viernes 17 de mayo de 2024 20:34 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

El Fiscal de Manhattan Alvin L. Bragg, urgió a empresas propietarias de servicios como Venmo, Zelle y Cash App, extremar medidas para garantizar que usuarios no sean víctima de robos que se han incrementado en la Gran Manzana y otras partes del país, y a neoyorquinos a estar vigilantes.

Juliana Rodríguez asegura que cuando empezaron a popularizarse Apps de transferencia de dinero como Venmo, Cash App, PayPal y Zelle, sintió que se le hizo realidad el sueño de tener su manejo financiero, literalmente a la mano. Desde que se volvió fiel usuaria de esos métodos, que pueden utilizarse con gran facilidad y rapidez, gracias a teléfonos inteligentes como iPhone y Samsung, la colombiana comenta que le dijo “adiós” al “estrés” que le ocasionaba hacer filas en bancos. Lo mejor, en sus palabras, fue ver que sus movimientos de dinero “no tienen ni límite ni horarios”.

Pero hace un par de meses, la contadora de 39 años pasó “tremendo susto”, cuando notó un par de transacciones a través de Zelle, que ella no había hecho ni mucho menos autorizado. “Entre todas eran más de $1,600 dólares, y aunque siempre soy muy paranoíca con la seguridad de mis cuentas y mi celular, y no entendía cómo había pasado algo así, recordé que una vez en una tienda de ropa una señora que me hizo charla, me pidió el teléfono prestado porque su hija supuestamente no llegaba. Ahí fue que en segundos me embobó y seguro así me hicieron ese robo. Hay que estar pilas con esas cosas“, comenta la madre de familia, quien es solo una de las víctimas que han sido objeto de robos y fraudes en Nueva York, en hechos que se han ido incrementando, según las autoridades.

Y en su afán de que se le ponga freno a estafadores y ladrones, y hacer sonar las alarmas sobre el aumento de ese tipo de delitos, el Fiscal del condado de Manhattan, Alvin Bragg, hizo un llamado urgente a las compañías que manejan formas convenientes de enviar efectivo para que refuercen las protecciones a los clientes y no se le abra la puerta a delincuentes.

El Fiscal, quien explicó que muchos estafadores acceden a los teléfonos celulares bloqueados de las víctimas, bajo engaños, e incluso usando maneras violentas para robar con amenazas de daño físico, envió cartas directas a los responsables de las aplicaciones más populares urgiendo que implementen más medidas de seguridad, entre ellas, límites de montos de transferencia bajos, seguridad adicional de contraseñas, monitoreo extensivo y tiempos de espera más largos para transacciones grandes.

“El teléfono inteligente en sí ya no es el objetivo más lucrativo para estafadores y ladrones: son las aplicaciones financieras que contiene. Se pueden drenar miles o incluso decenas de miles de cuentas financieras en cuestión de segundos con sólo unos pocos toques”, dijo el funcionario, advirtiendo que los usuarios corren incluso riesgos sobre su integridad. “Sin protecciones adicionales, la seguridad física y financiera de los clientes se pone en riesgo. Espero que estas empresas acepten nuestra solicitud de discutir soluciones de sentido común para disuadir a los estafadores y proteger el dinero que los neoyorquinos ganan con tanto esfuerzo”.

A pesar de que el Fiscal no reveló cifras sobre los casos que han sido denunciados en la Gran Manzana, destacó en las misivas que hay un “creciente número de incidentes en la región de la ciudad de Nueva York relacionados con fraude y robo mediante la explotación de las aplicaciones financieras móviles de sus empresas en dispositivos electrónicos personales como los iPhone”. Asimismo dijo que los robos llegan a ser hasta de cinco e incluso seis cifras.

“En algunos casos, el estafador solicita utilizar el teléfono inteligente de una persona para uso personal y luego rápidamente se envía grandes cantidades de dinero a sí mismo a través de la aplicación financiera de la víctima. En otros casos, el delincuente solicita una donación para una causa específica, ofrece transferir el dinero directamente desde el teléfono inteligente de la víctima y luego transfiere fondos importantes a la propia cuenta del defraudador”, destacó Bragg. “En los casos más inquietantes, los delincuentes han agredido violentamente o drogado a las víctimas, y las han obligado a proporcionar una contraseña para un dispositivo o han utilizado una identificación biométrica para abrir el teléfono de la víctima antes de transferir dinero una vez que el individuo está incapacitado”.

Aldemar Mendieta, quien trabaja vendiendo artículos para el invierno en un puesto ambulante en Long Island City, se mostró sorprendido por el llamado de alerta y dijo que lleva un par de años utilizando aplicanciones como Zelle y hasta ahora no ha tenido ningún problema.

“No sabía que estaban robando también por esas aplicaciones. A mí muchos clientes me pagan así, que para mí es mejor que con tarjetas de crédito o débito y la verdad me parece que es muy segura”, dijo el mexicano. “Ahora sí que, pues si eso está empezando a ocurrir, tenemos que estar más atentos, pero también me parece buena idea que las compañías busquen maneras para que estemos más seguros. Los rateros siempre van a ingeniarse maneras de quitarnos el dinero”.

El fiscal Bragg fue muy insistente en afirmar que si las empresas responsables de las Apps de transferencia de dinero hubieran tomado medidas de seguridad adicionales para evitar el acceso no autorizado al uso ilimitado de sus servicios financieros habrían evitado muchos delitos.

“Si no se toman medidas proactivas en nombre de sus consumidores, se producirán más comportamientos ilegales e innumerables víctimas desprevenidas”, manifestó el Fiscal de Manhattan.

Tras los reclamos, la compañía PayPal advirtió que se toman muy en serio la seguridad y recalcó que siempre están trabajando de la mano de las autoridades para evitar que más víctimas sufran delitos con sus dineros.

Algunos comerciantes informales usan Apps de dinero para recibir pagos. Foto Edwin Martinez

“Además de aprovechar de manera proactiva sofisticadas herramientas de detección de fraude, investigaciones manuales y asociarnos estrechamente con agencias de aplicación de la ley para proteger a nuestros clientes contra estafas comunes, contamos con varias opciones para habilitar capas mejoradas de seguridad y protección directamente dentro de nuestras aplicaciones”, manifestaron.

Por su parte, Zelle emitió un comunicado en el que aseguró que coocen que se han presentado “incidentes criminales aislados”, pero también advirtieron que su aplicación es segura.

“Brindar un servicio seguro y confiable a los consumidores es la principal prioridad de Early Warning Services, LLC, el operador de red de Zelle, y nuestros 2,100 bancos y cooperativas de crédito participantes… Y como resultado de nuestros continuos esfuerzos para aprovechar la sólida base de seguridad de Zelle, menos de una décima parte del uno por ciento de las transacciones se reportan como fraude o estafas, y ese porcentaje sigue disminuyendo”, acotaron.

La Comisión Federal del Comercio reveló que a menudo estafadores se hacen pasar por seres querido en problemas para pedir dinero para lidiar con una emergencia y hay otros que incluso hasta aseguran cosas sorprendentes como que alguien se ganó un premio o un sorteo por los que hay que pagar algunos cargos para poder recibirlo.

“La verdad es que enviar dinero a través de una aplicación de pago es como enviar dinero en efectivo: es muy difícil recuperarlo. Asegúrate de saber a quién le envías dinero cuando uses una aplicación de pago. Si tienes dudas de estar tratando con un estafador, comunícate con la persona, el banco o la compañía llamando a un número de teléfono que te conste que es real para preguntar si te han enviado la solicitud. Y tienes que saber que tu banco nunca se comunicará contigo para decirte que transfieras dinero o para pedirte información personal o códigos de acceso”, advirtió la entidad.

El Diario NY consultó al Departamento de asuntos del Consumidor de la Ciudad sobre si esa agencia está adelantando medidas específicas para evitar estafas o fraudes a través de Apps de transferencias de dinero y sobre denuncias que hayan recibido, pero no entregaron ninguna respuesta.

Recomendaciones para evitar estafas y fraudes en Apps de dinero

Agregar una segunda contraseña separada para acceder a la aplicación en un teléfono inteligente como opción de seguridad predeterminada. La autenticación multifactor establece un nivel adicional de seguridad y debería ser el estándar para proteger a los consumidores

Imponer límites inferiores predeterminados al monto monetario del total de transferencias diarias. Los límites a las transacciones reducirían la cantidad de dinero que se le puede robar a un usuario si se produce un robo, y reducirían el incentivo para que los delincuentes roben dispositivos desbloqueados

Requerir tiempos de espera y verificación secundaria de hasta un día para transacciones monetarias grandes. Esto le daría tiempo al usuario para cancelar grandes transacciones que se realizaron sin su permiso y reduciría las posibilidades de robo de grandes cantidades de dinero a la vez.

Supervisar mejor las cuentas para detectar actividades de transferencia inusuales y solicitar confirmación cuando se produzcan transacciones sospechosas (por ejemplo, transacciones monetarias inusualmente grandes, transacciones monetarias a altas horas de la noche, etc.). De manera similar a las políticas de la mayoría de las compañías de tarjetas de crédito, esto agregaría una capa adicional de seguridad a su producto para evitar transacciones fraudulentas.

Por Edwin Martínez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *