viernes 12 de abril de 2024 13:44 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Tras un examen minucioso, fue descubierto un perro faldero oculto en la pintura original “Le Moulin de la Galette” de Pablo Picasso, según anunció el Museo Guggenheim de Nueva York en un comunicado de prensa.

Los expertos descubrieron el detalle oculto en la pintura del artista español que ahora cuelga en aquel museo de la Gran Manzana, mismo que terminó siendo cubierto por el propio pintor.

La obra de arte se completó después de la llegada del artista español a París en 1900 y muestra una escena animada capturada en un restaurante parisino del mismo nombre, lleno de parejas bebiendo vino y disfrutando de una charla, según informa CNN.

“A medida que evolucionaba la composición final, Picasso cubrió apresuradamente al perro con trazos de pintura marrón, dejando evidente el contorno de su cabeza y permitiendo que se vieran indicios de los colores subyacentes”, según el comunicado del museo. 

“Picasso dirigió más la atención hacia las figuras y el espacio al eliminar el canino. Sin embargo, dejó pistas visibles del cambio compositivo, que se convertiría en una práctica frecuente del artista”, agrega el texto del museo.

El descubrimiento fue realizado por expertos en el Guggenheim, el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York y la Galería Nacional de Arte en Washington, DC, según el museo. 

El hallazgo se realizó antes de la inauguración de su exposición “El joven Picasso en París“, que presenta 10 dibujos y pinturas de las primeras obras de Picasso en la capital francesa, donde finalmente se instaló de forma permanente.

Cabe señalar que la exposición “El joven Picasso en París” estará abierta del 12 de mayo al 6 de agosto en Nueva York.

¿Cómo descubrieron al perro oculto?

Para descubrir el perro oculto, los conservadores utilizaron una técnica analítica no destructiva conocida como fluorescencia de rayos X para extraer la composición elemental de los materiales de la pintura.

“Fue interesante para mí que pintó apresuradamente sobre este perro, lo que habría sido un aspecto bastante convincente de la composición”, dijo a CNN la conservadora principal de pinturas del Guggenheim, Julie Barten, y agregó que era una elección artística “interesante”.

Los expertos creen que el perro animado puede ser un Cavalier King Charles Spaniel, y que posiblemente Picasso lo eliminó porque “distraía” demasiado a los espectadores.

“Habría robado el espectáculo”, continuó Barten. “(Los espectadores pueden) mirar con más atención a todas estas otras figuras maravillosas en la composición, para experimentar el espacio de diferentes maneras”.

Picasso tenía una inclinación por alterar su obra de arte, aunque Barten cree que el perro en “Le Moulin de la Galette” proporciona la evidencia más temprana de los retoques del artista, según la cadena de noticias.

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *