sábado 25 de mayo de 2024 14:06 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Sophia Rostom fue a visitar a una amiga en uno de los edificios de NYCHA en Brooklyn y mientras esperaba un ascensor, un sujeto irrumpió y la apuñaló 14 veces en todo el cuerpo, por lo que demandó a la institución por negligencia al no asegurar la entrada del edificio.

Una víctima que fue violentamente apuñalada y que casi pierde la vida debido a la irrupción de un sujeto en un complejo de la Autoridad de Vivienda de la Ciudad de Nueva York en Brooklyn en 2023 presentó una demanda por negligencia contra el ente por presuntamente no asegurar la entrada al edificio, opacando todavía más la reputación de NYCHA.

Identificada como Sophia Rostom, de 26 años, estaba visitando a una amiga Farragut Houses en 111 Bridge Street cuando el delincuente, Maurice Brister, que ingresó al edificio abierto, la acuchilló 14 veces en la cabeza, el corazón, los pulmones, los brazos, las piernas, los glúteos mientras esperaba un ascensor en el vestíbulo el 28 de marzo, indica la demanda.

El criminal apuñaló al menos a otra mujer ese mismo día y fue acusado de intento de homicidio.

Rostom, es una técnica médica y madre de un niño, perdió casi la mitad de la sangre de su cuerpo, mientras se aferraba a la vida tras el ataque que perforó órganos vitales.

La víctima se sometió de emergencia a cirugías en el corazón y en los pulmones y estuvo más de una semana en la unidad de cuidados intensivos en el New York Presbyterian recuperándose de sus heridas, de acuerdo con la demanda.

La mujer aún sufre un grave trauma físico y psicológico producido por el hecho y no puede trabajar, informaron sus abogados John Morgan y Moses Ahn de Morgan & Morgan.

La demanda, que fue presentada en la Corte Suprema de Brooklyn, cita auditorías hechas por la oficina del contralor de la ciudad en 2018 y 2022, que hallaron que casi todas las puertas de entrada de las Casas Farragut estaban abiertas y “no aseguradas” por cerraduras rotas o defectuosas, informó New York Post.

Los documentos aseguran que Brister entró al edificio por medio de una puerta abierta, no asegurada, rota y/o inoperable. Además, Rostom afirma que las máximas autoridades de NYCHA tenía conocimiento de los hallazgos mencionados antes y no arregló ni reemplazó las cerraduras o puertas.

Los detectives que trabajan en conjunto con la defensa de la mujer visitaron recientemente el mismo edificio donde ocurrió el ataque y encontraron que la puerta de entrada seguía abierta.

“Todos los propietarios, desde el propietario de una residencia unifamiliar hasta la autoridad de vivienda pública más grande del país, tienen la responsabilidad de garantizar que los residentes e invitados estén seguros. Lo que sufrió nuestro cliente es un ejemplo aterrador de lo que puede suceder cuando los propietarios supuestamente no cumplen con ese deber”, dijeron los abogados de Rostom en un comunicado.

“Las lesiones de Rostom alteraron para siempre su joven vida y descarrilaron su carrera. Casi un año después de este trágico incidente, sigue sin poder volver a trabajar y aún no se ha recuperado por completo”.

La demanda dice que el hecho de que NYCHA no haya asegurado las entradas al vestíbulo de su complejo de viviendas en un problema sistémico.

“Esta demanda va más allá de conseguir justicia para la señora Rostom. NYCHA necesita tomar medidas inmediatas para mejorar la seguridad, no solo para los más de 3,000 residentes de Farragut Houses, sino también para los 360,000 residentes de sus propiedades y sus invitados. Nuestra demanda alega que este incidente se pudo prevenir y Morgan & Morgan no descansará hasta que NYCHA rinda cuentas y mejore la seguridad para sus residentes e invitados”, declararon los abogados de Rostom.

En septiembre de 2022, el contralor de la ciudad, Brad Lander, emitió una alerta de auditoría de seguimiento de NYCHA descubrió que las puertas y ventanas abiertas, sin asegurar o rotas cerca de las entradas a los edificios, eran un problema “grande sistémico y aparentemente va empeorando”.

La demanda de Rostom argumenta que la gerencia y los empleados de NYCHA no han tomado “las medidas necesarias y requeridas para prevenir este suceso previsible” a pesar de haber tenido “conocimiento” de los problemas de seguridad.

Por Marlyn Montilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *