jueves 25 de julio de 2024 00:46 am

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Al menos 30 oficiales del NYPD recorren el parque de Queens para atrapar al sospechoso de violar a una niña de 13 años y posteriormente robarles a ella y a su amigo, sus respectivos teléfonos móviles.

La preocupación de los neoyorquinos sigue a flor de piel en un parque de Queens, donde un sujeto violó a una niña de 13 años a punta de cuchillo y aún sigue prófugo de la justicia, siendo objeto de una persecución masiva por parte del Departamento de Policía de Nueva York.

“Apesta porque siempre vengo aquí”, expresó el padre de Queens, Will De Jesus, el domingo en Kissena Park, donde la jovencita fue asaltada sexualmente luego de que el sospechoso la obligara a ella y a un amigo a entrar a una zona aislada.

“Traigo a mi hija, a mi hijo”, dijo De Jesus, de 52 años. “Apesta escuchar cosas así. Créame, tengo cinco chicas, así que sé que apesta. Descubrir que algo así le pasó a mi hija, guau”.

“Siento como si hubiera presencia policial aquí, pero nunca veo policías aquí, excepto cuando es feriado o algo así”, manifestó. “Es necesario que haya más vigilancia en un espacio como este”.

Los funcionarios cubrieron el conocido parque de Flushing luego de la violación a plena luz del día el jueves en la tarde, incluso ofrecieron una recompensa de $10,000 dólares por la ubicación y posterior captura del criminal.

Asimismo, los jefes de la NYPD llamaron al fugitivo un “animal” y anunciaron que desplegaron unos 60 oficiales.

El domingo, dos policías uniformados estaban custodiando la entrada del parque de 235 acres, mientras los residentes de la zona disfrutaban del clima templado y agradable del Día del Padre.

“Probablemente, seguirán así hasta que encuentren al tipo, lo cual será pronto”, dijo un agente, normalmente asignado al Bronx. “Tenemos a la mitad de los detectives de Queens buscando”.

Señaló que más de 30 oficiales recorrían el parque buscando al atacante, informó New York Post.

El sujeto en cuestión se acercó a la víctima y a su amigo, otro menor de 13 años, a las 3:00 de la tarde aproximadamente de pasado jueves y los obligó a ingresar a una área boscosa aislada con una hoja “estilo machete” cuando ellos se resistieron a obedecer, indicó NYPD.

Le amarró las manos con cordones de zapatos y violó a la niña, explicó Joseph Kenny, el jefe de detectives de la policía de Nueva York.

Posteriormente, el abusador les robó los teléfonos celulares y les dijo que esperaran 20 minutos antes de escaparse, agregó Kenny.

Los menores traumatizados, que habían ido al parque a jugar fútbol, volvieron a su escuela que estaba cerca tras el asalto y lo denunciaron, expresó la policía.

El sospechoso es un sujeto de piel clara de unos 20 años con un fuerte acento español, tiene frenillos en los dientes y un tatuaje de jabalí o un animal parecido con los ojos rojos y cuernos rojos en el lado izquierdo del pecho, señalaron las autoridades.

Aunque la mayoría de los residentes de la zona siguen desconfiando en Kissena, una pareja vio a su hija pequeña andar en bicicleta en el parque el domingo hasta que se enteraron del terrible abuso sexual perpetrado.

Por Marlyn Montilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *