lunes 24 de junio de 2024 16:27 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

El músico Nick Jonas y Priyanka Chopra la pasaron muy mal con su hogar en Encino, California, e incluso la tuvieron que abandonar durante un tiempo y demandar a las personas que le vendieron el lugar.

En los últimos meses la mansión de Nick Jonas y Priyanka Chopra ha sido noticia, pues les generó muchos dolores de cabeza a la familia.

Los problemas dentro de la propiedad incluso hicieron que salieran de la residencia en Encino, California. El problema principal era una infección de moho. Ahora, Chopra hizo una publicación a través de historias de Instagram donde anuncia su regreso al lugar.

Chopra compartió una desde una terraza de la propiedad, donde se tiene una impresionante vista de la zona. La foto la acompañó de un texto: “Estar en casa… es alimentar mi alma”.

Hay que resaltar que Chopra hizo este regreso a la propiedad mientras su esposo Nick Jonas está de gira con los Jonas Brothers, la banda que comparte con sus hermanos Joe y Kevin.

Todo parece indicar que la pareja siente que esta residencia es la casa de sus sueños y la quieren mantener cueste lo que cueste, pues la reciente infección de moho no ha sido el único problema que han tenido desde que compraron el lugar hace cinco años.

Los Jonas Chopra compraron la mansión en septiembre de 2019 por $20 millones de dólares, convirtiéndola en la casa más costosa de Encino.

Toda la vida perfecta en el lugar se fue transformando en pesadilla, pues comenzaron a descubrir muchos problemas estructurales.

Incluso, llegaron a ser tantos los problemas que la pareja decidió presentar una demanda en mayo de 2023. A inicios de este años ‘Page Six’ accedió a algunos documentos de dicha demanda, y con ellos se pudo saber que el músico y su esposa se encontraron en abril de 2020 con un problema de impermeabilización.

Justamente ese problema generó contaminación de moho, y a esto se le sumó una fuga de agua en el área de barbacoa y eso llegó a la casa residencia.

Por Carolyn Manrique

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *