lunes 17 de junio de 2024 15:45 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

La Adult Survivors Act abre una ventana legal para que los sobrevivientes entablen una demanda civil independientemente del estatuto de limitaciones.

Las víctimas de agresiones y abuso sexual en la adultez tienen ahora una ventana legal de un año para entablar una demanda civil y asegurar la justicia que se merecen, gracias a la Ley de Sobrevivientes Adultos que firmó ayer la gobernadora Kathy Hochul.

La mandataria recalcó al rubricar la legislación que era un paso importante para empoderar a los sobrevivientes de todo el estado para que usen su voz y responsabilicen a sus abusadores.

“La lucha contra la agresión sexual requiere que reconozcamos el impacto del trauma dentro de nuestro sistema de justicia”, señaló Hochul. “Me enorgullece firmar esta legislación, que es parte de nuestra responsabilidad colectiva de protegernos unos a otros y crear un entorno que haga que los sobrevivientes se sientan seguros. Si bien nuestro trabajo no ha terminado, la erradicación de la agresión sexual comienza con nuestra capacidad de llevar a los perpetradores de estos actos atroces ante la justicia y esta legislación es un paso histórico”.

Patrocinada por el senador estatal Brad Hoylman, quien preside el comité judicial de dicha cámara y la asambleísta Linda Rosenthal, la Adult Survivors Act (ASA) creará una ventana de un año para la reactivación de demandas civiles prescritas basadas en delitos sexuales cometidos contra personas mayores de 18 años.  

La ventana comenzará seis meses y permitirá a los sobrevivientes demandar independientemente del estatuto de limitaciones, teniendo en cuenta que para muchos sobrevivientes puede tomar años aceptar el trauma de la agresión sexual y sentirse listos para buscar justicia contra un abusador, mientras experimentan temor a represalias o vergüenza.

Precisamente el lunes, tras la aprobación por parte de la Asamblea estatal de la ASA, el Sexual Harassment Working Group valoró el que se reconociera que para muchos sobrevivientes  a menudo existen barreras significativas antes de que la rendición de cuentas y la justicia sean una opción. “En ocasiones, el sobreviviente debe primero lograr la seguridad física y económica para entablar una demanda. Esto se suma a los años que puede llevar procesar psicológicamente las experiencias y los daños resultantes”, manifestaron en un comunicado.

Para el senador Hoylman, la firma de la legislación envía un poderoso mensaje a los sobrevivientes de abuso sexual.

“¡Los escuchamos! No estaríamos aquí hoy sin el coraje de sus convicciones que los impulsaron a compartir sus historias profundamente personales sobre el abuso sexual que cambió sus vidas e hizo posible la aprobación legislativa”, afirmó el legislador. “Finalmente, las puertas de los tribunales de todo nuestro estado se abrirán de par en par para que puedan confrontar a sus abusadores y buscar la justicia que le fue negada durante bastante tiempo”.

Por su parte, la asambleísta Linda Rosenthal resaltó que la  ASA también se asegurará de que los depredadores que se han escondido detrás de las débiles leyes de Nueva York finalmente enfrenten la justicia.

“Me sentí honrada de trabajar con un grupo intrépido de sobrevivientes que han sido implacables en su búsqueda de justicia. Estos valientes sobrevivientes han sido el corazón y el alma de nuestro movimiento, y es por ellos que luché”, sostuvo. “Los sobrevivientes han esperado lo suficiente, ya es hora de que vean prevalecer la justicia “.

La senadora Anna Kaplan remarcó que durante demasiado tiempo, las leyes obsoletas de Nueva York “dificultaron que los sobrevivientes de abuso buscaran justicia, lo que provocó que muchos sufrieran en silencio para evitar volver a ser víctimas de un proceso legal implacable”.

Responsabilizar a los abusadores

Organizaciones que velan por los derechos de las víctimas destacaron la oportunidad que ofrece esta legislación para que las víctimas hagan responsables a sus abusadores.

“Esto puede ser una parte importante de la curación de los sobrevivientes”, indicó la directora ejecutiva de la Coalición contra la agresión sexual del estado de Nueva York, Joanne Zannoni.

Mientras que Liz Roberts, directora ejecutiva de Safe Horizon, la mayor agencia de asistencia a víctimas de abuso en EEUU, argumentó que el  poder colectivo de los sobrevivientes es una de las fuerzas más poderosas que ha conocido.

“La Ley de Sobrevivientes Adultos es un testimonio de ese poder. Estoy agradecida con cada sobreviviente que contó su historia, que se reunió con un legislador, que usó su voz en las redes sociales o de cualquier otra manera. No estaríamos aquí sin ellos”, subrayó Roberts.

Las víctimas también tuvieron una presencia durante la firma.

Marissa Hoechstetter, sobreviviente y defensora, consideró que la ley es una gran victoria para los sobrevivientes “especialmente en un momento en que la autonomía corporal de las mujeres está bajo ataque”, agregando que  si una víctima decide ejercer o no su derecho a buscar justicia civil bajo esta ley es una decisión personal.

Un compromiso por mayores protecciones

La firma de la Ley de Sobrevivientes Adultos es la última de una serie de iniciativas que la gobernadora Hochul ha respaldado para proteger y apoyar a los sobrevivientes de agresión sexual y violencia doméstica. A principios de este año, la Gobernadora anunció casi $24 millones para programas de violencia doméstica y agresión sexual, incluidos $16 millones para 83 programas y refugios para violencia doméstica y $7.6 millones para 50 centros de crisis por violación y programas de agresión sexual.

A principios de este mes, la gobernadora Hochul firmó una legislación que amplió las protecciones para las víctimas de violencia doméstica a áreas de discriminación donde antes no estaban garantizadas, como la vivienda y los lugares públicos.

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *