sábado 25 de mayo de 2024 13:50 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

El deceso número 30 en los últimos dos años, en manos del sistema penitenciario de la Ciudad de Nueva York, recrudece las protestas para acelerar el cierre definitivo del llamado “infierno” de Queens.

Ni siquiera la familia de Manuel Luna, un costarricense de 30 años de edad, que hace una semana fue hallado sin signos vitales en el Centro George Vierno de la cárcel de Rikers Island, conoce las circunstancias específicas por las cuales perdió la vida.

“Nadie sabe nada. Lo único que nos informaron es que estaba esperando en un área por una cama. Y allí lo encontraron inconsciente en una celda fría. Lo trataron de revivir, pero no pudieron”, contó Ashley Torres, la hermana del segundo interno de Rikers que pierde la vida en lo que va de 2024.

Manuel tenía 15 años en el país. Luego de haber sido trasladado a varios penales, estuvo interno en ese recinto carcelario de Queens por tres meses.

“Esperábamos que algún día saliera. Pero salió fue el cadáver. Nada en el mundo nos lo va a regresar a la familia. Pero es justo que sepamos a qué se debió su fallecimiento. No solo es el caso de mi hermano, sino de todos los que mueren allí y nadie sabe en detalle por qué”, reclamó Torres, tras unirse a una manifestación este viernes al frente de la sede de la alcaldía en el Bajo Manhattan, que clamó una vez más a las autoridades municipales que cierren de una vez esa cárcel y quiten el veto a la ley que prohíbe el confinamiento solitario en los centros penales de la Gran Manzana.

Los defensores y líderes electos se concentraron este viernes con pancartas de los nombres de todos los fallecidos de los últimos meses, para repudiar este nuevo deceso y cuestionar al alcalde Eric Adams, porque de acuerdo con el criterio de los activistas, no está actuando rápido para cerrar el complejo carcelario.

El número 30

Nueve personas murieron bajo custodia del Departamento de Corrección (DOC) el año pasado. Mientras tanto, 19 personas perdieron la vida bajo la custodia del departamento en 2022, el mayor número de muertes de detenidos en un cuarto de siglo.

El fallecimiento de Luna marca la muerte número 30 conocida, bajo custodia del DOC, desde que la administración Adams asumió el cargo.

A principios de este mes, la afroamericana Chima Williams murió en Rikers Island después de colapsar mientras jugaba baloncesto.

“Están dando largas o al menos no está haciendo nada para abordar esta crisis de derechos humanos. Se equivocan si piensan que vamos a descansar. Seguiremos presionando a este alcalde para que haga lo correcto, porque ahora mismo está en el lado equivocado de la historia. Queremos programas sociales, inversión, no criminalización”, expresó Darren Mack, codirector de la Freedom Foundation.

El reclamo de los activistas se cruza con el reciente veto del mandatario municipal a la Ley ‘Cuántas Paradas’ que norma cómo el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD) debe procesar las estadísticas de cacheos e interrogatorios. De igual forma, Adams bloqueó la ley municipal que prohíbe los castigos reglamentarios como el confinamiento solitario, tras argumentar que en realidad ese procedimiento “no existe” en las cárceles de la ciudad.

La concejal de Queens, Tiffany Cabán, se unió a los protestantes y gritó que el “alcalde miente” abiertamente cuando asegura que no existen los castigos.

“Sabemos de personas que recientemente han estado encerradas en una ducha por 23 ó 24 horas. El confinamiento solitario sigue. Al igual que la postura racista del alcalde de bloquear leyes que benefician a las minorías negras y latinas”, aseveró la legisladora.

Cabán asegura que en las próximas semanas, el Concejo Municipal retomará las acciones para levantar el veto a las dos controversiales normativas de control policial y carcelario.

Por su parte, Maginley-Liddie, comisionada del Departamento de Correccional de la Ciudad de Nueva York informó que están investigando el trágico suceso: expresamos nuestro más sentido pésame a los seres queridos del fallecido.

“No hay confinamiento solitario”

“No tenemos confinamiento solitario en la ciudad de Nueva York desde 2019, es un término erróneo que se utilizó para impulsar un proyecto de ley, pero que en realidad no responde al llamado que mucha gente está pidiendo”, destacó Adams al referirse esta semana a su decisión de vetar esta legislación.

El mandatario municipal también defendió la medida de esposar a los reos, cuando son trasladados a tribunales, como una medida para proteger la seguridad de los reclusos y de los oficiales penitenciarios. Asimismo, invitó a los concejales a profundizar en la realidad penitenciaria.

“Nunca le haríamos esto a un oficial de policía. En mis 22 años como policía, nunca permitiría que una persona acusada de un delito se sentara en la parte trasera de un vehículo, sin estar esposada, algunos de ellos son maestros escondiendo navajas y otras armas”, concluyó.

El dato:

2 reclusos han muerto en la cárcel de Rikers Island en Queens en lo que va del mes de enero.

Por Fernando Martínez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *