miércoles 29 de mayo de 2024 04:56 am

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Morris Wortman, médico obstetra y ginecólogo de Rochester demandado en 2021 por fraude y mala práctica, murió en un accidente aéreo en el condado Orleans de Nueva York. El piloto de la nave de fabricación casera también falleció.

Morris Wortman, médico obstetra y ginecólogo de Rochester demandado en 2021 por fraude y mala práctica, murió el fin de semana en un accidente aéreo en el condado Orleans de Nueva York.

Wortman fue uno de los dos hombres muertos en el accidente aéreo el domingo. Había sido acusado de inseminar artificialmente a varias mujeres con su propio esperma sin su consentimiento.

La otra víctima fue el piloto Earl Luce, de 70 años, residente de Brockport. La policía dijo que el avión hecho de manera “casera” a mano se rompió, las alas se desprendieron y cayó al suelo estrellándose en Yates, cerca de la frontera de Nueva York con Canadá.

El accidente de la aeronave, identificado por la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) como un Wittman W-5 Buttercup, sigue bajo investigación. Los hallazgos preliminares indican que “las alas de la aeronave se separaron del fuselaje y cayeron al suelo en un huerto”, dijo el alguacil Christopher Bourke en un comunicado de prensa el lunes, indicó NBC News.

Wortman era un conocido obstetra y ginecólogo en el oeste de Nueva York que a menudo era criticado por manifestantes antiaborto. Fue demandado en 2021 por la hija de una de sus pacientes, que quedó embarazada en la década de 1980, alegando que el médico usó en secreto su propio esperma aunque le dijo que el donante había sido un estudiante de medicina local.

La hija descubrió que Wortman era el donante después de que las pruebas genealógicas de ADN revelaran que tenía al menos nueve medios hermanos, según su demanda por negligencia médica. La demanda civil, que está pendiente en la corte del condado Monroe (NY), dijo que las pruebas de ADN de seguimiento con la hija de Wortman de su primer matrimonio confirmaron el vínculo genético.

A pesar de las acusaciones, Wortman pareció haber seguido operando en Brighton su consultorio, The Center for Menstrual Disorders, “la primera práctica médica en los Estados Unidos dedicada a los trastornos menstruales”, acotó ABC News.

Según The New York Times, Wortman es uno de tres médicos de Rochester que a partir de la década de 1960 utilizaron en secreto su propio esperma para “ayudar” a mujeres a quedar embarazadas. Los otros dos son el Dr. Frederick Dischinger, quien murió el año pasado, y el ya jubilado Dr. Robert Tichell.

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *