miércoles 21 de febrero de 2024 07:26 am

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

La escuela primaria Robb en Uvalde, en el estado de Texas, atraviesa una terrible tragedia luego de que un joven pistolero de 18 años, Salvador Ramos, cometiera un asalto armado este martes, asesinando vilmente a 19 niños y dos maestras de la casa de estudios, con armas que adquirió cuando cumplió los 18 años. Mientras Estados Unidos y el mundo lamenta profundamente lo sucedido, la madre del atacante, Adriana Martínez habló con medios de prensa y dijo lo que pensaba acerca de su hijo y envió un mensaje a los familiares de las víctimas.

¿Era Salvador Ramos un joven agresivo? ¿Se molestaba con facilidad? ¿Dio muestras de que cometería un crimen armado contra almas inocentes en el pueblo de Uvalde? Su señora madre respondió algunas interrogantes a horas de lo acontecido, y pidió que “no juzgaran” al joven criminal que acabó siendo matado por las autoridades en el lugar del crimen. Aquí lo dicho por Adriana Ramírez en unas fuertes declaraciones que ofreció en medio de su profundo dolor.

La madre del joven asesino de la escuela de Uvalde rompió el silencio.

Tras el ataque armado que perpetuó el joven estadounidense de origen latino, Salvador Ramos de 18 años este martes, su madre, __Adriana Martínez__ de 39 años rompió el silencio y dio su opinión sobre lo que motivó al adolescente a asesinar a l9 niños y dos maestras en la escuela Robb de Uvalde, en Texas.

En unas declaraciones al periodista Paco Santana del Noticiero Televisa, la mujer contó entre mucho dolor y lágrimas su sentir ante los hechos violentos en los que su hijo adolescente acabó siendo matado por la policía, tras cometer un asesinato masivo en el plantel donde estudió en la primaria.

La mujer aseguro que Salvador Ramos “tuvo sus razones” para cometer el crimen múltiple.

“No sé, no tengo palabras”, aseguró Martínez al noticiero a su salida de una iglesia en Uvalde, donde ella vive. “No tengo palabras para decir porque no sé lo que él estaba pensando. Él tenía sus razones para hacer lo que hizo”, dijo en estas declaraciones ofrecidas un par de días después de la tragedia en Texas, que mantiene en luto a Estados Unidos.

También pidió que “no juzguen” al joven criminal.

La progenitora de Salvador Ramos dijo con la voz quebrada al mencionado medio, que “Por favor, no lo juzguen” y expresó sus disculpas a los familiares de las víctimas de la matanza armada en la escuela primaria Robb en Uvalde, Texas. “Yo no más quiero a los niños inocentes que murieron que me perdonen. Perdonen a mi hijo, yo sé que él tiene sus razones”, insistió la mujer ante los cuestionamientos del periodista Paco Santana.

La señora dijo que su hijo “no molestaba a nadie”.

En la versión que ofreció la madre del asesino de Uvalde a Televisa, lo describió como un joven pasivo en casa con su familia y sus amistades. “Era bien calladito, bien callado, era muy penoso. Él no le molestaba a nadie, él no le hacía daño a nadie”, aseveró Adriana Martíne acerca de la personalidad del joven pistolero de Texas.

Alegó que Salvador “no era un monstruo” a pesar de haber acabado con vidas inocentes.

En una charla con ABC News, la madre de Salvador Ramos admitió, “Él [podía ser agresivo](https://abcnews.go.com/amp/US/mother-texas-gunman-son-monster-aggressive/story?id=84986088)… si realmente se enojó”, pero subrayó que “no era un monstruo”. “Tenía una sensación incómoda a veces, como ‘¿qué estás haciendo?’, añadió al medio sobre el extraño comportamiento de su hijo ahora fallecido a manos de las autoridades en la escena del crimen, la escuela elemental Robb.

Reportes indican que Salvador Ramos se había mudado con sus abuelos maternos desde hacía meses debido a que no se llevaba bien con su madre y que no tenía un padre que se ocupara de él. Además, un vecino del atacante de Uvalde, quien le disparó a su abuela antes de abrir fuego en la escuela Robb, dijo a la cadena CBS que la madre del joven padecía problemas de drogadicción y que “nunca mostró amor” por él, por lo que el criminal “tuvo una vida difícil”. Otros allegados hicieron señalamientos de que Ramos padeció de bullying en la escuela por tener un problema de tartamudez.

“Cualquiera que le dispare a su abuela en la cara tiene que tener maldad en su corazón”, sostuvo el gobernador de Texas, Greg Abbott, durante una conferencia de prensa este miércoles. “Pero es mucho más malvado que alguien dispare a niños pequeños”, alegó.

msn.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *