martes 23 de abril de 2024 06:38 am

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ La abogada Julia Ghahramani, la trabajadora social Amanda Scher y el empresario y ejecutivo comercial  Ross Mtangi, murieron por sobredosis de cocaína mezclada con fentanilo que le compraron al dominicano Billy Ortega y dos cómplices de lo que el criollo declarado  culpable por un jurado en la Corte Federal del Distrito Sur en Manhattan, esperando sentencia  a cadena perpetua.

Los adictos murieron el mismo día el 17 de marzo 2021.

Ortega, quien será sentenciado este 17 de febrero 2023 era miembro de un narco grupo integrado por sus compañeros  afroamericanos Kaylen Rainey y William Drayton a quienes usaba como delivery y mensajero en el negocio ilícito.

Ortega, de 36 años, actuaba como despachador de las drogas y envió a Rainey a transportar cocaína a tres direcciones separadas en Manhattan, dijeron los fiscales federales.

Rainey, quien se declaró inocente, supuestamente les entregó a los adictos  la cocaína mezclada con fentanilo.

Según los mensajes de texto recuperados por los investigadores, Ortega había promocionado un nuevo lote de las drogas que el grupo estaba vendiendo ese día, y advirtió a Rainey que era especialmente potente.

Hizo tres llamadas por FaceTime a su número, pero ninguna de ellas fue respondida.

Después de que la abogada compró la cocaína del mismo lote ese día, un número asociado con el servicio de entrega intentó llamarla dos veces por la noche y cinco veces a la mañana siguiente, pero nadie respondió.

Ortega fue declarado culpable por un de un cargo de conspiración de narcóticos con resultado de muertes, tres cargos de distribución de narcóticos con resultado de muerte y un cargo de uso y portación de un arma de fuego para promover la conspiración de narcóticos.

Se enfrenta a un máximo de cadena perpetua y una sentencia mínima obligatoria de 25 años.

“Billy Ortega dirigía un servicio de entrega de drogas que entregaba fentanilo, matando a tres víctimas en un solo día. Peor aún, Ortega era plenamente consciente de que un cliente había sufrido previamente una sobredosis del fentanilo mortal que Ortega mezcló con su producto, pero continuó enviando las drogas a sus víctimas”, dijo el fiscal federal Damian Williams en un comunicado.

“Como determinó un jurado unánimemente, Ortega ahora será responsable de las muertes trágicas y prematuras de las víctimas”, agregó.

Drayton, quien actuó como mensajero para el grupo en otros días, se declaró culpable y será sentenciado también el 17 de febrero 2023.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *