martes 23 de abril de 2024 06:11 am

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Un tribunal acusó de homicidio al hombre que disparó y mató a una mujer que iba de pasajera en un coche que subió por error a su entrada en una zona rural de Nueva York.

Kevin Monahan, de 65 años, fue acusado de homicidio intencional sin premeditación, imprudencia temeraria y manipulación de pruebas físicas, según la acusación.

El tribunal dijo a CNN que Monahan fue procesado el miércoles y se declaró no culpable de los cargos. CNN se ha puesto en contacto con el abogado de Monahan para solicitarle comentarios.

Monahan está acusado de disparar a un vehículo lleno de pasajeros, entre ellos Kaylin Gillis, de 20 años, cuando giraron accidentalmente en su entrada mientras buscaban la casa de un amigo el mes pasado en el condado de Washington, a unos 55 kilómetros al norte de Albany.

Gillis murió poco después.

Blake Walsh, el novio de Gillis, dijo que conducía el coche la noche que se equivocaron de entrada. El hombre dijo a NBC en una entrevista telefónica que él, su difunta novia y dos amigos buscaban una fiesta. Cuatro amigos viajaban en otro vehículo y también se equivocaron de entrada.

“Pensábamos que estábamos en la dirección correcta”, dijo Walsh a NBC. “No teníamos servicio de móvil para averiguarlo. Tan pronto como nos dimos cuenta de que estábamos en el lugar equivocado, empezamos a salir, y fue entonces cuando sucedió todo”.

Luego de una audiencia en el marco de la solicitud de fianza, el acusado volvió bajo custodia policial. Los fiscales argumentaron que el temperamento conflictivo y compulsivo de Monahan debía tenerse en cuenta y solicitaron que volviera bajo custodia sin fianza, informó previamente CNN.

El abogado de Monahan, Kurt Mausert, dijo en una audiencia que a su cliente se le debería haber concedido la libertad provisional porque nunca había sido detenido ni condenado en el estado de Nueva York y ha sido residente local durante más de 30 años.

El abogado ha rebatido la descripción de los hechos hecha por el sheriff y ha dicho que había varios vehículos acelerando sus motores y acercándose a la entrada de Monahan a “gran velocidad”.

El padre de la víctima, Andy Gillis, ha pedido justicia y ha descrito a su hija como una joven “inteligente, amable y cariñosa” que soñaba con convertirse en bióloga marina o veterinaria.

“Que este hombre se siente en su porche y dispare a un coche sin ninguna amenaza es simplemente… (me) enfurece tanto, y solo espero por Dios que muera en la cárcel”, dijo Gillis tras la audiencia de fianza de Monahan en abril. “Kaylin merece justicia”.

Se espera que Monahan vuelva al tribunal el 28 de julio y que su juicio comience en septiembre.

Laura Ly y Mark Morales de CNN contribuyeron con este reporte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *