martes 28 de mayo de 2024 17:03 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Becas del Desfile Nacional Puertorriqueño: la llave para que estudiantes boricuas lleguen más lejos.

Este domingo el famoso Desfile Nacional Puertorriqueño (NPRDP) regresa a las calles de Manhattan, luego del receso ocasionado por la pandemia del COVID-19. Y más allá del festejo y las celebraciones sobre la “puertorriqueñidad”, el NPRDP lleva años promoviendo la entrega de becas a estudiantes de origen boricua sobresalientes, con el fin de ayudarlos en sus estudios superiores y además impulsar la cultura, las artes, la educación y el liderazgo.

Dentro de los cientos de estudiantes destacados que han obtenido la ayuda financiera, de $2,000, está Brithney Rivera, una joven de 21 años, nacida en Brooklyn, quien utilizó los recursos de la beca para invertir en la adquisición de una computadora de alta capacidad, que se ha vuelto su herramienta principal en su carrera de animación y efectos visuales en la reconocida School of Visual Arts, de la Gran Manzana.

La estudiante, hija de madre originaria de Toa Alta y padre de Barranquitas, quien aplicó a la beca por primera vez en 2020, confesó que los recursos recibidos la impulsaron a poder trabajar en un cortometraje animado que espera estrenar el próximo año, y que tiene el sello de la cultura boricua.

“Yo estoy cogiendo un título en arte y animación de computadoras, así como lo de las películas de Marvel y Pixar, y actualmente estoy trabajando en un corto de 4 minutos, usando la beca para tener más programas virtuales y poder mostrar más de lo que aprendí sobre la cultura de Puerto Rico”, dijo llena de emoción la beneficiaria de una de las beca del NPRDP.

“Este proyecto es la historia de una muchacha que vive sola, y cuando pasa un huracán categoría 4 por la isla, se siente que no tiene fuerza para sobrevivir sola. Entonces llama a los dioses tainos para que la ayuden a que se aleje el huracán, pero le dicen que no la pueden ayudar, que necesita ser fuerte, ser valiente y enfrentarse sola al huracán para salvar a Puerto Rico. Luego saca fuerzas, enfrenta al huracán, le habla y logra calmar la tormenta”, comenta la joven, quien vivió en carne propia los embates del huracán Irma en 2017.

La estudiante de artes visuales asegura que tras conseguir la beca, quiso utilizar parte de esos fondos para enviar un mensaje sobre cómo el pueblo puertorriqueño, todavía afectado por los daños de huracanes como María, también del 2017, sigue sufriendo la falta de recursos, pero no se debilita.

Nosotros somos gente con resilencia, gente que aunque le pasen cosas malas, siempre seguimos pa’lante, y por eso quise usar esta beca en esto”, dijo la puertorriqueña, quien agregó que otro “tesoro” que ofrece la beca son talleres y seminarios específicos sobre Puerto Rico y asuntos de cultura, arte y política, que le dio una nueva visión sobre su isla.

Con esta beca fue la primera vez en mi vida que pude hablar sobre Puerto Rico desde diferentes aspectos, pues siempre me eduqué en las escuelas públicas de Nueva York, y allí no se menciona para nada a Puerto Rico. En estos talleres que incluye la beca, por primera vez conocí a personas boricuas hablando de nuestra cultura y hasta tuvimos clases de bomba y plena, y nos pusimos a bailar. También hablamos de movimientos que pasan en la isla, organizaciones que se crearon después del paso del huracán María, y aprendí más sobre educación de mi isla”, comentó la beneficiaria de la beca NPRDP.

La joven aprovechó para pasar la voz sobre el honor que significa recibir estos recursos, y dijo que junto a los fondos de la beca, que pueden ser utilizados en el pago de las matrículas universitarias, también reafirmó que su gente son personas “bravas”, con una cultura muy rica y el sello de “ayudarnos unos a otro, pues aunque no nos conozcamos bien, en minutos siempre nos ayudamos, porque los boricuas siempre damos la mano”.

Ayiana Taina Davis Polen, quien estudia sociología, antropología y música en la universidad Spelman College, y quien recibió la beca del 2022 a manos del Desfile Nacional Puertorriqueño por segunda ocasión, también coincidió en que esa ayuda económica es un doble premio.

“La beca va más allá de los $2,000 que nos entregan para ayudar en asuntos de nuestros estudios. Nos conectan con seminarios donde estudiamos sobre asuntos de gobierno, política y cultura de Puerto Rico y clases de bomba y plena. El dinero podemos usarlo en libros o si necesitamos computadoras o cuestiones relacionadas con nuestra educación”, comentó la joven de origen puertorriqueño, quien cursa su tercer año de universidad.

Ayiana agregó que los seminarios que tomó la primera vez que ganó la beca, y los que tomará en las próximas semanas, son con el Desfile Nacional Puertorriqueño, una manera de acercarse más a la cultura de la isla.

“En este programa hablamos todo sobre Puerto Rico, sobre cultura, política y arte y además es una oportunidad para crear lazos con otros estudiantes puertorriqueños, lo que es extremadamente importante, porque es parte de lo que soy yo”, dijo la joven, de 20 años. “Yo me siento en la obligación no solo de representar a la comunidad de Puerto Rico sino también servir a mi comunidad. Por eso esta beca se enfoca en eso, en servir, y no muchos conocen o aprecian la cultura de nuestra isla; de lo bueno y lo malo en cada aspecto y ese quiero que sea mi rol. Es una maravilla poder usar esta beca en educarnos más sobre la isla”.

La beneficiaria de la beca NPRDP, quien nació en Alabama, y vivió en Trujillo, Puerto Rico, destacó que estas ayudas financieras y educativas son un premio al que cualquier joven con raíces boricuas debería aplicar, pues le cambia la perspectiva sobre la propia vida.

“Creo que esta beca es muy amplia, es más que un asunto de cultura para quienes viven en Estados Unidos, o en Puerto Rico o en ambos sitios. Se trata de algo que nos define, que nos representa y que llevas siempre contigo. Es una cuestión de familia, pues para nosotros la familia es muy importante”, dijo la estudiante de sociología, quien quiso resaltar el orgullo que loe produce tener sangre boricua.

“Nosotros somos gente unida, somos unidos unos con otros, amamos la música. De hecho yo toco piano desde chiquita y considero que la música también nos sirve para contar nuestra historia y por eso es algo que se resalta en los talleres, junto a otros aspectos de nuestra cultura”, agregó la estudiante.

“Por eso los puertorriqueños que tenemos el honor de ganar estas becas debemos sentirnos orgullosos. Es grandioso que el NPRDP haga esto. Es algo que aprecio. Es más que una beca. No es solo dinero sino es un sello de nuestra comunidad. Nunca hubiera sabido lo que hoy sé sin esta beca”, resaltó.

Jason Macías, miembro de la Junta directiva del Desfile Nacional puertorriqueño (NPRDP) y director de asuntos de Educación, explicó que este 2022 otorgaron becas por valor de $2,000 para un total de $200,000 entre estudiantes de 16 estados del país y Puerto Rico: 58 universitarios y 42 del último año de secundaria.

El NPRDP tiene el honor de otorgar estas becas a estudiantes excepcionales que representan con orgullo a la comunidad puertorriqueña. El futuro es brillante”, destacó Macías, quien explicó que los ganadores de las becas fueron notificados el 1 de junio de 2022, y varios de ellos marcharán en el Desfile del domingo al lado del Gran Mariscal de este año, el Secretario de Educación de los Estados Unidos, Miguel Cardona.

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *