sábado 24 de febrero de 2024 16:15 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Los manifestantes pidieron a los líderes políticos del estado que den luz verde a proyectos como el seguro de desempleo para indocumentados, el cuidado infantil para todos, acceso a servicios de salud sin importar estatus migratorio y la despenalización del trabajo sexual.

La semana pasada la gobernadora Kathy Hochul presentó su propuesta para destinar los recursos del presupuesto de $227,000 millones de dólares para el nuevo año fiscal, y en la comunidad inmigrante y los sectores menos favorecidos de Nueva York quedó un mal sabor de boca. ¿La razón?: dentro de la hoja de ruta de prioridades de la mandataria estatal para el 2024-2025, proyectos urgentes para los más vulnerables brillaron por su ausencia.

negándose a quedarse de brazos cruzados y asegurando que no descansarán hasta que el Gobierno estatal incluya dentro del presupuesto una mayor inversión en las comunidades desfavorecidas y desatendidas, cientos de neoyorquinos se movilizaron este martes desde la Gran Manzana, Long Island y Westchester hasta Albany, sede principal del Gobierno estatal, para pedir que no dejen de lado sus necesidades.

En su llamado a la Legislatura y a la Gobernadora Hochul, los manifestantes insistieron en que “la verdadera seguridad implica verdadera inversión”, por lo que exigieron que entre otros proyectos que se quedaron en el tintero, el Estado otorgue beneficios de desempleo para todos los trabajadores, sin importar su estatus migratorio, ofrezca cobertura de salud para todos y apruebe protecciones que eviten que inquilinos sean desalojados de sus casas.

Con carteles en los que se leían frases como “Sí se puede, pero Hochul no quiere”, “el cuidado de salud es un derecho humano” e “inviertan en nuestras comunidades”, los manifestantes se plantaron en las escalinatas del Capitolio urgiendo acciones inmediatas en las negociaciones del presupuesto que se dicuten en la Legislatura.

“Vinimos aquí hoy para dejarle en claro a la Gobernadora Hochul y a los líderes legislativos que todos los neoyorquinos merecen un hogar seguro y asequible, acceso a cobertura médica y beneficios por desempleo, y más”, dijo Theo Oshiro, codirector ejecutivo de la organización Make the Road Nueva York. “Las propuestas de la Gobernadora han estado muy por debajo de la marca para nuestras comunidades, por lo que estamos aquí para recordarle a ella y a sus colegas que las protecciones de desalojo por una buena causa, la Cobertura para Todos y el Programa Puente de Desempleo deben ser parte del presupuesto”.

El activista neoyorquino le dijo a la Gobernadora Hochul que en la actual sesión legislativa, que en vez de seguir moviendo los deseos de donantes multimillonarios “que quieren seguir amañando el sistema”, ya “es hora de aumentar los impuestos a los pocos ricos” que hay en el Estado e invierta en comunidades.

Dentro del pliego de peticiones los manifestantes también destacaron la urgencia de que Albany apruebe normas para detener los aumentos excesivos de alquileres, de luz verde a la ley “Soluciones, No Suspensiones”, para frenar sanciones y expulsiones en escuelas, lo que conduce a la deserción escolar,
financie completamente el sistema educativo de la Ciudad y amplíe los programas gratuitos y a bajo costo de cuidado de niños también para familias indocumentadas.

Asimismo, exigieron que se financie la educación de Kínder a grado 12, la educación superior y la educación para adultos y se avance en la aprobación de la iniciativa “Alto a la Violencia en el Comercio Sexual” para despenalizar el trabajo sexual en Nueva York.

Lucía Díaz, madre de familia, y miembro de la organización Make the Road New York, quien viajó hasta Albany, aseguró que el presupuesto estatal debe mostrar inversiones considerables en educación, alfabetización de adultos, cuidado de niños, vivienda, salud, medio ambiente y la clase trabajadora, pues a diario latinos como ella sienten los efectos de la falta de mayores recursos que mejoren la calidad de vida de su comunidad.

“La escuela de mi hija ha sufrido recortes presupuestarios, el propietario del apartamento donde vivo me subió el alquiler y poner comida en la mesa se está volviendo más difícil”, dijo la inmigrante. “Es imperativo que los legisladores aprueben el paquete legislativo ‘Inviertan en nuestro Nueva York, que podamos cuidarnos unos a otros, reconstruir nuestra economía y poner fin a las exenciones fiscales para los neoyorquinos más ricos”.

Deysi Hernández, residente de Long Island, a quien en el 2018 le diagnosticaron cáncer de mama, destacó la urgencia de que los inmigrantes puedan tener acceso a servicios y cobertura médica de calidad.

“Mi familia y yo estábamos devastados. No tener acceso a un seguro de salud fue abrumador. Lamentablemente, no tener acceso a un seguro de salud también significó que mi diagnóstico llegara tarde. Las facturas médicas pronto se convirtieron en un tremendo estrés. Mi familia y yo sufrimos, sin saber cómo íbamos a pagar nuestras cuentas médicas. Por eso luchamos por la ley de Cobertura para Todos”, dijo la manifestante. “Esta propuesta le garantizaría un seguro médico a todos, sin importar su estatus migratorio. Tener acceso a un seguro de salud podría salvar muchas vidas, pues el acceso a la salud debería ser un derecho, no un privilegio”.

Rodrigo Jiménez, quien traba en la industria de construcción, aseguró que es injusto que aun el Estado sabiendo que los inmigrantes indocumentados pagan más de $100 millones a los fondos por desempleo en Nueva York, no reciben ningún tipo de ayuda cuando pierden sus trabajos, por lo que urgió a Albany que aprueben ese beneficio para todos y suban los sueldos.

Los excluidos no sólo merecen la plena inclusión en el seguro de desempleo, también necesitamos un aumento del salario mínimo a $21,25 (la hora) con indexación a la inflación“, dijo el trabajador. “Los legisladores deben apoyar el programa puente de desempleo y el aumento del salario mínimo”.

Tras su jornada de protesta en el Capitolio, donde tuvieron el apoyo de líderes políticos como los senadores Gustavo Rivera y Jessica Ramos y los asambleístas Catalina Cruz y Juan Ardila, los manifestantes se reunieron con otros legisladores pidiendo que apoyen sus clamores incluidos en la Plataforma de Respeto y Dignidad 2023.

Hasta el momento la gobernadora Hochul no se ha referido a las exigencias de los manifestantes.

Exigencias de los manifestantes:

  • Aprobar políticas que apoyen a los inmigrantes y las comunidades de clase trabajadora de color
  • Aprobar el proyecto de ley “Cobertura para Todos” para ampliar el acceso de los inmigrantes sin papeles a servicios de atención médica
  • Aprobar el Programa “Puente de Desempleo” para garantizar que trabajadores indocumentados puedan acceder a beneficios de desempleo
  • Garantizar protecciones permanentes para todos los inquilinos para detener los aumentos excesivos de alquiler y mantener a las personas en sus hogares
  • Aprobar la Ley “Soluciones, No Suspensiones”, para frenar sanciones y expulsiones en escuelas que conducen a la deserción escolar
  • Aumentar los impuestos a los neoyorquinos más ricos
  • Financiar completamente el sistema educativo de la Ciudad
  • Ampliar los programas gratuitos y a bajo costo de cuidado de niños también para familias indocumentadas
  • Financiar la educación de Kínder a grado 12, la educación superior y la educación para adultos
  • Aprobar la Ley de “Alto a la Violencia en el Comercio Sexual” para salvaguardar los derechos de las trabajadoras sexuales y despenalizar su labor

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *