viernes 12 de abril de 2024 13:16 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL
  • El empleado que disparó a tres trabajadores en una oficina dentro de un supermercado de Long Island en 2021, matando a un gerente, fue declarado culpable del crimen mortal el miércoles.
  • Gabriel DeWitt Wilson fue declarado culpable de siete de los nueve cargos que enfrentaba, incluido un cargo de asesinato en segundo grado en relación con el tiroteo mortal que tuvo lugar el 20 de abril de 2021 dentro de un Stop & Shop de West Hempstead.
  • La sentencia está programada para el 8 de junio.

NUEVA YORK — El hombre que disparó a tres trabajadores en una oficina dentro de un supermercado de Long Island en 2021, matando a un gerente, fue declarado culpable del crimen mortal el miércoles.

Gabriel DeWitt Wilson fue declarado culpable de siete de los nueve cargos que enfrentaba, incluido un cargo de asesinato en segundo grado en relación con el tiroteo mortal que tuvo lugar el 20 de abril de 2021 dentro de un Stop & Shop de West Hempstead.

Esa mañana, Wilson, que en ese momento tenía 31 años, entró al supermercado vestido completamente de negro y se dirigió a una oficina en el piso de arriba.

Después de que se desarrollaron los eventos mortales, Wilson huyó de la escena y se dio a la fuga antes de ser detenido alrededor de las 3 p.m. — después de una cacería humana de cuatro horas.

En el momento de su arresto, muchos detalles no se conocían públicamente, aparte de que aparentemente lo encontraron escondido en un apartamento.

La policía dijo en ese momento que los testigos informaron haber visto a Wilson huir del área con una pistola pequeña después del ataque con armas. Un alto funcionario policial también dijo que es posible que se haya subido a un autobús hacia la Ciudad de Nueva York para escapar y que lo vieron dirigirse hacia el oeste.

Wilson tenía vínculos laborales con Stop & Shop, pero no estaba claro si era un empleado actual o anterior en la ubicación de West Hempstead, dijeron los investigadores después del tiroteo. Tanto un trabajador de Stop & Shop como un tío de Wilson en Nueva York le dijeron a nuestra cadena hermana News 4 anteriormente que el sospechoso trabajaba frente a la tienda y movía carritos de compras.

Los oficiales de policía no especularon en ese momento sobre un motivo potencial cuando se les preguntó sobre la conexión en el lugar de trabajo el martes. Fuentes policiales dijeron que parecía haber sido una disputa relacionada con el trabajo.

Además, no quedó claro de inmediato al principio de la investigación si las víctimas fueron atacadas específicamente, pero todos parecían ser empleados de Stop & Shop, dijeron los investigadores. La víctima que murió era un hombre de 49 años, dijo la policía del condado de Nassau. Otras dos víctimas, un hombre y una mujer, fueron trasladados a hospitales de la zona por las lesiones sufridas.

El tiroteo llevó al distrito escolar de West Hempstead a promulgar un “cierre” e instó al público a no acudir a sus edificios. Una portavoz del condado de Nassau dijo que la policía estaba pidiendo a todos los residentes cercanos que permanecieran en sus casas mientras la policía buscaba a Wilson.

En un comunicado en ese momento, Stop & Shop dijo que estaba “conmocionado y desconsolado por este acto de violencia que ocurrió en nuestra tienda”.

“Nuestros corazones están con las familias de las víctimas, nuestros asociados, clientes y los socorristas que han respondido heroicamente a esta trágica situación”, continuó el comunicado. “En este momento, estamos cooperando plenamente con la policía local en la investigación. La tienda permanecerá cerrada hasta nuevo aviso, y apreciamos el apoyo de la comunidad de Long Island durante este momento difícil”.

El video de la escena mostró al menos una docena de ambulancias y vehículos policiales reunidos frente a la tienda de Cherry Valley Avenue. Se dijo que unos cientos de compradores estaban en el supermercado en el momento del tiroteo. La policía de Nassau se detuvo para interrogar a tantos como pudo e identificar testigos potenciales.

Una mujer que acababa de entrar al estacionamiento para hacer sus compras dice que estaba entrando por la puerta cuando la gente que salía corriendo le dijo que había habido un tiroteo.

“Todos parecían salir corriendo de la tienda, aterrorizados y frenéticos”, dijo Liz Crew-Lee a News 4 sobre la conmoción momentos después de los disparos.

Barbara Butterman, una de los cientos de compradores dentro de la tienda en ese momento, dijo que escuchó cuatro o cinco disparos y luego vio gente corriendo.

Otro hombre que dijo que su madre es gerente dentro de la tienda describió lo que otros le dijeron que ocurrió dentro de la tienda.

“Él acaba de entrar a la tienda, cuando entras, giras a la izquierda y ahí está la escalera”, dijo Thomas Moran, cuya madre no resultó herida. “Subió las escaleras, pidió que le devolvieran su trabajo, el gerente dijo que no y simplemente sacó un arma”.

Fuentes policiales con conocimiento directo de la investigación le dijeron a News 4 en ese momento que Wilson vivía en Reisterstown, Maryland, que se encuentra en el condado de Baltimore.

Previamente fue arrestado allí por asalto en 2006 y cargos por armas, así como una serie de arrestos por posesión de marihuana, dijeron las fuentes. Las fuentes dicen que Wilson vivió en Maryland durante al menos 2010.

News 4 New York habló con el tío de Wilson después del tiroteo, quien describió a su sobrino como un buen chico que podría ser “impulsivo”. Dijo que solo esperaba que lo detuvieran con vida.

Tras el veredicto de culpabilidad, la madre de Wilson también dijo que su hijo sufrió una lesión cerebral y que “no estaba en sus cabales”.

La sentencia está programada para el 8 de junio.

telemundo47.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *