viernes 1 de marzo de 2024 03:17 am

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

La estafa por parte de los empleadores asciende a más de $2 mil millones de dólares cada año.

Los trabajadores que han sido explotados y estafados con miles de dólares en robos de salarios hicieron un llamado urgente a los legisladores del estado para que se apruebe la ley SWEAT (Asegurar los salarios devengados contra el robo – S1977/A46).

La aprobación de esta medida serviría para terminar el robo desenfrenado de pagos y poner fin a un sistema defectuoso que afecta al estado de Nueva York, donde se roban más de $2 mil millones de dólares y los trabajadores son perjudicados cada año.

El pasado 25 de mayo trabajadores testificaron en la audiencia pública del Senado estatal sobre el robo de salario para demostrar por qué necesitan con urgencia sean aprobadas las disposiciones del proyecto de ley SWEAT para poner fin al abuso de los empleadores de negocios e industrias.

El proyecto de ley SWEAT, patrocinado por la senadora Jessica Ramos y la asambleísta Linda Rosenthal, brindaría a los empleados las herramientas que tanto necesitan para garantizar que realmente puedan cobrar sus salarios justos.

Ocultan sus activos

Actualmente, los jefes pueden cometer sus abusos violando la ley al ocultar sus activos, de modo que incluso cuando los trabajadores ganan sus casos, los dueños de los negocios nunca tienen que pagar un centavo. Cuando los jefes descubren que los empleados están tomando medidas para recuperar sus salarios robados, transfieren sus negocios, casas y otras propiedades a otros, ocultan sus activos y cierran sus lugares de trabajo pero después vuelven a ponerlo en funcionamiento pero con un nuevo nombre. Es poco lo que pueden hacer los trabajadores, sus defensores e incluso el gobierno para responsabilizar a estas personas por haber infringido la ley. El robo de salarios se ha convertido en la forma normal de hacer negocios, creando anarquía a medida que más y más empleadores son estafados por los que infringen la ley y los trabajadores descubren que no hay al momento ningún tipo de protección en las leyes.

Piden apoyo

Los trabajadores pidieron a los funcionarios electos que apoyen a los empleados y las empresas honestas, en lugar de que los estafadores de salarios puedan infringir la ley. Ellos desecharon la información errónea difundida por Hospitality Alliance y otros organismos que vergonzosamente bloquean el proyecto de ley SWEAT para proteger a los jefes de los trabajos clandestinos. Los trabajadores protestarán contra NYC Hospitality Alliance si continúa frenando la aprobación de este importante proyecto de ley.

Virginio Caballero de Jesús, que trabajaba en el restaurante Indus Valley 36 horas a la semana y le pagaban solo $20 por día, ganó un juicio contra su jefe por robo de salario, pero a él y a sus compañeros de trabajo todavía se les deben $590,000.

“Iniciamos una protesta frente al Indus Valley sin embargo al cabo de unos seis meses, el jefe cambió el nombre a Manhattan Valley y afirmó que era un negocio diferente y que no era responsable de nuestros salarios robados. ¡Fue una mentira! El jefe, Lahkvir Singh, todavía estaba cocinando adentro. El menú, la decoración, incluso el nombre en las bolsas de entrega eran los mismos.¡Estoy enojado porque Hospitality Alliance protege a estos patrones que les roban tanto a los trabajadores!”, dio a conocer Caballero, uno de los afectados por el robo de salarios.

Sandra Mejía, quien trabajaba en la lavandería Liox/Wash Supply seis días a la semana y solo ganaba un sueldo de $12 por hora, nunca recibió los pagos por las horas extras de trabajo o licencia por enfermedad ni descansos para comer.

“Después de demandar a la empresa y ganar nuestro sindicato independiente, el empleador cerró la lavandería, despidió a todos los trabajadores y se llevó todas las máquinas. Luego cerró una segunda ubicación y alquiló otro lugar con otro nombre. El 27 de mayo de 2021, ganamos nuestro caso de robo de salario en la corte por incumplimiento. El juez determinó que la empresa nos debía a mis cinco compañeros de trabajo y a mí $819,585.30 dólares. En respuesta, el empleador decidió declararse en quiebra y evitar la responsabilidad. Hasta ahora, no recuperamos un solo centavo. Si [SWEAT] hubiera existido cuando mis compañeros de trabajo y yo exigimos nuestros derechos, estaría compartiendo otra historia. Este proyecto de ley evitaría que los malos cometan robos de salarios, como sucedió en LIOX/Wash Supply. SWEAT puede poner fin al ciclo de pobreza y abuso que provoca el robo de salarios”, mencionó Mejía.

Carlos Herrera, quien trabajaba en un restaurante y experimentó muchos casos previos de robo de salario expresó: “Es Hospitality Alliance la que está difundiendo mentiras sobre los trabajadores y retrasando y bloqueando SWEAT. ¿Por qué están protegiendo a los capos criminales que nos roban el salario? Vamos a protestar en la puerta de Hospitality Alliance el próximo viernes 2 de junio si siguen bloqueando SWEAT porque ya hemos tenido suficiente. Hacen de la ley laboral una broma”.

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *