martes 28 de mayo de 2024 16:34 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ La Policía Metropolitana de Washington DC, distrito de Columbia, identificó al camionero dominicano Sergio Nicolás Rosario Arias, de 29 años de edad, como el hombre asesinado por una bala perdida el 30  de marzo, en una intersección de esa ciudad, mientras hablaba por teléfono con su esposa y murió el jueves 5 de  este abril.

La bala lo alcanzó  cuando varios sujetos se enfrentaron a balazos en la calle, dejando a otros dos hombres heridos.

La policía está ofreciendo una recompensa de $25 mil dólares por información acerca de los participantes de en la balacera que cobró la vida del dominicano, padre de un niño de tres años  y con la esposa embarazada a la espera de una segunda criatura.

El enfrentamiento ocurrió  a las 9:27 de la noche en la intersección DC-295 y la avenida Kenilworth, dijo la policía el viernes en un comunicado.

“El Departamento de Policía Metropolitana solicita la ayuda del público para recopilar información sobre este homicidio”, pide la uniformada.

Rosario Arias, residía en El Bronx y llegó a los Estados Unidos a los 16 años de edad, y al momento de morir trabajaba en una empresa que transportaba muebles hacia diferentes estados, entre estos, California de donde el vehículo había llegado a Washington DC para un descanso en la ruta.

Nueve balazos impactaron al camión cuando el dominicano hablaba con su esposa desde la litera donde dormía en la segunda planta de la parte trasera del camión remolque.

Se detuvo en DC porque  tenía que hacer una parada más allí. El conductor estaba al volante pero no resultó herido.

Un primo de la víctima, José Morel, le dijo al canal 4 de la cadena NBC News  que la viuda de Rosario está en estado de shock.

“En este momento ella está entumecida”, dijo.

La policía dice que varios sujetos a bordo de dos vehículos se enfrentaron a tiros en la referida intersección, cerca de la calle Foote.

Uno de los disparos alcanzó a Rosario.

“Estaba en la parte de atrás, donde duermen en el segundo piso del remolque, en la litera de arriba”, dijo el primo de la víctima.

“Estaba hablando con su esposa, y ella pensó que se había quedado dormido, pero en verdad se estaba muriendo”, agregó.

La policía  le dijo a la familia que las nueve balas le dieron al camión, añadió Morel.

El conductor no supo de inmediato lo que estaba ocurriendo y siguió conduciendo hasta que un perro que viajaba con ellos les advirtió con sus ladridos indicó que algo estaba pasando.

El chofer se detuvo en la cuadra 2000 de la calle Chillum Road en el condado Prince George’s en Maryland.

“Él había estado tratando de hacerse una vida. Su madre está loca. La esposa, como te dije, ella no está ahí. Mentalmente no está bien”, dijo Morel.

Hasta ahora, las autoridades no han realizado arrestos.

Morel dijo que la policía de DC le han dicho que los investigadores cuentan con algunas pistas.

La familia se prepara para repatriar el cuerpo de Arias a la República Dominicana para sepultarlo en su tierra natal.

Al cierre de esta crónica, la policía no ha hecho ningún arresto en relación al caso.

Morel dijo que la policía de DC le aseguró que los detectives de homicidios tienen algunas pistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *