sábado 23 de septiembre de 2023 01:23 am

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

A partir de este martes 31 de mayo entran en vigor nuevas reglas para los solicitantes de asilo en la frontera con México. Te explicamos de qué se trata.

Este martes 31 de mayo entran en vigor nuevas reglas para los solicitantes de asilo en la frontera con México, con las que el gobierno de Joe Biden pretende agilizar estos casos de migración.

¿Qué cambia ahora? Bajo la nueva normativa, los oficiales de asilo también podrán procesar, es decir aceptar o denegar, las solicitudes de los migrantes que llegan a la frontera argumentando “miedo creíble”. Hasta este martes, esta decisión solo estaba en manos de los jueces de migración.

Este cambio promete agilizar los procesos de solicitud de asilo en la frontera que actualmente toma varios años. Se calcula que hay más 1.7 millones de casos de migración, pendientes de los cuales el 40% son de asilo.

“Al establecer un proceso para la revisión eficiente y exhaustiva de las solicitudes de asilo, la nueva regla ayudará a reducir los retrasos existentes en los tribunales de inmigración y acortará el proceso a varios meses”, según el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés).

ASÍ FUNCIONARÁ EL PROCESO

Los migrantes que lleguen a la frontera sur de EEUU que aleguen temor creíble serán transferidas a un centro de detención de ICE, como sucede en la actualidad. Luego se les agendará su entrevista de miedo creíble.

Si el agente de USCIS considera que sí existe temor creíble, el solicitante deberá presentar una entrevista de méritos de asilo. Inicialmente, los primeros en ser agendados para esta entrevista serán los migrantes que expresen su intención de vivir en Boston, Los Ángeles, Miami, Nueva York, Newark o San Francisco.

De ser aprobado su caso, el solicitante recibirá una carta informándole de los beneficios aplicables y se le permitirá permanecer en el país, así como aplicar a la residencia permanente después de un año.

Pero si por el contrario el oficial de asilo rechaza el pedido de un solicitante, el migrante podrá solicitar una revisión de su caso ante USCIS, dentro de los siete días después de la resolución de su petición.

Si el juez de inmigración concluye que la persona no es elegible, emitirá una orden de remoción y el migrante será deportado rápidamente de Estados Unidos.

telemundo47.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *