sábado 24 de febrero de 2024 16:26 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Una adolescente de 16 años que soñaba con ser enfermera murió tras pasar varios días gravemente hospitalizada luego de ser baleada en la cabeza afuera de una escuela en Queens (NYC). No se han realizado arrestos ni identificado sospechosos.

Claudia Quaatey, adolescente de 16 años, murió tras pasar varios días gravemente hospitalizada luego de ser baleada en la cabeza afuera de una escuela en Queens (NYC).

Quaatey estaba sentada en un automóvil frente a la Escuela “Jackie Robinson” en St. Albans alrededor de las 8:30 p.m. el 10 de mayo cuando recibió un balazo en la cabeza, según la policía. Fue trasladada viva a un hospital, donde se aferró a la vida hasta que murió el lunes 15, informó Daily News.

“Todo la hacía especial”, dijo su tía Benita Bortey. “Era simplemente una persona hermosa, era muy generosa. Inteligente como un látigo”.

Un grupo de unos 40 niños se había reunido en el Locust Manor Playground la noche del crimen cuando estalló una trifulca. Su padre, Albert Quaatey, de 65 años, dijo que su hija no era del estilo que peleaba.

Claudia quería ser enfermera, según su tía. Nadie ha sido arrestado por su muerte y el caso sigue abierto. “Esta violencia es desafortunada”, comentó la tía de Claudia. “Se filtra en todas las áreas de la vida”.

Apenas unos días después otro adolescente más joven, un niño de 13 años, murió después de recibir un disparo en la cabeza en un parque infantil en Staten Island.

Los jóvenes son cada vez más protagonistas en la violencia armada de Nueva York como víctimas y victimarios, particularmente balaceras y ataques con armas blancas. 

El lunes 15 de mayo un adolescente de 18 años murió baleado cuando huía de una golpiza de pandillas en una calle de El Bronx (NYC).

La pandemia, el clima anti policial y la reforma penal han sido identificados como factores que han disparado el crimen en la ciudad. En septiembre un informe de NYPD encontró que la reincidencia entre los adolescentes había aumentado drásticamente durante los últimos cinco años y el número de pistoleros y sus víctimas menores de edad se había triplicado.

No se han realizado arrestos ni identificado sospechosos. Quien posea información debe llamar a 1-800-577-TIPS (8477) y en español 1-888-57-PISTA (74782). También a través de la página crimestoppers.nypdonline.org o por mensaje de texto a 274637 (CRIMES), seguido por TIP577. Todas las comunicaciones son estrictamente confidenciales.  

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *