miércoles 24 de abril de 2024 12:03 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ Un dominicano identificado como Euclides Castillo, ex empleado de la afamada armería (fábrica de armas), Smith & Wesson, fue arrestado junto a dos cómplices, José García y Eduardo Hernández por tráfico de armas reales y fantasmas y 560 gramos de cocaína que Hernández intentó vender.

El alcalde Eric Adams, la fiscal general del estado, Letitia James, la comisionada de la policía y otros altos oficiales y funcionarios ofrecieron detalles del operativo en una conferencia de prensa ayer miércoles.

Dijeron que ninguna de las armas confiscadas al trío son de la marca “Smith & Wesson”, y que en el arsenal hay rifles de alto poder AR-15.

Hernández, de 29 años, reside en Queens, García, de 46 en Massachusetts y Castillo, de 30 en Florida, y supuestamente se asociaron para transportar las armas de desde Massachusetts a Nueva York y venderlas en la ciudad y sus alrededores entre marzo de 2021 y julio de 2022, dijo la fiscal James.

Las autoridades explicaron que Castillo utilizó su experiencia laboral previa para instruir a los compradores cómo compilar y operar las armas ilegales.

En varias ocasiones, las armas se vendieron fuera de la casa de Hernández en Jamaica (Queens), a veces al mediodía.

“Estas armas peligrosas se vendían en vecindarios donde viven las familias y juegan los niños”, dijo la fiscal James.

Catorce de las 19 armas fueron vendidas a agentes encubiertos de la policía.

Los policías recuperaron: nueve pistolas semiautomáticas calibre 9 mm, ocho de las cuales eran armas fantasmas, siete rifles AR-15, cuatro de fabricación casera, dos pistolas .45 y una escopeta recortada calibre 12 y seis cargadores de alta capacidad.

Hernández también fue arrestado por presuntamente intentar vender más de 560 gramos de cocaína, dijeron las autoridades.

“El trabajo en este caso para erradicar las armas y detener la violencia armada en las comunidades a las que servimos ha continuado haciendo que la ciudad de Nueva York sea más segura”, dijo la comisionada de la policía, Keechant Sewell.

La acusación que consta de 123 cargos responsabiliza a los tres hombres por  venta criminal de armas de fuego.

La fiscal, el alcalde y la Fuerza de Tarea de Control de Drogas de Nueva York que las armas y drogas que se  vendían ilegalmente en la ciudad y el condado de Westchester  como parte de la operación que fue desmantelada por las citadas agencias de la ley.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *