miércoles 24 de abril de 2024 12:55 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

NUEVA JERSEY — Un joven de Nueva Jersey que asesinó a su familia, tanto a los padres como a su hermana, junto con un amigo de la familia en una masacre a tiros en la víspera de Año Nuevo cuando tenía solo 16 años, fue sentenciado el jueves a 150 años por el cuádruple homicidio de 2017.

Scott Kologi, ahora de 20 años, enfrenta hasta cuatro cadenas perpetuas. Fue declarado culpable de todos los cargos (cuatro cargos de asesinato en primer grado y un delito de armas en segundo grado) a fines de febrero por las muertes a tiros en la casa de su familia en Long Branch el 31 de diciembre de 2017.

Según la acusación, Kologi usó un rifle de alto poder para matar a su padre Steven, de 42 años, y a Linda, su madre, de 44, así como a su hermana Brittany, de 18 años, y a la compañera de su abuelo, Mary Schulz, de 70 años, justo antes recibir el Año Nuevo.

El hermano, el abuelo y otro amigo de Kologi estaban en la casa en el momento del tiroteo pero escaparon ilesos, dijeron las autoridades.

Kologi fue arrestado en la escena. También se recuperó un rifle semiautomático. Fue acusado inicialmente como menor de edad, pero luego el caso se trasladó a un tribunal de adultos.

Las autoridades no han revelado un posible motivo de los asesinatos.

Los abogados defensores habían tratado de transferir a Kologi a un centro psiquiátrico, pero un juez ordenó que permaneciera tras las rejas mientras era juzgado. Argumentaron que los problemas de salud mental de Kologi incluían un historial de alucinaciones, autismo y “pensamiento distorsionado”.

Los fiscales dijeron cuando se dictó el veredicto que el fallo del jurado confirmó que Kologi era responsable de sus “decisiones y acciones” la noche en que murió su familia.

“Este juicio se basó en cuestiones de salud mental y la responsabilidad de este acusado… Al reconocer la criminalidad de las acciones del acusado, también reconocemos que esta es una tragedia para todos los miembros de la familia que deben llorar esta tremenda pérdida. “, dijo la fiscal interina del condado de Monmouth, Lori Linskey, en febrero.

El juez Marc Lemieux primero negó una serie de mociones de la defensa que buscaban un nuevo juicio y la revocación del veredicto.

Durante la audiencia de sentencia del jueves, Lemieux calificó la evidencia en el caso de “abrumadora” y agregó que el crimen causó un “daño inconmensurable”.

Varios de los familiares de Schulz leyeron declaraciones de impacto el jueves. Una de estas declaraciones de impacto decía que cada tiroteo masivo que ocurre en la nación aún despierta recuerdos de la “brutalidad y destrucción” de lo que sucedió.

telemundo47.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *