miércoles 24 de abril de 2024 11:04 am

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

La policía ya tiene identificado a un sospechoso e investiga la hipótesis de la violencia doméstica. El alcalde señaló a la facilidad para acceder a las armas de fuego.

Una joven de 20 años murió de un disparo en la cabeza que recibió en la noche del miércoles cuando paseaba con una bebé de unos tres meses por una calle de Manhattan, en Nueva York.

La mujer recibió el disparo a muy corta distancia cuando estaba en el extremo norte del distrito de Upper East Side, una zona acomodada de la ciudad. La policía fue alertada a las 8:23 pm y al llegar al lugar la encontró inconsciente.

Una ambulancia la trasladó al Hospital Metropolitano donde se certificó su fallecimiento a las 9:20 pm, según dijo en rueda de prensa desde el lugar de los hechos la comisionada de la policía de Nueva York, Keechant Sewell.

La bebé no resultó herida pero igualmente fue trasladada a un hospital para ser examinada.

La sospecha de la violencia doméstica

La concejala Julie Menin, representante del área, quien confirmó en la red social Twitter que la víctima es la madre de la niña, señaló este jueves que la policía ya cuenta con un sospechoso y que se investiga la hipótesis de la violencia doméstica.

En la noche del miércoles, Menin había sido la primera en hablar públicamente de la posibilidad de que se trate de un caso de violencia doméstica, aunque ella misma aclaró entonces no estaba confirmado.

Más tarde, el diario The New York Times, citando una fuente policial anónima, señaló que la víctima tenía un historial de violencia y amenazas con el padre de su hija, nacida en marzo.

La comisionada Sewell describió al sospechoso como un hombre vestido con una sudadera con capucha de color negro y un pantalón también negro.

Huyó a pie hacia el este nada más realizar un disparo desde una distancia muy cercana, lo que hace pensar que matar a la víctima era el objetivo del criminal.

El alcade Adams señala a las armas de fuego

Por su parte, el alcalde Eric Adams, quien también habló ante la prensa desde la escena del crimen un par de horas después de que se produjera, culpó de lo ocurrido a la “sobresaturación de armas”.

“Llevo todo el día trabajando en el problema de la proliferación de armas en nuestras calles, lo accesible que son y cómo no hay miedo de usar las armas contra neoyorquinos inocentes. Y este es el resultado”, afirmó el alcade Adams.

“Una madre con su carrito de bebé que recibe un disparo a quemarropa solo muestra cómo este problema nacional está impactando a las familias, y no importan de dónde sean”, agregó.

La semana pasada, la mayoría conservadora de la Corte Suprema reafirmó la protección constitucional al derecho a portar armas en público yh derogó una ley estatal de Nueva York de 1913 que requería demostrar la legítima necesidad de defensa personal para recibir el permiso de porte de armas.

Eso, en medio de los llamados a limitar el acceso a las armas de fuego resurgidos con los últimos tiroteos masivos, causó enorme polémica.

univision.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *