miércoles 24 de abril de 2024 12:47 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

En su segundo día de protesta, unos 170 doctores, mayormente inmigrantes que están haciendo su residencia de especialización en el centro clínico de Queens, denuncian ganar menos que sus homólogos del Hospital Mount Sinai, entidad que maneja sus contratos.

Con carteles en los que exigen “pago justo”, y no ser tratados como “doctores de segunda clase”, este martes unos 170 médicos residentes del Hospital Elmhurst, de Queens, culminaron su segundo día de huelga, pidiendo que el Hospital Mount Sinai, institución que maneja sus contratos, les de el mismo trato salarial que reciben sus homólogos en unidades clínicas de Manhattan.

De acuerdo a los médicos, quienes estarán en huelga hasta el próximo viernes, no es justo que mientras ellos ganan $68,000 dólares anuales, a los doctores residentes de Mount Sinai les pagan $75,000.

“Nosotros solo estamos pidiendo lo justo. No tiene sentido que haciendo lo mismo, los médicos de Elmhurst ganemos menos”, aseguró el Dr. Víctor Pérez, tras advertir que aunque muchos no lo crean, los doctores residentes, quienes mayormente provienen de otros países a hacer su especialización en la Gran Manzana, ganan salarios tan bajos entre $20 y $24 dólares la hora.

“El sueldo ya es poco, y no se compensa con la responsabilidad que tenemos, pues somos profesionales que venimos de nuestros países estudiando en promedio unos 7 años, y luego venimos aquí a hacer nuestra residencia en el hospital, por tres años más y un año más de Fellowship, que es lo que estoy haciendo aquí ahora, y por más de 10 años de estudio ni siquiera nos pagan lo que les pagan a los demás”, dijo el galeno.

El médico peruano, quien trabaja en la Unidad de Cuidados intensivos y neumología del Hospital Elmhurst, epicentro de la pandemia del COVID, hizo un llamado a las directivas de Mount Sinai para que les paguen más, al tiempo que advirtió que el sueldo que reciben no compromete la atención que ofrecen a los pacientes de ese lugar, mayormente latinos.

“El cuidado del paciente nunca se descuida, a pesar del salario que podamos recibir, porque siempre nos enfocamos en el bienestar de ellos, pero nosotros también tenemos familias, hijos rentas que pagar. Nueva York es una ciudad muy costosa y no nos está alcanzando”, agregó el médico. “Vivimos al día. La mitad del salario se va en la renta y el resto para comida. No entendemos por qué no ganamos por igual, y esa disparidad también se ve en los pacientes si uno mira condados como El Bronx, que tiene tantas condiciones médicas, comparadas con Manhattan”.

Omara Gerardo, organizadora sindical del Hospital Elmhurst, denunció el trato diferencial que realiza Mont Sinai con el pago de los médicos residentes del centro clínico de Queens, como “un castigo”, por tener un sindicato, e instó a esa entidad a que se muevan en las negociaciones en la mesa, aceptando pagos igualitarios.

“Los doctores aquí en Elmhurst son parte de un programa dirigido por el hospital Mount Sinai. Ellos trabajan en un hospital público, pero son empleados privados, no les paga la Ciudad. Actualmente el salario de un residente aquí es $68,000, pero para cualquier otro residente que no esté en el sindicato, su salario en primer año es $75,000”, dijo la líder sindical. “Hay una diferencia de $7,000, y con el aumento que les va a hacer en julio a los residentes de Mount Sinai, la diferencia va a ser de $11,000. Eso no es justo. Lo que quieren estos doctores es que les paguen igual”.

La organizadora agregó que el problema de Mont Sinai es que “no han dado muestras de querer resolver la situación“, al tiempo que aseguró que la huelga de los 170 médicos ya comienza a afectar el servicio de la unidad clínica.

El hospital ahora mismo cerró las admisiones, quienes están dentro están recibiendo el cuidado que necesitan, pero estos residentes son quienes manejan el hospital y su falta se está sintiendo“, manifestó la líder hispana. “Están mandando ambulancias hacia otros hospitales. No tienen el flujo diario que tiene este hospital, han movido citas, y cirugías selectivas han sido canceladas”.

Otros manifestantes aseguraron que en su afán de poder seguir prestando un servicio regular en medio de la huelga de los doctores residentes, quienes no recibirán salario por las horas que estén fuera de sus labores, el hospital Elmhurst se ha visto obligado a traer médicos suplentes, a quienes le están pagando a $100 la hora, es decir casi 300% más que a los galenos de la protesta.

María Martínez, paciente de Elmhurst, aseguró a la salida del hospital, que una de sus citas pautadas para esta semana le fue cambiada de fecha, debido a la falta de doctores y pidió a las autoridades hospitalarias que resuelvan pronto la situación.

eldiariony.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *