viernes 17 de mayo de 2024 20:01 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

La gobernadora Kathy Hochul dio el miércoles los últimos números a medida que la viruela del mono continúa propagándose.

El estado de Nueva York tiene la mayor cantidad de casos en todo el país con 679 casos confirmados, 639 de ellos en la ciudad de Nueva York.

Nueva York ya recibió sesenta mil dosis de la vacuna -pero se necesitan más.

Si bien no hay muertes, la propagación a más de 60 países es preocupante.

La gobernadora puso un mensaje en redes sociales informando de sus contactos con la Casa Blanca para obtener las vacunas.

“He tenido varias llamadas productivas con @WhiteHouse para solicitar vacunas adicionales contra la viruela del mono. Gracias a la asociación de @POTUS, hemos asegurado más de 60,000 dosis para los neoyorquinos”, escribió la gobernadora Hochul en su mensaje.

“Mi equipo seguirá trabajando para asegurarse de que Nueva York reciba nuestra parte justa del suministro de vacunas”, sigue el mensaje.

La comisionada de Salud del estado dijo que el brote actual también es único porque los síntomas se presentan de una manera que no se habían presentado antes: localizados en la boca y las áreas genitales. 

Y la mayoría de los casos que se están viendo son entre hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres.

El centro de bienestar Oasis en Chelsea trabaja principalmente brindando a los neoyorquinos latinos LGBTQ acceso a atención de salud sexual.

“Lo que queremos es asegurar que reduzcamos la probabilidad que esta viruela específicamente se vuelva endémica, se vuelva algo normal en nuestro estado”, dijo Gustavo Morales, de Oasis Wellness Center.

El centro es una de las organizaciones comunitarias con las que se ha asociado el departamento de Salud de la ciudad para llevar la vacuna a los neoyorquinos que están en mayor riesgo.

“Todos los dias nos envían una lista de entre 20 30 espacios que yo puedo llenar durante todo el día para personas latinas que se vayan a poner la vacuna al día siguiente”, agregó Morales.

Los signos incluyen síntomas similares a los de la gripe: el signo visual es un sarpullido o llagas que puede tardar de 2 a 3 semanas en aparecer después de la infección.

Los funcionarios les recuerdan a las personas que cualquiera puede contraer este virus, y organizaciones como Oasis quieren asegurarse de que no se cree un estigma en torno a este virus.

“Estamos lamentablemente usando un vocabulario bien parecido a lo que se miro en los 80s con el VIH donde se asociaba población ‘x’ con una enfermedad ‘x’. Y eso no es la realidad. Que haya mas casos en una comunidad no significa que esa es la comunidad que hay que señalar. 

A partir de ahora, la comisionada de salud del estado cree que la propagación se puede contener, pero se necesitan más vacunas.   

Los funcionarios esperan que haya más vacunas disponibles en las próximas semanas.

ny1noticias.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *