martes 23 de abril de 2024 08:00 am

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Un niño de 14 años fue arrestado por dispararle fatalmente a su amigo de la misma edad mientras “jugaban” con un arma en la entrada de un edificio en El Bronx. Había dicho que la pistola se había disparado en las manos de la víctima, pero la evidencia física sugiere lo contrario.

Un niño de 14 años fue arrestado por dispararle fatalmente a su amigo Jacob Borbon de la misma edad mientras “jugaban” con un arma en el vestíbulo de un edificio de apartamentos en El Bronx (NYC).

El sospechoso, cuyo nombre no fue revelado por la policía de Nueva York debido a su minoría de edad, fue capturado la noche del viernes. Los investigadores todavía estaban determinando si el tiroteo sucedido la madrugada del jueves fue accidental.

La policía acusó al menor de dos cargos diferentes: homicidio intencional y homicidio involuntario. Los fiscales de El Bronx determinarán cómo proceder con su caso, dijeron fuentes policiales a Daily News.

Fuentes familiarizadas con el caso dijeron que el adolescente le afirmó a los investigadores que el arma se había disparado en las manos de la víctima, pero la evidencia física de la escena sugiere lo contrario. Fue procesado en el Tribunal Penal de El Bronx el sábado y se ordenó su detención sin derecho a fianza.

Según NYPD, Jacob estaba pasando el rato con sus amigos adolescentes en el vestíbulo de un edificio en E. 194th St. cerca de Briggs Ave., vecindario Fordham Heights, cuando el arma se disparó, probablemente accidentalmente, alrededor de la 1:05 a.m. del jueves.

Oficiales de policía apostados cerca escucharon el disparo y encontraron a Jacob saliendo herido del edificio, dijo el jefe de detectives de la policía de Nueva York, James Essig. Los agentes encontraron cuatro sillas de playa en el vestíbulo rodeadas de comida y bebidas de McDonald’s, detalló.

La cámara de vigilancia en el vestíbulo estaba cubierta con pintura en aerosol negra y, por lo tanto, no captó nada, pero una cámara afuera grabó a tres jóvenes que huían, uno de ellos con un arma, según Essig.

Jacob, quien vivía en Allerton, a unas 2 millas de donde le dispararon, resultó herido en el pecho. Los médicos lo llevaron de urgencia al Hospital St. Barnabas, pero no pudieron salvarlo.

La madre no identificada le dijo a Pix11 que no quería que su hijo volviera al vecindario de Fordham, donde su padre todavía vive, debido a lo que ella describió como la “gente equivocada”.

El padrastro de la víctima, Víctor López (49), dijo el jueves a Daily News que cuando Borbin era un niño su medio hermano murió por la violencia armada en el mismo vecindario, en 2015.

En NYC la violencia armada continúa desatada en 2022. Específicamente en julio los homicidios experimentaron un aumento de 35% en comparación con el mismo mes del año pasado, pasando de 31 a 42 casos. Las víctimas de disparos y los incidentes con armas también subieron casi 10%.

El auge de tiroteos confirma los temores de los expertos de que Nueva York iba a vivir un auge de violencia este verano, tanto con armas de fuego como blancas.

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *