viernes 17 de mayo de 2024 21:31 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Las autoridades de la ciudad de Nueva York confirmaron este miércoles que las dos personas fallecidas en un accidente fluvial ocurrido este martes, 12 de julio, en el río Hudson son de nacionalidad colombiana.

El vehículo acuático en el que se transportaban alrededor de 14 personas se volcó en el río a la altura del museo Intrepid de Nueva York, conocido por ser un enorme buque anclado en una zona turística en el lado oeste de Manhattan.

Hasta el momento, se pudo confirmar que los fallecidos son Lindelia Vásquez, de 47 años, y Julián Vásquez, de 7 años.

Esto es lo que se sabe hasta ahora sobre el accidente, los momentos previos a la tragedia y las dos víctimas colombianas.

Según han reportado medios locales, Lindelia Vásquez, la colombiana fallecida, había recibido a un grupo de familiares provenientes de Colombia y Miami.

Albert Orozco, un amigo de la familia, le contó al New York Post que la mujer había reservado el pequeño barco para llevar a sus invitados a recorrer la ciudad de Nueva York a través de sus caminos fluviales.

Orozco explicó que Vásquez y las 13 personas con las que se encontraba reunida asistieron a un desayuno horas antes de la tragedia en el Río Hudson. La familia había desayunado en Brisas Bakery and Restaurant, en donde también adquirieron comida para llevar al bote.

“En la mañana (del martes) vino toda la familia aquí a las nueve. Compraron empanadas, pan con queso, helado, todo”, contó.

El accidente ocurrió el martes a las 2:45 p. m., hora local. Un video difundido también por el New York Post muestra que la embarcación avanzaba con normalidad cuando, de un momento a otro, se pierde de vista en el agua.

Según informaron las autoridades, el dueño del bote en el que se transportaban fue quien dio aviso sobre el accidente, pues los seguía de cerca en una moto acuática.

Diez de las personas que se encontraban dentro del bote fueron rescatadas por los equipos de emergencia, pero los buzos tuvieron que sacar del agua a Lindelia Vásquez y Julián Vásquez, quienes quedaron atrapados debajo de la nave.

El diario local New York Daily News dijo este miércoles que algunas versiones señalan que la estela de un ferry que pasaba por la zona desestabilizó la embarcación e hizo que se volteara.

Si embargo, la empresa de ferrys negó que alguna de sus embarcaciones estuviera cerca a la zona en la que ocurrió la tragedia.

“La compañía puede decir con certeza absoluta que no había transbordadores en las inmediaciones antes del incidente y que la estela de uno de sus botes no hizo que la embarcación volcara”, le dijo al Post Wiley Norvell, vocero de NY Waterways.

“El ferry más cercano estaba al menos a cuatro minutos del lugar del accidente (…) Esa es una distancia muy grande desde la cual no podría haber una estela perceptible”, agregó en diálogo con el medio citado.

Otros medios estadounidenses aseguran que las investigaciones buscan esclarecer si se excedió la capacidad del bote en el viaje familiar, causando el accidente.

Uno de los miembros de la guardia costera dijo que el peso del bote, el mal funcionamiento, la velocidad o una falla mecánica puede ser la causa de la tragedia.

(Además: Estudiantes queman a un compañero de clase por ser indígena)

Un testigo narró a dicho medio que las personas se aferraron a la parte superior del bote y a la moto acuática que iba cerca.

“Había unas cuatro personas en la parte superior del fondo del bote gritando (…) No pude distinguir nada más que sus gritos”, dijo Raidy García, el testigo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores confirmó que las dos víctimas eran colombianas y que “en la embarcación se encontraban más colombianos que resultaron heridos como consecuencia de este accidente”. Aunque no especificaron el número exacto de connacionales afectados en el hecho.

Orozco, el amigo de la familia, le dijo al New York Post que la colombiana Lindelia Vásquez había emigrado a la ciudad de Elizabeth, en Nueva Jersey, hace casi 20 años y que trabajaba en un restaurante.

Las autoridades de Nueva York dijeron que las víctimas no son madre e hijo, por lo que se está estableciendo el parentesco entre los fallecidos. Medios nacionales reportan que se trata de la mujer y su sobrino.

La Cancillería colombiana aseguró que el Consulado General de Colombia en Nueva York conoció de los hechos el mismo día del accidente y que “logró establecer contacto con los familiares de las víctimas para brindarles la asistencia consular correspondiente”.

“Debido a que una de las víctimas vivía en Elizabeth, ciudad ubicada en el Estado de Nueva Jersey, los Consulados en Newark y Nueva York trabajan de manera articulada para acompañar a los familiares en este doloroso momento”, agregaron.

Los demás colombianos que resultaron heridos en el accidente permanecen en centros médicos y las oficinas consulares de Colombia hacen seguimiento a su estado de salud.

eltiempo.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *