miércoles 21 de febrero de 2024 09:06 am

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

La NYTWA convocó a los chóferes a no usar la app este lunes, luego de que Uber interpuso una demanda contra el incremento de tarifas, sobre la que un juez deberá decidir en enero.

Este 19 de diciembre era el día que unos 80,000 conductores, que se estima utilizan la plataforma de transporte Uber en la Ciudad de Nueva York, estaban esperando que entraran en vigor incrementos en las tarifas del servicio, aprobados el mes pasado por la Comisión de Taxis y Limusinas (TLC), pero en palabras de varios chóferes, el ” Grinch”, como describen a Uber Technologies Inc, no solo les borró la sonrisa del rostro sino que de paso les aguó la Navidad.

La compañía propietaria de la popular app de transporte interpuso una demanda contra los aumentos, aduciendo que ocasionaría un impacto negativo en el mercado, al tiempo que le costaría unos $21 millones anuales, por lo que las tarifas seguirán como están, al menos hasta el 31 de enero, cuando el juez que lleva el caso realizará una audiencia. Los aumentos aprobados fueron del 7% más por minuto y 24% más por milla, con lo que se estima que por una carrera de 7,50 millas, el costo aumentaría unos $2,50.

Y como una manera de demostrar que están listos para dar la pelea contra Uber, la organización New York Taxi Workers Alliance (NYTWA), que agrupa a 25,000 chóferes, convocó para este lunes a una huelga, a fin de boicotear a la compañía, pidiendo a los conductores y usuarios de la popular plataforma que no usaran el servicio por 24 horas.

Docenas de chóferes comenzaron la jornada con una manifestación mañanera en el Puente de Brooklyn, y hacia el mediodía varios de ellos se reunieron en la llamada Zona Cero, donde funcionan las oficinas principales de Uber, para advertirle a la firma multinacional que los conductores de la Gran Manzana no descansarán hasta que se desbloquee el incremento. De paso, arremetieron contra la empresa por arruinar la temporada festiva a miles de familias, muchas de ellas inmigrantes y latinas, que esperaban las nuevas tarifas como el regalo de Santa Claus.

“No es justo que Uber juegue con nosotros de esta manera, pues en medio de la inflación tan grande que hay, y cuando uno esperaba que llegara el Niño Dios, con este regalo justo, lo que estamos viendo es que a Uber le da por darnos una bofetada y demandarnos para que no recibamos nuestros ingresos”, aseguró el dominicano Jolman Martínez.

Bhairavi Desai, presidenta de la NYTWA, calificó de “mentirosos” a Uber tras querer justificar que el aumento a los conductores no es procedente y pidió a los tribunales que se pongan del lado de la justicia.

“Esta es una decisión devastadora, y completamente equivocada, pues el aumento se basa en números sólidos. No hay un impacto inmediato e irreparable en Uber. Las personas que sufrirán de inmediato son los conductores que han estado trabajando bajo una inflación récord, con menos tarifas después de la pandemia, obteniendo ingresos basados en los gastos operativos de 2018, y fueron los únicos conductores que Uber dejó atrás cuando promulgó un recargo por combustible para todos en otras ciudades” , aseguró la activista.

“Los conductores se han visto atrapados entre la lucha de pagar un 7,4% más por comida y un 24% más en costos de vehículos para ir a trabajar todos los días. No es justo que nuestra gente tenga que elegir entre pagar por gasolina y comer”, agregó Desai, quien mencionó que mientras Uber afirma que el aumento para los conductores es demasiado, la firma ha aumentado “para su beneficio”, un 37% en sus cobros desde el 2019, a fin de ” enriquecerse más” .

Ibrahim Corey, miembro de la NYTWA, quien trabaja con Uber desde el 2014, dejó ver su molestia ante la movida legal que Uber intenta hacer para quitar el incremento en las tarifas y dijo que van a seguir promoviendo acciones para que la firma entienda que el aumento no es un ruego sino un derecho ganado.

“Ellos dieron el primer golpe, pero nosotros estamos listos para devolverlo con fuerza hasta que nos den lo que nos merecemos. No vamos a quedarnos sentados de brazos cruzados esperando a que nos quiten nuestros derechos” , dijo el conductor. “Tenemos la fuerza y la fe necesarias, y necesitamos ese aumento de tarifas para pagar las universidades de nuestros hijos, que son la generacion que viene”.

La senadora estatal Jessica Ramos, se sumó a la protesta de los conductores e hizo un llamado a Uber para que trate a los conductores con respeto y dignidad.

“Ellos siguen poniendo la carga sobre los hombros de los conductores, quienes son padres, abuelos e hijos que necesitan ese incremento que ya les fue aprobado” , dijo la legisladora latina, agregando que la demanda que frena los incrementos llega en el peor momento. “En plena Navidad van a sufrir los efectos por culpa de la avaricia de Uber. Tienen que entender que para llegar al aumento hubo un proceso público que deben respetar”.

Usuarios de transporte como Eugenia Arteaga, quien estuvo atenta a la protesta de los conductores frente a las oficinas de Uber, quiso mostrar una postura intermedia y aunque dijo que subir costos va a afectar a usuarios como ella, aseguró que es lo correcto, pues los chóferes también sienten el impacto del costo de vida.

“Lo que pudiera hacer Uber es que mejor les cobre menos a los chóferes por prestarles la aplicación, pues ellos son millonarios, pero lo que hace es poner todo en manos de ellos y de paso nos afecta a nosotros los que somos pobres”, dijo la colombiana.

Tras escuchar los reclamos de los conductores y el llamado al boicot del lunes, Uber no solamente defendió su movida en los tribunales para que los aumentos no se hagan efectivos, sino que desestimó el impacto del llamado a la huelga, pues aseguró que el servicio se prestó de manera regular.

“Desde 2019, el pago de los conductores aumentó un 38,4%” , dijo Freddi Goldstein, vocera de Uber. ” Los conductores hoy estuvieron haciendo un trabajo fundamental para los neoyorquinos, sin escuchar charlas políticas en Twitter”.

La compañía agregó que sabiendo que a los conductores se les debía un ajuste de tarifas para marzo de 2023, la app fue siguiendo un patrón predecible para realizar incrementos, como ocurrió con el 1,4 % en las tarifas por minuto y por milla según para el 2019 y 5,34% para el 2022.

Asimismo, Uber aseguró que las tarifas de los pasajeros han aumentado un poco más que el pago del conductor en ciertos viajes desde 2019 porque el gobierno ha aumentado los impuestos y tarifas, incluido un recargo por congestión de $2.75, nuevas tarifas de recogida y entrega en los aeropuertos.

Sobre el aumento de los precios de la gasolina como justificación de los aumentos, Uber dijo que no aplica, porque “han bajado sustancialmente desde su nivel más alto a principios de este año”, y agregaron que la solución para evitar un “shock del mercado”, sería un recargo temporal, ahorrando el ajuste por inflación para el aumento de la tarifa anual.

Al cierre de esta edición, la NYTWA, que convocó el boicot, insistió en pintar a Uber como el “Grinch” que arruinó las festividades para miles de conductores y esperan a que la cita en los tribunales de enero 31 del 2023 sea favorable para los choferes.

Brendan Sexton, presidente de Independent Drivers Guild, criticó la movida de Uber y la calificó como un ” truco desagradable”.“Si bien Uber ha estado registrando ganancias récord en su negocio de viajes compartidos, los conductores que hacen que el servicio funcione se han visto obligados a cargar con los gastos altísimos por su cuenta” , dijo. ” Luchamos duro para ganar este aumento al salario que se necesita desesperadamente, y no permitiremos que una corporación de mil millones de dólares arrebate esa victoria de los 80,000 conductores de viajes compartidos que mantienen a nuestra ciudad en movimiento”.

La pelea de los conductores de Uber en cifras y datos

  • 19 de diciembre era la fecha en que iban a empezar los aumentos
  • 30 de enero es la cita en la corte
  • 80,000 conductores se ven afectados con el freno a los aumentos
  • 25,000 conductores convocaron a la huelga
  • $21 millones anuales, asegura Uber perderian anualmente
  • 7% más por minuto fue uno d elos aumento aprobados por la TLC
  • 24% más por milla

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *