miércoles 24 de abril de 2024 11:40 am

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Te damos una lista de todo eso que hace que tu móvil gaste un poco más de batería, para que sepas por dónde tirar para alargarla cuando sea necesario.

Te traemos una lista con 28 cosas y acciones que aumentan el consumo de tu móvil, y que por lo tanto hacen que la batería de tu iPhone o tu Android dure un poquito menos. A partir de ellas, vamos a darte varios consejos para poder ahorrar batería en el dispositivo.

Con esto no te queremos decir que debes seguir todos los consejos, porque muchas de las cosas que mencionamos son las que hacen que tu móvil sea más útil. Sin embargo, la intención del artículo es que tengas una lista de sugerencias para esos días en los que necesitas estirar un poco más la batería, y tengas ideas sobre cosas a sacrificar para conseguirlo.

Ahorra batería evitando estas cosas

A continuación, vamos ya con la lista de esas pequeñas cosas o configuraciones que hacen que la batería de tu móvil se gaste un poco más rápido de lo normal. Vamos a ponerte en negrita esa acción o configuración que gasta más de lo normal, y después te diremos cómo compensarlo para ahorrar batería con ello.

Notificaciones de apps que no usas: Las notificaciones no solo pueden ser molestas, sino que también consumen un pico de batería. Por eso, tener el móvil como un árbol de Navidad siempre hace que consumas más, lo mejor es desactivar las notificaciones de las apps que menos uses o donde no las necesites.

Brillo de la pantalla demasiado alto: Aunque tu móvil normalmente va a adaptar el brillo de la pantalla a la luz ambiental para no gastar más de la cuenta, ten en cuenta que si necesitas ahorrar un poco de batería bajar el brillo es una de las cosas que puedes hacer. Y si tienes la pantalla con más brillo del recomendado, gastarás más.

Usar el modo claro: El modo claro del móvil hace que haya más iluminación en la pantalla, y que gaste más batería. Por eso, más allá de la estética, activar el modo oscuro ayuda a ahorrar un poco de batería.

Tasas de refresco altas: Ya sea con el ProMotion de iOS o con las opciones de cada Android, usar tasas de refresco altas en tu móvil mejora su fluidez, pero también consume más batería.

Apps que siguen tu ubicación: Si tienes una aplicación que sigue tu ubicación de forma constante, entonces estará siempre consumiendo batería al hacerlo. Lo mejor, es que en la configuración de la aplicación elijas las opciones de usar la ubicación solo cuando usas la app. Esto puede afectar a apps que quieras usar en segundo plano basadas en tu ubicación, pero para todo lo demás es una manera de ahorrar batería.

Apps que se inician al encender: A veces, tu móvil puede tener demasiadas apps que se inician automáticamente para funcionar en segundo plano cuando enciendes el dispositivo, como redes sociales o apps de mensajería. Es bueno revisar tu configuración de Inicio automático de apps de vez en cuando para desactivar esto de todas las apps que no necesites que se lancen solas.

Mantener el móvil al sol: Si dejas el móvil sobre la mesa y a pleno sol en verano, esto hará que todo se caliente y su rendimiento, su batería y su vida a largo plazo disminuyan. Por lo tanto, esto es algo que nunca es recomendable hacer.

Cerrar manualmente una app que seguirás usando: A día de hoy, cerrar manualmente las aplicaciones no ahorra batería, sino que gasta de más si luego la vuelves a abrir inmediatamente. Por lo tanto, no es necesario que te pongas a cerrar todas las apps que tienes en segundo plano, tu móvil se encargará de gestionarlas para que no consuman cuando no las uses.

Mantener una app que te da problemas: Sin embargo, si hay alguna aplicación que te está dando problemas y funcionando mal o bloqueándose, mantenerla abierta puede hacer que esté usando demasiados datos. Aquí, en el caso de las apps que están dando problemas sí que conviene cerrar su cierre.

No detectar apps que te den problemas: Una cosa que conviene hacer de vez en cuando, sobre todo cuando pienses que el móvil esté consumiendo demasiado, es revisar la sección de Batería de los ajustes de tu móvil. Tanto en Android como en iOS, ahí podrás ver qué apps están consumiendo más, y podrás detectar algunas que consuman demasiado comparado con lo que las usas, y tomar decisiones sobre ellas.

Apps usándose en segundo plano: Aunque tu móvil gestionará las que más uses y no, si hay alguna aplicación que por seguridad o consumo quieres que no esté ejecutándose en segundo plano, en los ajustes de tu móvil tendrás opciones para desactivar esto. En Android ve a la configuración de la app para activar su pausa si no se usa, y en iOS ve a General > Actualización en los ajustes.

Instalar o actualizar apps: Estos procesos suelen ejecutarse en segundo plano, pero también consumen bastante batería. Por eso, si vas a actualizar una aplicación o a forzar su actualización, mejor que lo hagas cuando no necesites la máxima autonomía de tu móvil.

Permitir actualizaciones automáticas: Relacionado con lo anterior, también puedes evitar que las apps se actualicen automáticamente desde la configuración de tu tienda de aplicaciones. Así, evitarás que el móvil tenga un pico de consumo cuando no lo esperes, aunque recuerda que es importante mantener tus apps actualizadas.

Juegos con alta exigencia gráfica: Jugar a videojuegos en el móvil hace que el consumo de batería se dispare, y si son juegos con alta exigencia gráfica que harán que tu móvil se esfuerce todavía más. Por eso, si necesitas más batería para terminar tu día, intenta no jugar con el móvil.

Mantener widgets que no usas: Tener widgets en el escritorio de tu Android o iPhone hace que puedas ver información actualizada de las apps que quieras, pero estos elementos gastan también su pico de batería. Por eso, es aconsejable no mantener widgets de apps que no uses.

Apagado automático de pantalla con demasiado margen: Tu móvil tiene un apagado automático de la pantalla. Si lo configuras para que tarde más en apagarse, el móvil consumirá más cuando lo dejes sobre la mesa y no apagues manualmente la pantalla. Y si haces que se apague antes, consumirá un poco menos.

Utilizar el modo Always On: El modo de pantalla siempre encendida muestra determinada información incluso cuando la pantalla del móvil se apaga, como la hora o algunas notificaciones. Este modo hace que el móvil consuma un poco más de batería, o sea que conviene desactivarlo si realmente no lo necesitas. Eso sí, también te ayudará a ahorrar batería si sueles mirar la hora en el móvil muy a menudo.

Notificaciones push de tu correo: Al configurar tu correo, puedes hacer que los nuevos correos lleguen manualmente cuando tú cargas la app o que te lleguen en notificación emergente en tiempo real. Evidentemente, para esto último la app debe estar revisando constantemente si te llega un correo y consume batería. Por eso, para momentos puntuales o para esas cuentas secundarias que no usas, puedes querer quitar las notificaciones emergentes en tiempo real.

Grabar vídeos: Vale, cuando estás de viaje es normal que quieras sacar fotos o vídeos, pero cuando lo haces tu móvil estará procesando las imágenes y esto consumirá más batería. Es por eso que cuando estás en modo paparazzi parece que la batería baja mucho más rápido, porque esto supone un pico de consumo.

Subir o publicar archivos muy pesados: Si te pones a publicar un vídeo bastante grande en Instagram o TikTok cuando estás por la calle, lo normal es que esto también consuma un extra de batería, o sea que si hay momentos en los que quieres alargarla lo mejor es esperar a subir estos archivos.

Usar internet con mala cobertura: Cuando intentas subir cosas a Internet o conectarte a una web cuando casi no tienes cobertura, el móvil se esfuerza más en cargar continuamente la web o el contenido que estás subiendo, y esto hace que el móvil también consuma un poco más.

Hacer videollamadas: Si una llamada normal ya puede consumir batería, si haces una llamada el consumo se dispara al usar imagen y sonido. Por eso, cuando quieras evitar el consumo excesivo es recomendable no realizar videollamadas.

Usar 5G más de lo necesario: El 5G es una maravilla que hace que tu móvil tenga más velocidad en Internet, pero también hace que consuma un poco más de batería. Por eso, en momentos donde quieras consumir menos, puedes configurarlo para usar solo el 4G.

No usar la WiFi cuando está disponible: Cuando estés en casa usa tu WiFi, y si sabes la del trabajo o casa de familiares también, ya que la conexión de datos de tu móvil va a consumir un poco más rápido la conexión. Eso sí, esto no incluye las WiFis públicas, que pueden ser peligrosas para tu privacidad.

Mantener demasiadas conexiones Bluetooth: El Bluetooth es una tecnología para conectar dispositivos de forma inalámbrica que es maravillosa. Pero si mantienes conexiones activas de dispositivos que no usas en tu móvil, esto puede drenar un poco tu batería. Revisa de vez en cuando qué dispositivos hay conectados en la configuración de Bluetooth, y desconecta esos que no necesites.

No usar nunca el modo avión: El modo avión hace que tu móvil deje de conectarse a Internet, y por lo tanto es como si pausara todas sus funciones conectadas. Esto hará que consuma un poco menos, aunque no podrás usarlo para navegar. Es algo que puedes hacer, por ejemplo, por la noche o en momentos puntuales de baja batería para que dure más.

No actualizar aplicaciones: Las aplicaciones del móvil no dejan de evolucionar, y cada poco tiempo reciben actualizaciones. Algunas de ellas solucionan problemas que pueda haber que afecten al consumo de batería, por lo que no mantenerlas actualizadas puede hacer que estés en una versión con un bug que esté consumiendo más de la cuenta.

No usar el modo de ahorro de batería: Para momentos de necesidad extrema, el modo de ahorro de batería de tu móvil reducirá el consumo al máximo eliminando notificaciones, impidiendo actualizaciones en segundo plano y reduciendo el brillo. Este es un buen recurso para cuando estás bajo mínimos y necesitas alargar la batería del móvil un poco más, pero solo cuando es una configuración nativa del móvil. Las apps de terceros que ofrecen este modo no son siempre recomendables, porque obtienen demasiados permisos de tu móvil y es malo para tu privacidad.

Yúbal Fernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *