martes 28 de mayo de 2024 17:07 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Lograr tu primera victoria en la Fórmula E tras estrellarte. Así de atípico ha sido el triunfo de Nick Cassidy en la primera manga del ePrix de Nueva York, toda vez que el piloto de Envision Racing se ha visto sorprendido por el ‘aquaplaning’ tras una fuerte tormenta, impactando contra las barreras como han hecho también Lucas Di Grassi, Stoffel Vandoorne o Sébastien Buemi. Con la bandera roja mostrada y sin muestras de mejoría en la meteorología, dirección de carrera ha decidido terminar la carrera con los resultados de la vuelta anterior, otorgando así a Cassidy el triunfo.

Nick Cassidy no fallaba en la salida y retenía la primera posición por delante de un Lucas Di Grassi que adelantaba a Stoffel Vandoorne. El mal arranque del piloto de Mercedes le hacía perder otra posición extra frente a Sébastien Buemi. Por detrás, Robin Frijns escalaba al quinto puesto, mientras que Edo Mortara se colocaba octavo, ganando un puesto respecto a su cajón de salida. Entre los candidatos al título, Jean-Eric Vergne era el gran perdedor tras golpear en el primer giro a Sérgio Sette Câmara y ser empujado a su vez por Mitch Evans.

No era necesario el Safety Car, por lo que la carrera cogía vuelo y Edo Mortara era uno de los primeros pilotos en activar el ‘attack mode’. El suizo perdía plaza e iniciaba el ‘efecto dominó’. Robin Frijns y Pascal Wehrlein también activaban el modo de potencia extra, mientras que, en cabeza, Nick Cassidy decidía adelantarse a Lucas Di Grassi y pasaba por la zona de activación una vuelta antes que el brasileño, lo que le servía para retener el primer puesto. Por detrás, Stoffel Vandoorne caía al quinto puesto, superado por Robin Frijns.

Recuperaba Vandoorne el cuarto lugar por el ‘delay’ en la activación del ‘attack mode’ respecto a Robin Frijns, pero el belga lo pasaba mal para volver a dejar atrás al neerlandés. Con todo, el primer intercambio de activaciones no le salía del todo mal al piloto de Mercedes EQ, ya que por detrás Edo Mortara perdía otra posición adicional y caía al décimo puesto tras verse superado por Nyck de Vries. Con más de media carrera todavía por delante, comenzaba de nuevo el ‘baile’ de activaciones.

Nyck de Vries tomaba la delantera en esta ocasión al activar su segundo ‘attack mode’, aunque no tardaban en imitarlo Pascal Wehrlein, Robin Frijns y Sébastien Buemi. El líder Cassidy esperaban un giro más, al igual que Lucas Di Grassi, mientras que Stoffel Vandoorne aún retrasaba su activación otra vuelta, maniobra perfecta que le permitía ganar la posición a Buemi. Quedaba así el belga en tercera posición con más tiempo de potencia extra que sus rivales. Por detrás, Edo Mortara conseguía ganar un puesto para situarse noveno.

Stoffel Vandoorne no conseguía sacar todavía más rédito a su estrategia y no lograba arrebatar el segundo puesto a Lucas Di Grassi, entre otras cosas porque el piloto de Venturi activaba el ‘FanBoost’ para defenderse y mantener su gran labor de equipo. Sin embargo, Vandoorne también contaba con el modo de potencia extra otorgado por los aficionados y conseguía batir con solvencia a Di Grassi. Sin embargo, la carrera comenzaba a darse la vuelta poco después para el belga.

Lucas Di Grassi le devolvía el adelantamiento a Stoffel Vandoorne en una maniobra muy justa que permitía a Robin Frijns colarse también por delante del piloto de Mercedes EQ. Por detrás, Edo Mortara arrancaba su particular remontada al activar el segundo ‘attack mode’ cuando ya todos lo habían hecho. El suizo conseguía escalar hasta el sexto lugar. Además, la lluvia hacía acto de presencia en Nueva York, dando un toque adicional de dureza e imprevisibilidad a los últimos diez minutos de carrera. En estas condiciones, Edo Mortara conseguía ganar otro puesto extra.

Varios pilotos perdían el control de sus coches ante la repentina tormenta en la misma curva por ‘aquaplaning’. El líder Nick Cassidy impactaba con fuerza contra las barreras, le seguían Lucas Di Grassi, Stoffel Vandoorne y Sébastien Buemi. En el caos más absoluto, Robin Frijns pasaba a ser líder al superar esta curva con ciertos apuros y Edo Mortara escalaba hasta el segundo puesto a pesar de romper su alerón trasero al evitar al resto de monoplazas accidentados. En otro punto del circuito, Pascal Wehrlein, Sam Bird y Jake Dennis se tocaban.

Dirección de carrera mostraba la bandera roja ante el absoluto caos presente en pista, pero todo lo sucedido un giro antes de la neutralización no servía de nada. Con la perspectiva de la segunda carrera del ePrix de Nueva York por disputar y con las nubes descargando agua con fuerza, la Fórmula E optaba por dar la carrera por finalizada con los resultados del giro anterior. Nick Cassidy, primer piloto en accidentarse, sumaba así su primera victoria en la Fórmula E. Lucas Di Grassi tras seguir los pasos de Cassidy era segundo.

Se tenía que conformar Robin Frijns con la tercera posición, pese a que el neerlandés era el único piloto del grupo de cabeza en superar la zona de ‘aquaplaning’ sin estrellarse. Con todo, Frijns ha completado el doblete de Envision Racing en el podio al terminar por delante de Stoffel Vandoorne, otro de los pilotos beneficiados por esta resolución al acabar cuarto. Edo Mortara ha sido quinto, eso sí, seguido de Sébastien Buemi, Pascal Wehrlein y Jake Dennis tras el ajuste de posiciones realizado con motivo de la vuelta 29.

motor.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *