viernes 12 de abril de 2024 14:45 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Activistas exigían al DOE crear un sistema central permanente de comunicaciones para familias inmigrantes con una inversión de $6 millones, y la Ciudad anunció la inversión de $4 millones en el nuevo presupuesto para esa iniciativa.

Las escuelas públicas de la Ciudad de Nueva York dentro de sus 900,000 alumnos cuentan con una amplísima población estudiantil de habla hispana e hijos de inmigrantes. Pero a diario, miles de padres de familia no pueden entablar comunicaciones completas con el personas escolar, debido a que no tienen dominio del idioma inglés.

Así lo sufren a diario en las aproximadamente 1,700 escuelas que hay en el sistema educativo de la Gran Manzana, padres como Florentina, una latina que tiene a su hijo de 10 años, quien estudia en una escuela del condado de El Bronx. La madre es una de los más de 329,000 responsables de estudiantes de escuelas públicas que no hablan inglés con fluidez, por lo que no puede entablar comunicaciones plenas con los maestros de su niño, quedándose a medias en el acceso a informaciones vitales.

“La escuela de mi hijo me envía información por correo electrónico. No sé cómo usar el correo electrónico tampoco. Y los correos electrónicos siempre están en inglés, aunque la escuela sabe que no hablo inglés”, asegura la madre. “Tengo que pedir ayuda a mis hijos para entender lo que dice el correo electrónico”.

Y es que el panorama sobre fallas de acceso de padres de familia inmigrantes a comunicaciones con las escuelas de sus hijos, a causa de la falta de idioma o medios de acceso a herramientas que potencien mejoras en ese aspecto, es altamente preocupante, de acuerdo a un nuevo análisis que determinó que la Ciudad de Nueva York necesita ofrecer mayor asistencia adicional a papás y mamás para acceder a información precisa sobre la educación de sus hijos.

Así lo advirtió la organización “Advocates for Children of New York (AFC)“, que sacó a la luz el reporte “More than Translation: Multi-Faceted Solutions for Communicationing with NYC’s Immigrant Families” (Más que traducciones: soluciones multifacéticas para la comunicación con Familias inmigrantes de NYC), donde pusieron de manifiesto que el Departamento de Educación recurre al uso de documentos traducidos, estrategia que llega a ser insuficiente.

En su análisis, tras recalcar que más de 329,000 estudiantes de escuelas públicas no tiene un padre que hable inglés con fluidez, activistas y defensores de alumnos inmigrantes, habían hecho un llamado para que en el presupuesto municipal, se invirtieran $6 millones enfocados en establecer un sistema central permanente para las comunicaciones de las familias inmigrantes en el Departamento de Educación (DOE).

La petición coincidió con el anuncio este viernes del presupuesto para el próximo año fiscal por parte del alcalde, Eric Adams, y la presidenta del Concejo Municipal, Adrienne Adams, quienes revelaron que se invertirán más de $6.7 millones para mejorar los programas de alfabetización de adultos con servicios de apoyo adicionales y mantendrán los $4 del año pasado en fondos para divulgación y comunicación específicas para familias inmigrantes.

Jonah Allon, vocero de la Administración Adams, confirmó que la Ciudad incluyó dentro del presupuesto 2023 fondos por $11 millones tanto para la iniciativa que los activistas estaban solicitando, como para labores de traducción e intérpretes de material escolar.

“El alcalde Adams entiende que Nueva York es una ciudad de inmigrantes y ha impulsado inversiones para proporcionar a los inmigrantes neoyorquinos los recursos que necesitan para prosperar. Su presupuesto ejecutivo para el año fiscal 23 propuso $7 millones para que el Departamento de Educación reduzca los tiempos de espera para traducción e interpretación en el DOE”, dijo el funcionario. “Además, el presupuesto aprobado para el año fiscal 23 amplía los $4 millones en fondos para mejorar y ampliar la iniciativa de acceso lingüístico del DOE para permitir que el DOE informe aún más a todas las familias con dominio limitado del inglés (LEP) sobre las comunicaciones relacionadas con la educación de sus hijos”.

Allon agregó también que la Administración Adams espera “trabajar con defensores y otras partes interesadas para profundizar estas inversiones y asegurarnos de que estamos animando a las familias inmigrantes en los cinco condados para las generaciones venideras”.

El informe de AFC señala igualmente la necesidad de promover enfoques multifacéticos para mejorar las comunicaciones con los padres de familia y advirtió que se estima que padres de 55,585 estudiantes no tienen educación superior a octavo grado, y no dominan el inglés.

El estudio destacó que una situación como esa “limita potencialmente su capacidad para leer y comprender materiales traducidos del DOE que explican procesos, sistemas y regulaciones complejos”, haciendo que a menudo esos documentos sean confusos, incluso para hablantes de inglés con títulos universitarios.

El reporte señaló además que unos 61,657 niños de padres con dominio limitado del inglés viven en hogares sin acceso a internet de banda ancha, lo que dificulta el acceso a que las familias se enteren de las informaciones en línea o correo electrónico.

Otros 29,608 estudiantes de origen inmigrante, quedan peor dibujados en el mapa de acceso a comunicaciones escolares, pues tienen un dominio limitado del inglés y se comunican en un idioma fuera de las nueve principales lenguas que se manejan en la Gran Manzana: (árabe, bengalí, chino, francés, creole haitiano, coreano, ruso, español y urdu), por lo que no se traducen habitualmente los documentos del Departamento de Educación. Incluso latinos cuya primera lengua es un idioma indígena.

“Nuestra experiencia en el terreno, trabajando con familias, nos ha demostrado que muchos padres nunca reciben información vital cuando solo está disponible a través de documentos traducidos, publicados en línea”, denunció Diana Aragundi, abogada del personal de AFC. “Hemos trabajado con padres inmigrantes que principalmente hablan idiomas como el náhuatl o el mixteco y, por lo tanto, se ven obligados a depender de su segundo idioma, el español, para comunicarse con las escuelas de sus hijos, a pesar de que tienen una alfabetización limitada en español”.

“Advocates for Children of New York” (AFC), insistió en la necesidad de que el Departamento de Educación garantice que todos los padres inmigrantes obtengan la información necesaria y puedan desempeñar un papel significativo en la educación de sus hijos.

La organización destacó que para lograr ese objetivo y mejorar las comunicaciones entre estamentos escolares y familias, urge la implementación de enfoques multifacéticos que tengan en cuenta sus diferentes niveles de alfabetización y acceso a medios digitales.

Trabajamos con tantas familias inmigrantes que se han sentido marginadas en la educación de sus hijos o que se han quedado en la oscuridad, porque nadie del DOE, incluidas las escuelas de sus hijos, trató de comunicarse con ellos de una manera que realmente pudieran entender”, aseguró Rita Rodríguez-Engberg, directora del Proyecto de Derechos de Estudiantes Inmigrantes de AFC. “Si la nueva Administración (del alcalde Adams) se toma en serio su deseo de empoderar a los padres como verdaderos socios, entonces la Ciudad debería aumentar, y ciertamente no reducir, la iniciativa multifacética de comunicación y divulgación de la familia inmigrante”.

En su reporte, AFC dijo además que aunque el DOE se ha estado reuniendo con un grupo de trabajo para determinar los usos más efectivos de los $4 millones que recibió el año pasado para estos planes, se requiere mayor financiamiento para que se puedan cubrir todas las necesidades de comunicación efectiva.

Dentro de los análisis que se están realizando están “el uso de medios étnicos locales para compartir actualizaciones del DOE, el envío de avisos impresos a los hogares de las familias, el contacto con las familias por teléfono y mensajes de texto”. También están trabajando con organizaciones comunitarias (CBO) que trabajan con inmigrantes para crear y lanzar campañas de información.

Datos del reporte de falta de acceso de padres a comunicaciones de las escuelas

  • 329,000 estudiantes de NYC tienen padres que no hablan inglés fluido
  • $6 millones exigían para la creación específica de un sistema central permanente de comunicaciones con familias inmigrantes dentro del Departamento de Educación
  • $4 millones se asignaron este año, igual que el año pasado
  • $6,7 millones se asignó este año en el presupuesto municipal para mejorar los programas de alfabetización de adultos, pero no es claro aún si habrá recursos adicionales para mejorar las comunicaciones con familias que no hablan inglés, más allá de traducciones
  • 55,585 estudiantes tienen padres que no tienen educación superior a octavo grado, y no dominan el inglés
  • 61,657 niños de padres con dominio limitado del inglés viven en hogares sin acceso a internet, que dificulta acceso a e-mails
  • 29,608 estudiantes de origen inmigrante tienen un dominio limitado del inglés y se comunican en un idioma fuera de las nueve principales lenguas que se traducen en NYC
  • Los materiales escolares se traducen en NYC en árabe, bengalí, chino, francés, creole haitiano, coreano, ruso, español y urdu, mayormente

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *