miércoles 21 de febrero de 2024 07:52 am

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

40% de los productos de fórmula para bebés están agotados en el país y la Casa Blanca aseguró que está trabajando a contrarreloj para resolver la escasez. El problema se acentúa en NYC, la ciudad más poblada del país y con alta tasa de raterismo

El 40% de todos los productos de fórmula para bebés en todo el país están actualmente agotados y la Casa Blanca aseguró que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) está trabajando a contrarreloj para resolver la escasez, según CNN.

Nueva York, la ciudad más poblada del país con cientos de partos por día, no escapa a la crisis debida a la interrupción en la cadena de abastecimiento y al retiro masivo de alguno de estos productos por cuestiones de seguridad.

“La explosión en los precios al consumidor es bastante ofensiva, pero ¿escasez? Inaceptable. Ninguna madre o padre debería tener que preocuparse por si puede alimentar a su bebé”, criticó hoy en Twitter el senador estatal republicano Rob Ortt.

Otro factor que complica la situación en NYC es que los casos de raterismo o robo de productos en tiendas han subido 81% este año en comparación con el anterior, agravando una tendencia que se había incrementado por la reforma penal y la pandemia, indicó NYPD a principios de abril. La situación ha generado desempleo por cierre de tiendas, escasez de productos, más mercancía colocada bajo llave y hasta episodios de violencia con empleados heridos al enfrentar a los ladrones, muchos de ellos reincidentes.

La escasez nacional se debe en gran medida al retiro del mercado el 17 de febrero de las populares fórmulas en polvo de las marcas Similac, Alimentum y EleCare, luego de que hubo dos muertes de bebés y varias enfermedades reportadas relacionadas con productos provenientes de una planta de fabricación de Michigan dirigida por Abbott Nutrition, resumió New York Post.

La instalación en Sturgis (Michigan) estuvo en el centro de un informe de denunciante enviado a la FDA en octubre pasado, según la representante Rosa DeLauro (D-Connecticut), quien acusó al organismo regulador el mes pasado de actuar con lentitud y no examinar la planta hasta enero de este año. En un comunicado emitido el mes pasado, la firma Abbott Nutrition dijo que estaba trabajando con la FDA para reiniciar las operaciones en Michigan.

En internet los precios se han disparado, destacó The New York Times. Mientras tanto, las tiendas en NYC luchan por mantener el producto crucial en los estantes, mientras los padres se esfuerzan por alimentar a sus bebés. En un establecimiento CVS en Kew Gardens (Queens), sólo una docena de latas de fórmula para bebés estaban a la venta ayer martes. “Para atender a la mayor cantidad de consumidores posible, hay un máximo de tres unidades por cliente”, se lee en un cartel que cuelga del estante.

Janet López, residente de Queens, comentó al New York Post que le ha costado mucho encontrar fórmula para su hijo de 3 meses. “Da miedo porque lo amamanto, pero no es suficiente para alimentarlo… “¿Qué pasa si él no tiene comida o respaldo suficiente y yo no puedo producir tanta (leche)?… Es muy preocupante. Estoy cruzando los dedos esperando que él acelere su crecimiento para poder comenzar a alimentarlo con comida real”.

En contraste, New York City Health and Hospitals, la agencia que administra los hospitales y clínicas públicas de la ciudad, respondió ayer a la prensa que ninguna de sus instalaciones está experimentando una escasez de fórmula.

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *