enfrentar la crisis.

En su visita este mes a Nueva York, tras la masacre en Buffalo, el presidente Joe Biden ratificó su mensaje anti violencia armada. En su viaje en febrero a NYC tras el asesinato de dos jóvenes policías hispanos en Harlem también había respaldado el plan del alcalde Adams para poner freno a la delincuencia y la violencia armada y dio a conocer una iniciativa nacional contra el tráfico de armas ilegales.

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *