miércoles 24 de abril de 2024 12:23 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ Veintidós bomberos, entre ellos tres graves, resultaron heridos cuando combatían un fiero incendio de cuatro alarmas el viernes en la tarde en una casa situada en el 84 y 88 de la avenida Shotwell en el vecindario  Annadale del condado de Staten Island.

El periódico local Staten Island Advance dijo que los tres bomberos graves permanecen en estado crítico en el hospital mientras el resto, 19, están en condición estable.

El Departamento de Bomberos (FDNY) publicó una imagen en su cuenta twitter de los escombros dejados por el siniestro en la vivienda cuando una parte de la estructura incluyendo el  techo se derrumbó.

El incendio comenzó en la parte trasera del dúplex semi adjunto de dos pisos a la 1:30 de la tarde y se extendió rápidamente a ambas unidades.

El sábado, el personal del FDNY y los jefes de bomberos inspeccionaron la estructura carbonizada.

El fiero siniestro produjo un espeso humo negro que se elevaba hacia el cielo y  era visible a millas de distancia, el olor a ceniza también era perceptiblemente detectable en el área, añadió el medio.

Aunque los bomberos llegaron en tiempo récord, ya las llamas habían arropado gran parte de la casa desde la parte trasera.

El subjefe del FDNY, Brian Gorman dijo a los reporteros en la escena que el fuego  sigue bajo investigación.

“Mientras los bomberos estaban adentro, parte de la parte trasera”, explicó Gorman.

Un bombero fue rescatado de la ventana delantera y un teniente en el segundo piso.

Tres bomberos fueron trasladados al hospital de la Universidad de Staten Island en Ocean Breeze con heridas graves.

Los otros diecinueve sufrieron heridas leves.

Ningún civil resultó herido.

El incendio fue controlado a las 2:46 de la tarde, dijo el FDNY.

Describiendo el incendio como infernal un vecino dijo que los bomberos llegaron en “dos segundos”.

Miembros de la Cruz Roja Americana  arribaron a la escena para auxiliar a los damnificados  y  residentes.

El repique de las sirenas de los camiones de bomberos se podía escuchar desde todos los rincones de Staten Island a primera hora de la tarde, mientras las unidades del FDNY de todo el condado corrían hacia la escena, describieron los medios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *