jueves 21 de septiembre de 2023 12:45 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Los jóvenes Jesse Parrilla y Nikki Huang fueron hallados muertos dentro de un auto calcinado en El Bronx. Al parecer fue parte de una racha de robos y balaceras en la guerra de pandillas que mantiene azotada a Nueva York

Jesse Parrilla y Nikki Huang, jóvenes hallados baleados dentro de un auto calcinado en El Bronx, aparentemente fueron víctimas de la guerra de pandillas que mantiene azotada a Nueva York.

Parrilla (22), hispano conductor de Uber Eats y ex jugador de básquetbol universitario que soñaba con llegar a la NBA, al parecer fue víctima colateral en una guerra de pandillas avivada por el robo del bolso de su amiga Huang, dueña de un salón de belleza, dijeron fuentes policiales ayer.

Fueron secuestrados y luego ejecutados al parecer por la pandilla “Down the Hill”, rival de “Up the Hill”, en la que Huang supuestamente tenía amigos. NYPD cree que murieron baleados y luego sus cuerpos fueron quemados. Ambas víctimas eran amigos desde la secundaria y fueron hallados sentados en la parte delantera del auto Honda Accord de Michelle Morales, la madre del joven.

Los bomberos encontraron los cuerpos de Parrilla (22) y Huang (23) entre los restos en llamas del automóvil, alrededor de las 4:15 a. m. del lunes en Shore Road, cerca del campo de golf Pelham Split Rock en Pelham Bay Park.

Según fuentes policiales, la racha trágica comenzó cuando Huang fue asaltada el domingo en el Lower East Side de Manhattan. La joven era propietaria de un salón de manicura en Grand St. en Chinatown, que había recibido como regalo de cumpleaños número 21 de sus padres, dueños de “Wa Lung Kitchen”, un restaurante en esa calle.

Pero Huang también tenía algunos vínculos con pandillas callejeras y sus amigos de “Up the Hill” se enteraron del atraco dominical. No está claro si ella quería justicia callejera, pero la pandilla buscó venganza, dijeron las fuentes.

Respondieron matando a Brandon Atkinson, de 39 años, quien recibió un disparo en la cabeza en Avenue D en E. Third St. alrededor de las 11:15 p.m. del domingo. No está claro si él había participado en el asalto a Huang.

Una hora más tarde, en aparente represalia por el asesinato de Atkinson, un pistolero disparó en el brazo a un hombre de 22 años y en ambas piernas a un adolescente de 19 en Cherry St., cerca de Pike St., frente a un rascacielos de lujo en el Lower East Side. Luego Huang y Parilla fueron secuestrados y ejecutados, informó Daily News.

Su afligida madre dijo que Parrilla probablemente murió porque estaba en el lugar equivocado en el momento equivocado con Huang, su amiga desde la escuela secundaria. “Ella necesitaba que la llevaran y lo llamó, pero no sé cómo terminaron en El Bronx”, dijo Morales. “Estuvo en casa todo el día, y se suponía que iba a encontrarse conmigo. No apareció, llamé y llamé pero no atendió… Le dispararon dos veces. Lo asesinaron”.

No se han realizado arrestos. Quien posea información debe llamar a 1-800-577-TIPS (8477) y en español 1-888-57-PISTA (74782). También a través de la página crimestoppers.nypdonline.org o por mensaje de texto a 274637 (CRIMES), seguido por TIP577. Todas las comunicaciones son estrictamente confidenciales.  

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *