martes 28 de mayo de 2024 16:55 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

La esposa de Dilllon St. Clair, quien labora como despachadora del 911, recibió una llamada de un altercado por ruidos en El Bronx que terminó en un tiroteo, pero justo terminaba su turno y notificó a su supervisor para que atendiera el reporte.

La esposa de un hombre herido de muerte, una despachadora del 911, quien notificó a su supervisor que recibió una llamada de que un sujeto que había matado a tiros a su vecino de la planta inferior de un edificio en El Bronx luego de una disputa por ruidos, sin saber que la víctima era su marido.

“La chica que estaba despachando dijo: ‘¿Puedes darle este trabajo al supervisor?’ Junita Reed-St. Clair, de 32 años, que estaba terminando su turno cuando su esposo, Dillon St. Clair, de 39 años, murió en una pelea con su vecino, declaró al Daily News.

“Entonces di el número del trabajo, sin saber que era mi esposo. Hablé con [mi esposo] tal vez una o dos horas antes”.

En la última llamada vía telefónica de la pareja, Reed-St. Clair había hecho planes para comprar comida para la familia camino a su casa. Pero antes de llegar a su residencia, recibió una llamada de las autoridades.

“Dijeron que hubo un altercado”, expresó. “Estaba pensando que no era nada grave, pero cuando llegué vi la escena del crimen. No sabía qué pensar”.

La mujer llegó a su vivienda luego de la disputa entre su esposo y el sospechoso Matthew Rushie, de 46 años, quien se entregó a la policía en compañía de un abogado luego de pasar seis días prófugo de la justicia.

El Departamento de Policía de Nueva York acusó a Rushie de homicidio, homicidio involuntario y posesión de un arma cargada. Se encuentra encarcelado sin derecho a fianza en Rikers Island y deberá regresar al Tribunal Penal de El Bronx para el día martes.

El hombre está acusado de abrir fuego contra St.Clair en el pecho a las afueras de la vivienda multifamiliar ubicada en Morgan Ave. cerca de Arnow Ave. en Pelham Gardens cerca de las 7:30 de la noche del pasado 17 de diciembre.

Los paramédicos trasladaron a la víctima al Centro Médico Jacobi, pero finalmente fue declarado muerto.

La madre de Rushie es la dueña del edificio, y el sospechoso vivía con ella como su cuidador, manifestó Reed-St. Clair. El sujeto se quejó por primera vez del ruido del apartamento de St.Clair hacía varios meses, agregó.

“Tenemos cuatro niños y ya sabes, son niños”, expresó. “Supongo que su madre está acostumbrada a ciertos patrones de sueño. Ella duerme durante el día y está despierta por la noche”.

La viuda dijo que Rushie tocó el timbre de su casa con enojo en varias ocasiones ese día mientras su esposo estaba en la tienda. Así que abrió la puerta.

“Él dijo: ‘Mi mamá está dormida’”, dijo Reed-St.Clair. “Dije, ‘Mis disculpas’.”

“Pero esa no es la forma en que lo abordas”, explicó sobre la agresividad de Rushie.

Cuando su esposo estuvo de regreso, la mujer le contó lo que había ocurrido y su esposo y Rushie tuvieron un intercambio de palabras.

“Hubo una disputa verbal, nada grave”, dijo. “De ahí en adelante va a haber algún tipo de hostilidad”.

El sospechoso habría sido puesto en libertad condicional en marzo del año 2002 luego de cumplir 19 meses por una condena por arma. Además, fue detenido en 1993 por robo, por violación en 2003 y, recientemente, por apuñalamiento, relató la policía.

Los hijos de la pareja, de 10 y 7 años y gemelos de 9, se encontraban en la casa cuando su padre fue disparado fatalmente justamente afuera.

“Fue como si una pequeña parte de nosotros se hubiera ido”, manifestó. “Tienen una comprensión de la vida y la muerte. Siguen cuestionándose al respecto”.

Reed-St.Clair no se ha consolado con la idea de la rendición de Rushie.

“No quiero decir que quiero verlo muerto o encerrado para siempre”, expresó Reed-St. Clair. “Eso no va a traer de vuelta a mi esposo. Creo que Dios hace cosas para probar tu fe. Voy a tomar esto como una prueba de fe”.

“Era una gran persona”, dijo sobre su esposo. “Solo quiero que la gente tome esto como una lección y no deje que la ira y el odio se apoderen. Solo déjalo ir. Vives más cuando amas y eres positivo”.

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *