lunes 24 de junio de 2024 16:52 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

El incidente en la Fórmula 2 ha generado controversia y debate sobre la responsabilidad de ambos pilotos.

Un momento de terror se vivió en la clasificación del Gran Premio de Mónaco de Fórmula 2 cuando Isack Hadjar, piloto de Campos Racing, estuvo a punto de chocar con Ritomo Miyata en el famoso túnel del Principado.

La principal causa del incidente fue la gran diferencia de velocidad entre ambos pilotos. Hadjar circulaba a más de 200 km/h en una vuelta lanzada, mientras que Miyata se encontraba prácticamente parado en la pista. Esto dificultó que Hadjar pudiera ver al piloto japonés y reaccionara a tiempo.

Sin embargo, cabe destacar que Hadjar ignoró las banderas amarillas que le venían mostrando los comisarios desde antes del accidente. Estas banderas indicaban que había un vehículo más lento en la pista y que debía reducir la velocidad.

El incidente ha generado controversia y debate sobre la responsabilidad de ambos pilotos. Algunos consideran que Miyata también tuvo parte de culpa al no apartarse de la trazada en el estrecho túnel, mientras que otros critican a Hadjar por no prestar atención a las banderas amarillas.

Independientemente de las responsabilidades, este incidente sirve como un recordatorio de los riesgos que conlleva el deporte del motor. Los pilotos deben estar siempre alerta y preparados para reaccionar ante situaciones inesperadas.

Por Humberto Viera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *