lunes 17 de junio de 2024 15:13 pm

La Comunidad y su Futuro

Tu periódico digital en New York
PATROCINADOR OFICIAL

El implante tiene como objetivo ayudar a los pacientes con parálisis severa a recuperar su capacidad de comunicarse mediante el control de tecnologías externas que utilizan señales neuronales.

Neuralink, la startup de neurotecnología cofundada por Elon Musk, anunció el jueves que recibió la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para realizar su primer estudio clínico en humanos.

La empresa, que anunció la aprobación a través de su cuenta de Twitter, está construyendo un implante cerebral llamado Link, cuyo objetivo es ayudar a los pacientes con parálisis severa a controlar tecnologías externas utilizando solo señales neuronales. 

Esto significa que los pacientes con enfermedades degenerativas graves como la ELA, una enfermedad del sistema nervioso que debilita los músculos y afecta las funciones físicas, podrían eventualmente recuperar su capacidad de comunicarse moviendo los cursores y “escribiendo con la mente”.

“Este es el resultado de un trabajo increíble del equipo de Neuralink en estrecha colaboración con la FDA y representa un primer paso importante que algún día permitirá que nuestra tecnología ayude a muchas personas”, escribió la compañía en la red social.

Neuralink es parte de la industria emergente de la interfaz cerebro-computadora, o BCI. Un BCI es un sistema que descifra señales cerebrales y las traduce en comandos para tecnologías externas.

Los científicos han estado estudiando la tecnología BCI durante décadas y varias empresas han desarrollado sistemas prometedores que esperan lanzar al mercado, según informa CNBS.

Ninguna empresa de BCI ha logrado obtener el sello final de aprobación de la FDA. Pero al recibir el visto bueno para un estudio con pacientes humanos, Neuralink está un paso más cerca del mercado.

Cabe mencionar que el BCI de Neuralink requerirá que los pacientes se sometan a una cirugía cerebral invasiva. 

Su sistema se centra en Link, un pequeño implante circular que procesa y traduce señales neuronales. El Link está conectado a una serie de hilos delgados y flexibles insertados directamente en el tejido cerebral donde detectan señales neuronales.

Los pacientes con dispositivos Neuralink aprenderán a controlarlo mediante la aplicación “Neuralink”. Los pacientes podrán controlar teclados externos a través de una conexión Bluetooth, según el sitio web de la compañía.

eldiariony.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *