lunes 17 de junio de 2024 16:56 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Según la fiscalía, tres carteros hispanos y una mujer cometieron un fraude postal millonario. Los descubrieron porque una gran cantidad de correos fue hallado abandonado en la habitación de un hotel en Yonkers (NY)

Tres carteros hispanos fueron detenidos como sospechosos de cometer un fraude postal millonario, luego de que una gran cantidad de correos fuese hallado abandonado en la habitación de un hotel en Yonkers (NY).

La presunta cabecilla dominicana del grupo, Yohauris Rodríguez Hernández, olvidó la evidencia condenatoria cuando debió cambiarse de habitación en el hotel y luego se apresuró a recuperarla, pero ya era demasiado tarde, dijeron las autoridades, según Westchester Journal News.

“Estos carteros han traicionado al público y mostraron un total desprecio por la honestidad y la confianza que se depositó en ellos”

Daniel Brubaker, inspector postal a cargo

El esquema involucró una estafa de beneficios sociales por COVID-19. Los carteros Óscar Abreu, Rafael Grullón y Aldo Palomino Jr. al parecer se vieron envueltos en la trama ilícita en 2020, cuando Rodríguez al parecer se acercó a Abreu y le pidió que robara correo del Departamento de Trabajo (DOL) del estado Nueva York a lo largo de su ruta postal, según los fiscales federales.

Abreu inicialmente aceptó $200 dólares por cada pieza de correo que robaba, pero pidió $500 por paquete, según una denuncia revelada la semana pasada. Además reclutó a sus colegas Grullón y Palomino Jr. para unirse al plan, acusó el Fiscal Federal para el Distrito Sur de Nueva York.

La presunta cabecilla, Rodríguez Hernández, había estado ayudando a presentar reclamos falsos de beneficios por desempleo a nombre de cientos de personas. Luego, cuando los pagos del DOL se enviaron por correo a las personas desprevenidas, los carteros los interceptaron a lo largo de sus rutas, según las autoridades federales.

La banda presentó más de 500 reclamos de beneficios por desempleo por valor superior a los $16 millones de dólares. La operación criminal se deshizo cuando Rodríguez y otro sospechoso dejaron cientos de piezas de correo del DOL en la habitación de hotel de Yonkers, según los federales.

Los tres trabajadores postales enfrentan cada uno un máximo de 25 años de prisión si son declarados culpables, acotó New York Post.

El año pasado Rodríguez fue procesada por reingresar ilegalmente al país luego de ser deportada a República Dominicana, su país natal, debido a una condena federal anterior por fraude. No está claro qué le sucedió al otro sospechoso anónimo que la acompañaba en el hotel donde las cartas fueron decomisadas.

Estos empleados “afectaron a cientos de víctimas inocentes al permitir que sus compañeros criminales recibieran ilegalmente beneficios de desempleo por Covid-19 a través del correo de EE.UU.”, dijo el inspector postal a cargo, Daniel Brubaker, en un comunicado. “Estos carteros han traicionado al público y mostraron un total desprecio por la honestidad y la confianza pública que se depositó en ellos”.

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *