jueves 18 de julio de 2024 22:30 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ El doctor Maikel Moreno, ex presidente de la Suprema Corte de Justicia de Venezuela, pagó millones de dólares en sobornos para adquirir lujosas propiedades en la República Dominicana,  según los fiscales federales de Estados Unidos que lo enjuician en contumacia en Miami, mientras sigue siendo miembro de la alta corte y viviendo en su país.

Los federales no detallaron cuáles propiedades habría comprado Moreno en la República Dominicana ni la ubicación de las mismas.

Según el expediente, Moreno que fue destituido como presidente de la suprema en Venezuela después de la abolición del congreso controlado por el presidente Nicolás Maduro, también pagó sobornos en Italia, Miami y su propio país.

El monto específico de los sobornos en la República Dominicana tampoco fue especificado.

Esta es la primera información que se divulga públicamente sobre los pagos de sobornos de Moreno en el país caribeño, donde no se conoce si se  ha abierto ninguna investigación sobre el caso de corrupción.

Hasta ahora, las autoridades judiciales dominicanas no se han referido a la acusación de los fiscales federales respecto a los pagos ilícitos de Moreno que habría beneficiado a funcionarios gubernamentales a través de testaferros en el sector privado inmobiliario.

Moreno, también fue acusado junto al mandatario venezolano y otros altos cargos del Gobierno de Venezuela en la Corte Federal del Distrito Sur en Manhattan (Nueva York) en marzo 2020 por narcoterrorismo.

Los fiscales sostienen  que Moreno arregló sentencias en Venezuela favorables a corruptos de cuello blanco a cambio de sobornos cuyo dinero desvió a través de cuentas bancarias locales rentando aviones privados,  y comprando relojes de alta gama, artículos de lujo y bienes raíces en el Sur de  Florida.

Moreno ejerció como presidente de la suprema en Venezuela entre 2017 a 2022, aprovechando su privilegiada posición judicial para extender sus tentáculos de corrupción a otros países, argumenta la acusación.

“El señor Moreno desplegó su poder para enriquecerse a expensas de la justicia. Gastó millones de dólares en pagos de sobornos en propiedades de lujo en Venezuela, Miami, República Dominicana e Italia”, acorde con el expediente.

Desembolsó  $1 millón de para alquilar  aviones privados y pilotos en viajes desde Venezuela a Miami y otros destinos, $600,000 en compras con tarjeta de crédito en las cadenas de tiendas Prada, Ferragamo y otros productos de diseño en Bal Harbour Shops, $50,000 en un lujoso taller de reparación de relojes en Aventura, y un pago de $40,000 a un director de un concurso de belleza venezolano, agregan los fiscales.

Viajó a República Dominicana y otros países en uno de los aviones privados que alquiló y cuando no se desplazaba fuera de Venezuela para negociar los sobornos usaba a sus testaferros.

El fiscal federal adjunto Michael Berger y oficiales de Investigaciones de Seguridad Nacional comenzaron a centrarse en la conducta indebida de Moreno después de indagar  esquemas de sobornos y lavado de dinero entre funcionarios de la compañía petrolera nacional de Venezuela, PDVSA, y contratistas con sede en Miami y otros lugares como República Dominicana.

La fiscalía federal sostiene que cuando Moreno solicitó una visa para Estados Unidos en 2016, reportó que ganaba $12,000 dólares  como juez de la Corte Suprema en Venezuela, pero los investigadores descubrieron que había recibido $3 millones de dólares en su cuenta el Bank of America de Miami entre 2012 y 2016.

Entre sus testaferros estaba  el ex abogado Raúl Gorrín, cercano al presidente Maduro y al fallecido estadista Hugo Chávez y era propietario de un canal de televisión en Caracas y realizó dos transferencias electrónicas a la cuenta de Moreno en Miami: una por $500,000 dólares  de un banco suizo y la otra, por $300,000 de un banco en Australia.

Ese testaferro  es buscado en un caso separado de lavado de dinero de 2018 en Miami acusado de sobornar al ex tesorero nacional, Alejandro Andrade, para malversar cientos de millones del Gobierno de Venezuela, reveló la semana anterior el periódico The Miami Herald.

Andrade se declaró culpable en un tribunal federal de Florida y pagó una multa de más de $250 millones de dólares cumpliendo tres años de prisión por su colaboración con el Gobierno de Estados Unidos.

El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos congeló la cuenta bancaria de Moreno en 2017 y otros activos después de que la corte suprema de Venezuela le quitara autoridad a la legislatura de la nación.

Dos testigos que cooperaron, un asociado de Moreno y un abogado en Venezuela, dijeron a los investigadores federales que el presidente del Tribunal Supremo aceptó sobornos en docenas de casos de partes en casos penales y civiles, según la declaración jurada incluida en el proceso que se le sigue.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *