lunes 17 de junio de 2024 11:58 am

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

La gobernadora Hochul anunció nuevos pasos que se tomarán en todo el Estado para frenar el coronavirus, que dejó 22 muertos el último día y advirtió que mandará 3 millones de pruebas a estudiantes.

Los contagios de COVID-19 siguen aumentado en la ciudad de Nueva York y en todo el estado, con un índice de positividad diaria cercana al 15%, debido en gran parte a la subvariante de omicrón BA.5, responsable del 78% de los nuevos casos, por lo que las autoridades anunciaron un plan de acción para ponerle freno.

Así lo reveló este miércoles la gobernadora Kathy Hochul, tras presentar una serie de iniciativas inmediatas y otras para el otoño, como preparación ante una eventual nueva ola del COVID y un regreso de niños a clases seguro.

En su anuncio, la mandataria estatal destacó una vez más que el COVID-19 no se ha ido, y aunque advirtió que el panorama actual es mucho más alentador que el que se vivió al principio de la pandemia en la primavera del 2020, confirmó el incremento de contagios a causa de la subvariante BA.5 y muertes diarias. En las últimas 24 horas fallecieron 22 personas a causa del coronavirus, 7 de ellas en la Gran Manzana.

La Gobernadora mencionó que Nueva York continuará con el enfoque de lucha que se ha venido adelantando, pero promoverá nuevas medidas para evitar que una nueva oleada por el cambio de estación tome por sorpresa a los neoyorquinos.

“Mi equipo está trabajando las 24 horas del día para reforzar nuestra preparación contra futuras oleadas pandémicas y otras emergencias de salud pública relacionadas, tanto a corto como a largo plazo”, mencionó Hochul, recalcando que la principal prioridad del Estado es mantener seguros a los neoyorquinos. “Hemos logrado un progreso real en nuestra lucha contra el COVID-19, y debemos permanecer atentos para asegurarnos de que el estado de Nueva York emerja más fuerte que nunca”.
En su anuncio, la líder neoyorquina fue clara en revelar que por ahora no volverán los mandatos de uso de máscara obligatoria ni en escuelas ni en espacios interiores, pero aclaró que todo dependerá de la manera como se vayan dando las cosas en las próximas semanas.

Como parte de las iniciativas de prevención, se enviarán 3 millones de pruebas caseras a las escuelas para que las distribuyan entre estudiantes y personal, para que se realicen la prueba antes del inicio del año escolar.

Asimismo, Hochul dijo que está trabajando con expertos en salud pública para implementar un plan de acción del otoño para estar preparados ante potenciales aumentos repentinos de COVID-19 y mencionó que están analizando qué mecanismos han funcionado y cuáles no.

La Gobernadora mencionó la revisión de la respuesta que Nueva York dio al COVID, identificando fortalezas, mejores prácticas, y áreas donde las políticas fueron deficientes para satisfacer las necesidades del público e “identificar lecciones clave para mejorar la preparación y respuesta de salud pública”.

De igual manera evaluar los hallazgos clave de manera estructurada y oportuna y proporcionar recomendaciones clave y preparar una guía de planificación para el Estado para su uso en una emergencia futura, incluida la identificación de los primeros pasos que el Estado debe tomar cuando ocurra una emergencia.

“Estamos abordando un plan de acción a corto plazo y otro a largo plazo, y queremos asegurarnos de que los niños estén seguros y preparados y que cada estudiante y miembros del personal escolar se puedan hacer la prueba del COVID”, reiteró la Gobernadora.

Además del plan de regreso estratégico de los niños a las escuelas, se promoverán acciones para que más neoyorquinos se vacunen, especialmente los mayores de 50 años que no se han puesto dosis en los últimos seis meses. También buscarán aumentar la capacidad de pruebas contra el COVID, de las cuales hay 20 millones listas para ser distribuidas, promover mayor acceso de pacientes positivo a tratamiento y terapias, fortalecer las medidas del sistema hospitalario para hacerle frente al aumento de contagios y trabajar con organismos locales y federales para frenar el auge del virus.

Expertos en salud del Estado prevén también que muchas de las personas que se contagiaron con subvariantes anteriores hace apenas tres meses pudieran reinfectarse, por lo que insistieron en la necesidad de que se apliquen las dosis de refuerzo.

La Gobernadora en su anuncio recordó que tanto en la Gran Manzana como fuera del estado existen líneas de ayuda para que aquellas personas que se contagien puedan recibir tratamiento para evitar enfermedad grave y caer en los hospitales, que en el caso de la ciudad de Nueva York tiene un índice de 105 ingresos diarios actualmente.

El llamado a pedir ayuda también se hizo extensivo a quienes padecen secuelas duraderas de COVID tras haberse contagiado hace ya varios meses o incluso años.

El vicegobernador, Antonio Delgado, hizo un llamado a no bajar la guardia, y reiteró que los niños de regreso a clases siguen siendo prioridad.

“A medida que la pandemia avanza y continúa cambiando, debemos permanecer atentos y estar preparados para nuevas cepas a medida que surjan”, dijo el funcionario. “Con los estudiantes que regresan a las aulas escolares en el otoño, necesitamos tener un plan para abordar futuras variantes”.

Pero el anuncio de nuevas acciones no fue solamente sobre el COVID-19, sino que en la conferencia de prensa la Gobernadora y la comisionada de Salud, Dra. Mary Bassett, también revelaron estrategias para hacerle frente a la viruela del mono, de la que ya se han identificado 679 casos en todo el estado, 639 de ellos en la Gran Manzana. Nueva York cuenta con la tercera parte del total de casos en Estados Unidos.

La jefa del Departamento de Salud recordó que a pesar de que la viruela del mono no es fatal, y que hasta el momento de los 2,000 casos hallados en todo el país no se ha registrado ninguna muerte, es una enfermedad incómoda, transmisible por contacto físico y doloroso.

Bassett mencionó que aunque se han dado varios casos entre personas de la comunidad LGBTQ, cualquier persona puede contraer la viruela símica, por lo que instó a redoblar prácticas de cuidado especialmente en clubes y zonas de reunión masiva como evitar contacto físico.

“Seguiremos revitalizando los sitios de salud locales, las infraestructuras del departamento de salud, el acceso a vacunas a quienes hayan estado expuestos y educando sobre el tema, con dignidad, sin estigma y equidad”, agregó la funcionaria, advirtiendo que estiman que los casos aumenten en las próximas semanas”.

COVID-19 en cifras en Nueva York

  • 14.5% es el promedio de contagios y sigue subiendo
  • 4,380 casos positivos fueron detectados en las últimas 24 horas
  • 105 hospitalizaciones en la Gran Manzana diarias
  • 16.52 es el promedio de hospitalizaciones actual, cuando hace un mes era 9 por cada 100,000 habitantes
  • 7.76% es el promedio de pacientes internados con COVID
  • 22 son las muertes diarias en todo el estado a causa del COVID
  • 7 son las muertes por coronavirus en la ciudad
  • 95% de los neoyorquinos mayores de 18 años tienen la primera dosis de la vacuna
  • 87.9% de los mayores tiene el esquema completo de vacunación
  • 74.3% de los niños mayores de 12 años tiene vacunación completa
  • 38.4% de los niños de 5 a 11 años tiene esquema completo de vacuna COVID
  • 9,076,341 personas se han puesto en Nueva York la dosis de refuerzo

La viruela del mono en Nueva York en cifras

  • 2,000 son los casos que han sido detectados en todo el país
  • 679 de los contagios se han detectado en Nueva York
  • 639 casos de viruela del mono están en la Gran Manzana
  • 16 casos fueron hallados en Westchester
  • 33% representan los casos de Nueva York a nivel nacional
  • 61,030 vacunas han sido distribuidas en Nueva York

Puntos del plan para frenar el incremento del COVID anunciado

  • Habrá un regreso estratégico de los niños a las escuelas, que incluye el envío de 3 millones de pruebas
  • Promover que más neoyorquinos se vacunen y mayores de 50 años se pongan dosis de refuerzo
  • Aumentar capacidad de pruebas contra el COVID
  • Promover mayor acceso de pacientes positivo a tratamiento y terapias
  • Entregar equipamientos y 20 millones de pruebas caseras disponibles
  • Fortalecer las medidas del sistema hospitalario para hacerle frente al aumento de contagios
  • Trabajar con organismos locales y federales para frenar el auge del COVID

Puntos del plan de revisión de acciones

  • Revisar políticas y la orientación sobre la gestión de hospitales e instalaciones para pacientes hospitalizados a la luz de las demandas de la pandemia, incluidos los procedimientos médicos que podrían y deberían continuar.
  • Revisar políticas y orientación para la transferencia de personas, en particular las personas más vulnerables, a entornos de congregación, incluidos refugios para personas sin hogar, hogares grupales, hogares de ancianos, cárceles y prisiones, y ver qué entidades están más calificadas para tomar esas decisiones y la eficacia de los controles de infección. dentro de esas entidades.
  • Revisar las políticas y la orientación para el cierre y la reapertura de las instituciones educativas, y cómo se manejaron los programas educativos para la primera infancia, la edad escolar, la educación especial y la educación postsecundaria durante el COVID-19 y cómo deberían manejarse en una emergencia futura.
  • Revisar factores para determinar qué negocios, industrias y funciones deben considerarse esenciales y para qué fines.
  • Evaluar la protección necesaria para los trabajadores esenciales en el lugar de trabajo, y los programas y servicios que necesitan estos trabajadores, que a menudo pertenecen a comunidades de color de bajos ingresos.
  • Mirar la coordinación entre el Estado y sus contrapartes federales y locales, incluidas las relaciones con alcaldes, líderes de condados y otros funcionarios electos.
  • Mirar la educación y comunicación efectivas con el público, incluido el intercambio de datos y otra información.
  • Dotar al personal y mirar la experiencia necesaria para planificar e implementar procedimientos de emergencia y funciones específicas que deben cumplirse.
  • 44 lugares en el estado de Nueva York están ofreciendo pruebas gratuitas y tratamientos
  • 311 es la línea para conocer más sobre esos sitios
  • (212) 2684319 es la línea para que llamen neoyorquinos de los cinco condados
  • (888) 873 2869 es la línea para pedir ayuda fuera de la ciudad de Nueva York

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *