sábado 13 de julio de 2024 02:44 am

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Reclaman luz verde al proyecto de ley de Buena Causa.

Víctimas de la dura crisis de vivienda que se vive en todo el estado se tomaron este jueves las calles de Bushwick, en Brooklyn, pidiendo protecciones para evitar los desalojos y los aumentos en los alquileres a los que muchos neoyorquinos se enfrentan.  

Más de doscientos inquilinos y estudiantes, a los que se unieron los concejales Sandy Nurse, Jennifer Gutiérrez y Lincoln Restler, marcharon con ollas y sartenes y elevaron sus voces clamando por ‘Justicia en la vivienda’ y exigiendo la aprobación de la ley de ‘Good Cause’.

La crisis de vivienda de Nueva York ha afectado a los inquilinos en todo el estado, con alquileres por las nubes y desalojos que están enviando a los neoyorquinos a las calles y sacándolos fuera del estado en números récord.  Por eso, el reclamo  de que debido a que el proyecto de ley de Buena Causa no ha sido aprobado, quienes tienen alquileres no regulados se han enfrentado a enormes aumentos, con un estimado de cinco millones de hogares en Nueva York que carecen de renovaciones de arriendos garantizadas. Sin esta protección han quedado a merced de los aumentos masivos de alquileres, adujeron.

“Merecemos poder quedarnos en nuestras casas y no estar a merced de los malos caseros que nos suben los alquileres y nos obligan a salir a la calle”,  indicó Carmen León, quien dijo que los últimos 26 años ha vivido en el mismo apartamento con sus dos hijas. “El año pasado, mi arrendador me informó que iba a aumentar mi renta en $800, un aumento adicional de los $500 que ya había aumentado unos meses antes. Los inquilinos como yo no tenemos protecciones y los propietarios pueden aumentar nuestro alquiler tanto como quieran”.

León, quien es miembro de Make the Road New York, instó a los legisladores de Albany a que sometan a votación el proyecto de ley de desalojo por buena causa y lo aprueben en esta sesión legislativa.

La marcha se detuvo en las casas de dos residentes de Brooklyn que actualmente enfrentan grandes aumentos de alquiler y están al borde del desalojo.

Durante el recorrido, los manifestantes también denunciaron la exclusión  de la legislación de Buena Causa en el presupuesto estatal de la gobernadora Kathy Hochul.

Después de vivir en su apartamento en Brooklyn durante más de veinte años,  Blanca Chulunchano señaló que ahora no está segura de poder seguir viviendo allí.

“No hace mucho tiempo, mi arrendador aumentó mi renta en $400, una cantidad exagerada para mí”, sostuvo. “Lo que me está pasando a mí también le está pasando a muchos más inquilinos en toda la ciudad y el estado. No podemos esperar más”.

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *