viernes 17 de mayo de 2024 20:17 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Una madre y su hijo manejaron de Long Island a Queens para matar de varios disparos a un hombre en una disputa por $350 dólares. El crimen dejó dos niños huérfanos.

Avita Campbell (40) y su hijo Raymond Jackson (24) se declararon culpables de matar a a un hombre desarmado en una disputa por una suma insignificante de dinero ($350 dólares), anunció la fiscal de distrito de Queens, Melinda Katz, calificándolos de “diabólicos”.

La semana pasada ambos se declararon culpables de homicidio involuntario y posesión criminal de un arma. La madre también se declaró culpable de posesión ilegal de una identificación personal.

La jueza Ushir Pandit-Durant adelantó que el 5 de junio sentenciará a Jackson y Campbell a 24 y 22 años de prisión, respectivamente. La madre y el hijo también serán condenados a cinco años de supervisión posterior a la liberación, reportó QNS.com.

“Este dúo diabólico de madre e hijo se unió para ejecutar a un hombre en una disputa por una suma de dinero relativamente pequeña”, dijo la fiscal Katz en un comunicado. “Van a ir a prisión por mucho tiempo por un asesinato que fue tan insensato como brutal”.

Según los cargos, el 23 de septiembre de 2020 Lasaaun Lawrence fue de Queens (NYC) a la casa de los acusados en Valley Stream (Long Island) para recuperar el dinero que creía que Jackson le debía por la reparación de un automóvil. Jackson y Lawrence tuvieron un altercado físico.

Más tarde ese día, aproximadamente a las 5:40 p.m., Jackson y su madre fueron vistos en un video de vigilancia saliendo de un BMW blanco conducido por la madre en Beach 31st Street cerca de Seagirt Avenue en Far Rockaway (Queens). Ambos estaban armados: Campbell con un tubo de metal y Jackson con una pistola. La víctima se encontraba en un automóvil estacionado en doble fila en el lugar.

Cuando la madre y el hijo se acercaron al automóvil de la víctima, Jackson levantó el brazo, apuntó y le disparó a Lawrence. Se escucharon alrededor de una docena de disparos que alcanzaron a Lawrence.

Después de que Jackson dejó de disparar, su madre golpeó el parabrisas del automóvil de Lawrence con la tubería que llevaba, lo que provocó que el vidrio se rompiera.

Jackson y Campbell regresaron al BMW y huyeron de la escena. La policía de la comisaría 101 en Far Rockaway llegó y encontró a Lawrence tirado en la carretera con dos heridas de bala. Paramédicos llevaron a Lawrence al Hospital Episcopal de St. John, donde fue declarado muerto.

Una semana después, el 2 de octubre de 2020, Campbell conducía el mismo BMW cuando la policía la detuvo. Los policías ejecutaron una orden de registro autorizada por la corte y encontraron una pistola plateada y negra cargada y dos revistas de bala dentro de una mochila. En el momento del arresto, la acusada estaba en posesión de $10,000 dólares en efectivo y un cuaderno y una hoja de cálculo con cientos de nombres, direcciones y números de seguro social que tenía la intención de usar con fines de fraude, dijeron los fiscales.

Las pruebas de balística realizadas en el arma recuperada por la Sección de Armas de Fuego de la policía de Nueva York revelaron que coincidía con la que había sido utilizada para matar a Lawrence. Jackson fue detenido en Florida en diciembre de 2020 y transportado de regreso a Nueva York.

“Se suponía que [el hijo de Campbell] debía reparar la camioneta de mi hermano”, dijo en 2020 Tasheem Montgomery. “Mi hermano le pagó $350 dólares y simplemente no hizo ningún trabajo, y mi hermano fue a hablar con él al respecto y esto sucedió (…) Perdió su vida por $350″. Dejó dos niños huérfanos.

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *