viernes 17 de mayo de 2024 20:06 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

La localidad de Jan Yunis se convirtió en el epicentro de este sombrío descubrimiento, con un total de 210 cuerpos encontrados desde el pasado viernes. Aún persisten alrededor de 2,000 personas desaparecidas en la zona.

Una nueva fosa común fue descubierta en la franja de Gaza en las últimas horas, esta vez en el patio del hospital Naser, en Jan Yunis, al sur del enclave palestino. El macabro hallazgo se suma a la recuperación de 60 cadáveres este domingo, elevando la cifra de muertos a aproximadamente 34.100 desde el inicio de la ofensiva del Ejército israelí hace más de seis meses.

La localidad se convirtió en el epicentro de este sombrío descubrimiento, con un total de 210 cuerpos encontrados desde el pasado viernes. Sin embargo, aún persisten alrededor de 2,000 personas desaparecidas en la zona, según informó un portavoz del equipo de defensa civil del enclave a la agencia de noticias EFE.

La retirada del Ejército israelí de Jan Yunis a principios de abril después de cuatro meses de combates y bombardeos dejó a su paso una estela de destrucción. Los principales hospitales de la zona, Amal y Naser, quedaron devastados e inoperativos tras el asedio de las tropas, que argumentaron la presencia de presuntos milicianos del grupo terrorista Hamás y la Yihad Islámica en dichos centros.

Hamás condenó estos hallazgos y denunció los “crímenes y atrocidades” cometidos por el ejército israelí. Este episodio trae a la memoria el ataque al hospital Al Shifa, que resultó gravemente afectado y fuera de servicio después de un prolongado ataque israelí, señaló EFE.

Mientras las autoridades gazatíes siguen recuperando cuerpos, la violencia continúa en otras partes de la franja de Gaza.

Muertos en Cisjordania

En Cisjordania ocupada, una redada del Ejército israelí en el campamento de refugiados de Nur Shams dejó al menos 14 muertos y unas cincuenta casas destruidas. Residentes locales describen escenas de devastación, con testimonios que narran cómo las tropas arrasaron con todo a su paso, incluyendo carreteras y viviendas.

Los últimos incidentes reportan dos palestinos muertos en un enfrentamiento en Beit Einun, así como una mujer ultimada en un control militar al norte del valle del Jordán. Además, un sanitario de la Media Luna Roja Palestina perdió la vida por disparos de israelíes mientras atendía a heridos en la aldea de Al Sawiya, al sur de Nablus.

Desde el inicio de la escalada de violencia en octubre, 483 palestinos han perdido la vida en Cisjordania ocupada, incluyendo Jerusalén Este. Entre las víctimas se encuentran aproximadamente cien niños, según datos del grupo humanitario israelí B’Tselem, generando un panorama desolador en medio del conflicto continuo en la región.

Por Luis De Jesús

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *