sábado 25 de mayo de 2024 12:33 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Una mujer de 31 años enfrenta cargos de homicidio meses después de que su gemela recién nacida fuese hallada en una bolsa de lavandería en El Bronx. Según NYPD es una drogadicta enferma mental a la que anteriormente le quitaron la custodia de cuatro hijos.

Lasasha Gouldbourne enfrenta cargos de homicidio involuntario meses después de que su gemela recién nacida fuese hallada metida en una bolsa de lavandería en El Bronx (NYC).

Según la policía de Nueva York, la madre de la sospechosa fue quien encontró a su nieta entre la ropa sucia. Gouldbourne, de 31 años, fue arrestada el martes por homicidio involuntario, homicidio por negligencia criminal, agresión y actuar de manera perjudicial para un menor.

Los cargos se derivan de sus supuestas acciones después de dar a luz a una niña prematura en el baño de la casa de una amiga en Bronx Park East cerca de Britton St. en el vecindario Allerton el pasado 1 de septiembre, informó ayer Daily News.

Gouldbourne fue acusada de meter a la recién nacida en una bolsa de lavandería con su ropa y llevarla a la casa de su progenitora, que está a unas cuadras de distancia. Le dio la bolsa a su madre, quien normalmente lava su ropa, sin decirle lo que había dentro.

“Ella dijo algo como: ‘Ten cuidado con eso’ y se fue”, describió una fuente policial. Más tarde la madre encontró inconsciente a la bebé recién nacida dentro de la bolsa.

La madre de Gouldbourne llamó al 911 y los médicos llevaron a la bebé al Montefiore Medical Center, donde murió. La infante falleció por asfixia y luego se determinó que fue un homicidio, según la Oficina del médico forense de la ciudad (OCME).

Gouldbourne es una drogadicta que sufre una enfermedad mental a la que anteriormente le quitaron la custodia de cuatro hijos, dijeron las fuentes.

La policía encontró a Gouldbourne en la calle poco después de que descubrieran a la bebé en la bolsa de la ropa sucia. Después de ser detenida, se quejó de dolores y fue llevada al Montefiore, donde luego de una cesárea de emergencia dio a luz a un segundo hijo, gemelo de la niña fallecida, dijo la policía.

Después de dar a luz, Gouldbourne estuvo hospitalizada bajo atención psiquiátrica durante varios meses. Cuando fue dada de alta del hospital a principios de esta semana, fue detenida y acusada de homicidio involuntario en el Tribunal Penal de El Bronx, dijo NYPD.

Todos los cargos son meras acusaciones y se presume que las personas procesadas son inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad en un tribunal.

Las autoridades le recuerdan a los ciudadanos que Nueva York tiene una ley de refugio seguro, que permite a los padres renunciar a un infante de hasta 30 días de nacido de forma anónima y sin cuestionamiento, en hospitales, estaciones de policía o de bomberos y otros espacios designados. También puede dejarlo con alguien y notificar inmediatamente a las autoridades sobre la ubicación del bebé.

El Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *