viernes 12 de abril de 2024 14:50 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

La información que esperan  los aficionados de Ferrari en vísperas del fin de semana de Montreal es sin duda la relacionada con la situación de la unidad de potencia de Charles Leclerc: ¿se enfrentará o no a una sanción?

Dependerá de las decisiones que se tomen en Maranello tras el problema con el motor 2 que sufrió el monegasco durante el Gran Premio de Azerbaiyán. Inmediatamente después de la carrera, Mattia Binotto, jefe del equipo italiano, dio a entender que en Canadá Leclerc utilizará un nuevo motor, pero sin aclarar si será toda la unidad de potencia la que será nueva o sólo algunos de los componentes.

En el caso de Leclerc, el riesgo de penalización está ligado al turbo, ya que su monoplaza fue equipado con la unidad de potencia número 2 (completa) el fin de semana del Gran Premio de Miami, y en la siguiente ronda en Barcelona, fue el fallo del turbocompresor lo que detuvo al monegasco cuando lideraba la carrera.También lee:Sergio Pérez, con la mente en Canadá sin olvidar BakúAustralia se aseguró ser la carrera de apertura en cinco ocasiones¿Escuchará la FIA a los pilotos por los dolores que ocasionan los F1 2022?La tracción y la frenada, dos claves para el GP de Canadá

En la siguiente prueba, el Gran Premio de Mónaco, se utilizó la unidad de potencia número 1, ya que era un circuito menos exigente en cuanto al motor, y se instaló el tercer turbo en la unidad de potencia número 2 en Bakú.

Así pues, el fallo de motor que se produjo durante el Gran Premio de Azerbaiyán también puede repercutir en el fin de semana de Montreal, ya que el uso de una unidad de potencia completamente nueva significaría que Leclerc tendría que salir a la pista con su cuarto turbo del año y tendría que cumplir, según estipula el reglamento, diez posiciones de penalización en la parrilla del Gran Premio de Canadá.

Este es el escenario que parece más probable en vísperas del fin de semana de Montreal, pero Ferrari aún no ha anunciado nada al respecto.

Las posibilidades que podrían evitar que Leclerc recibiera una penalización están relacionadas con la recuperación del turbo número 3, una hipótesis que se considera poco probable por lo visto en Bakú, o un trasplante del turbo 1 en la unidad de potencia 3, una operación que además de compleja no permitiría seguir haciendo uso de la unidad 1, utilizada por todos los equipos que aún la tienen disponible para cubrir la distancia de los entrenamientos libres del viernes.

motorsport.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *